Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 noviembre 2008

Toque de corneta. Nadie se sienta. Todos hablan en corrillos. Pura aguanta con paciencia. ¿Quién tiene para leer? –pregunta- ¿Sólo un relato? Decepcionante. Chicos, estamos en un taller de creación literaria, por si alguien no se ha enterado.

Empezó leyendo Vicente, un debutante, el que era su primer relato, titulado “Hermanas”.

1er. Comentario, María Isabel: Es un relato brillantísimo que me ha encantado.

2º Comentario, Antonio Llop: Un buen relato con unos personajes sorprendentes.

3er. Comentario, Blanca: Al relato le falta algo.

4º Comentario, Antonio Blázquez. El relato tiene un discurso moralista, con personajes intrascendentes y no creíbles. 

 

Yo alucinaba. Siempre me creo a pies juntillas lo que dicen mis compañeros, pero no me podía imaginar que en cinco o seis comentarios el relato pasara de extraordinario a inconsistente, y el caso es que yo estaba de acuerdo con todo lo que se decía. CONCLUSIÓN. El relato no deja indiferente a nadie. Creo que Vicente nos debe facilitar una segunda lectura para valorar el relato con más serenidad.

 

Llegaron los compañeros tardones con más relatos. El segundo relato era de Ascensión. Ella, que pidió críticas duras y crueles, se llevó lo que pedía. La propia Ascen leyó el relato con poco convencimiento, y hasta dudó en el título. Como sería el relato de denso y confuso que María Isabel no dijo que era un relato maravilloso.

 

Con el anuncio de Rita de un “Cuento de Navidad” extraordinariamente primaveral Antonio Blázquez se vio obligado a abandonar el aula por motivos de conciencia y regresar cuando Rita concluía su lectura. La señora presidenta del sector rosa disparó con bala de cañón. “Creo que Antonio se ha perdido un gran relato”–fueron sus palabras antes de entrar en éxtasis. Estoy de acuerdo con ella. A Rita se le fue la mano con el final feliz, pero ha sido valiente al ser la primera en atreverse con un Cuento de Navidad con una estructura de cajas chinas.  

 

Cerró la tarde José Rodríguez con un relato de nazis para justificar el asesinato en la Casa del Reloj. Le pongas lo que le pongas, José siempre te da un paseo por la historia con unos relatos llenos de humor.

Anuncios

Read Full Post »

Es que  Manuel se ha dejado la parte de las cañas que fue todo un despropósito. Qué sesión de Wiki, no sabe J.J. dónde se ha metido. El último rato fue tremendo, los unos intentado hacer negocio con todo esto que tenemos entre manos, que digo yo que en estos tiempos de crisis en los que la gente estará más ociosa y supuestamente más proclive a la lectura ¡ALGO SE NOS PODTRÏA OCURRIR!. En sordina por detrás la voz de Miguela exponiendo todos los trámites para registrar el nombre… en fin.

Hace poco veía en la tele un reportaje sobre un negocio en alza relacionado con la escrituta: escribir memorias de particulares. Parece que hay bastante gente dispuesta a pagar bien porque le escriban sus memorias, mira tú. Otra de las ideas del desbarre era ofrecerse a escribir e-mails de amor o a la carta.

Bueno, se admiten sugerencias, aunque ya sé que no ofrecemos un panorama puntero ni de riesgo ni pesetero, pero nunca se sabe.

Mirad esta página donde están las claves para no fallar:

http://www.negocios-internet.com

Pura

Read Full Post »

 

La puerta estaba cerrada. Ellos estaban allí, pero la sicoanalista argentina profesora de yoga también (¿será la misma que tiene un lío con Santos Martín en la historia de José Jesús Pintura en su regazo?). –Estamos en clase de relajación –dijo con sus malas pulgas habituales. Pero ellos no se amilanaron. Esta vez no. Pedro salió en defensa de los chicos de creación literaria y contestó a la señora lo que se merecía (irreproducible aquí, que ya tenemos bastante con los últimos relatitos en tono carcelario).

Se oyeron pasos. Pura llegó y la puerta se abrió. Me hubiera gustado decir que se abrió por un hecho sobrenatural o algo por el estilo, pero no. Se abrió porque a Pura la acompañaba la bedel, que traía las llaves de clase.

Entramos en el aula. Leyó en primer lugar Antonio Llop. Un relato muy correcto. Ajustado a lo que se pedía. Un monólogo, un interlocutor, un preso, un crimen pasional, un punto de desorden.  

Pura comentó que Ascensión dice que las críticas son últimamente muy blandas. Antonio, prepárate, la que te va a caer encima. Luego no fue para tanto, pero hubo coincidencia en que el final de su relato era previsible.

 

Ventana de libertad.  Relato de Pedro Mateos. Bipolar. Bivalente. ¿Esquizofrénico?. Soliloquio de un preso con dos tonos incompatibles en el mismo personaje. Uno muy poético y otro barriobajero. La crítica fue unánime en este aspecto.

 

Doble asesinato. ¡¡¡¡¡¡¡¡Milagro!!!!! Después de año y medio Blanca leyó un relato. Por cierto muy divertido, fresco y visual. Y el bueno de Antonio Blázquez no estaba allí para presenciar el histórico hecho. Y eso no fue todo, Antonio… prepárate… Al relato de Blanca se le empezó a criticar ¡Por el título –Doble asesinato-! ¿Y quién empezó con la desaforada crítica? Maribel, la presidenta del sector primaveral…Anda, mira tú la mosquita muerta, la que desató en clase. Antonio… la que te perdiste, Blanca leyendo y Maria Isabel dando caña. ¡Cómo te echamos de menos! Y tengo la sensación de que los que estábamos allí no éramos del todo conscientes del hecho histórico que estábamos viviendo ese 20 de noviembre (ese y no otro 20N).

 

Todos esperábamos con impaciencia la tercera parte del relato de Carmen Aguilera. Ayer era un buen día por la escasez de relatos. Pero la buena de Carmen huyó despavorida en la segunda hora de clase y nos dejó a todos colgados y en suspense. ¿Habrá ido a buscar al inspector Harris? ¿Formará ella parte de la trama?  ¿Aparecerá en los siguientes capítulos? Su fuga desató la ira de PURA que nos castigó con la improvisación de unos relatos que tenían como escenario la estación de tren de Soria a las 00.30 del día 1 de enero.

 

Para acabar esta crónica quiero continuar con la polémica abierta por Ascensión y Pura. ¿Son blandas las críticas?

 

 Si       No

 

El lector avisado habrá advertido que en el fondo de esta pregunta hay otra aún más delicada. ¿Se ha impuesto el sector Primaveral, primorosamente dirigido por su señora presidenta, al sector Duro? El tiempo pondrá sin dudas las cosas en su sitio.

 

Saludos cordiales.  

 

Read Full Post »

El autor es argentino, nacido en 1947, y exiliado en Méjico durante la dictadura militar entre 1976 y 1984. Regresaría posteriormente a Buenos Aires y actualmente vive en Resistencia.

“La belleza es fugaz, como el vuelo de los pájaros. Eso es lo que yo no entendí durante tantos años de esperarte, de añorarte, de necesitarte, Aurora”.

Es una de las frases finales de esta novela corta escrita y publicada en Méjico en 1981, monólogo interior cuyo discurso se dirige a un interlocutor presente y nombrado en cada capítulo al que el narrador describe como una “gran oreja omnicomprensiva”.

Aurora es la mujer a la que él observa a través de una cerradura desde que tiene 13 años cuando ella ya cumple los 18; seguirá espiándola y la imagen de la mujer permanecerá en su cabeza a lo largo del tiempo. Se despiden cuando ella tiene 23 con un hasta luego. “Han pasado mil años” le dice ella cuando se produce el reencuentro. Y el recuerdo y la memoria han inventado durante todo ese tiempo, él la ha recordado mucho y ha recreado su imagen. Su vida está llena de nostalgia, de su patria, de ella, de los amigos, …

Preguntas: ¿Cuál es el título de la novela y el nombre de su autor?

Quizá nos venga bien para este debate que tenemos sobre el monólogo.

Espero que ésta tardeis más en adivinarla. ¡ Je, je, je  … !

Pilar.

Read Full Post »

Hay que reconocer el valor de lo que escribe Carmen Aguilera. Estamos acostumbrados a relatos de seis o siete páginas y Carmen se ha lanzado a un relato de treinta páginas. Pero es que su historia a lo mejor pide esas treinta páginas. Ayer nos volvió a dejar intrigados con la segunda parte de su relato, esperemos que los inspectores López y Harris sepan culminar con acierto las investigaciones y el relato guste a todos. Yo creo que sí, que va a gustar, y la impresión que dio la lectura de ayer es que hay que esperar el final del relato para valorar su cuento.

            El segundo relato que se leyó era de Eva Pascual. Se titulaba “Enrejado”. No encuentro las palabras para definir el relato: ¿Blando? ¿Suave? ¿Romántico? ¿Rosa? ¿Dulzón? ¿Acaramelado? ¿Azucarado? ¿Primaveral? Los presentes ayer sabrán encontrar las palabras adecuadas mejor que yo. Lo cierto es que el tono del relato y el tratamiento del tiempo y del espacio eran muy adecuados con lo que se había pedido.

            Después de la pausa Rita leyó “Nubeolas azules”. Se trata de un relato inacabado del que María Isabel dijo que tenía el aire juvenil de las novelas de aventuras. Se trata de una narración muy detallista tan rosa, o quizás más, que el relato  “Enrejado” comentado anteriormente.

            Por último leyó José Sainz un relato precioso que me tocó comentar a mí en primer lugar. ¡Hombre, José! metiste un gol muy bonito, pero estábamos jugando al baloncesto. No valía chutar con el píe, había que tirar con la mano.  Leíste un relato, ya te digo que indiscutiblemente era precioso, pero que valía para cualquier tema (una historia de amor, una historia desarrollada en una ciudad medieval, metaficción, un relato histórico, un relato en primera persona, las memorias de un preso etc) menos para lo que se pedía (un monólogo –interior- de ritmo alocado en el tonillo que ya sabemos del libro Corriente alterna).  Pero independientemente de esto nos diste un paseo muy bonito por ¿Toledo?

            Y hay deberes. Escribir un cuento de navidad con tres pasos de metaficción (estructura de cajas chinas).  Lecturas recomendadas: Tres cuentos de Navidad, de Truman Capote.

Read Full Post »

Hace mucho que no pasaba por el blog para decir algo – mirarlo sí la miro -, y creo que ya iba siendo hora.   Pero claro, que si la Wiki y que si pitos y flautas, el tiempo no da para todo. Así que reivindico también su existencia como dice Manuel Pozo a menudo. Y muy bien por el parte semanal, Manuel, haces un resumen estupendo de la clase.

Según opinión de Ascenión, estamos siendo últimamente demasiado blandos en las críticas, incluida yo misma. Tomo nota, y espero que que el resto se aplique el comentario. Bien es verdad – ayer en concreto – que esto de llevar los cuentos por capítulos detiene la atención y en consecuencia la valoración. Se me ocurre que para los textos más largos de los acostumbrados, deberíamos planificar la lectura de otra forma, he pensado lo siguiente: que los textos largos se pasen terminados por e.mail a los compañeros con tiempo suficiente y en clase dedicarnos unicamente a la crítica de los mismo. Debemos tener en cuenta que somos muchos y, para que la clase sea dinámica, deberíamos mantener la extensión acostumbras de los texto para leer in situ. Por supuesto no estoy condicionando  ni cuestionando el tamaño de las historias, eso que quede claro, sino buscar otra vía, ahora que nos lo permiten estas comunicaciones tan divinas, para resolver los inconvenientes. Me gustaría saber qué opináis al respecto. De todas formas lo expondré en clase.

Otra cosa, para ser este un blog de gentes que nos dedicamos a escribir hay pocas “obras” del personal, mucho hablar de literatura, pero poca literatura.  Se me estaba ocurriendo hacer una especie de concurso interno con los cuentos de Navidad propuestos ayer, y publicar los seleccionados, pero luego he pensado que, claro, que muchos dirán que siempre ganan los mismos y en fin… Necesitos ideas de cómo hacer una selección  con otras características, por ejemplo, el cuento más triste, el que mejor se atenga a lo propuesto, el más entrañable… Lo que veáis. Pues eso, que espero vuestras opiniones e ideas.

Pura

Read Full Post »

Éste es un libro triste. Tan triste, que quizá podríamos hasta cambiar el artículo: éste es EL libro triste. Y digo triste, no dramático, ni sensiblero, ni de lágrima fácil. Es tan árido, tan seco, tan castigado por el viento y los ciclones como la propia Rodrigues, isla en la que se desarrolla la historia.

Si tomamos a un grupo de seres humanos y los despojamos de todo, por su puesto de cualquier riqueza material, pero también de sí mismos, de su pasado, de su futuro, ahogamos su presente en un simple dejar pasar los días y los dejamos desnudos sobre una roca desnuda, nos estaremos aproximando a lo que es este libro. Y si aún queremos aproximarnos más, entonces deberemos quitarles también lo que sea que aún les quede, y que realmente no sabemos qué es, sólo sabemos que está reflejado en esas páginas.

La autora, Ananda Devi, antropóloga y traductora natural de isla Mauricio, al este de Madagascar, consigue una novela en la que los personajes, siendo nada, como piedras resecas que contemplarían el tiempo pasar de no ser porque hasta el tiempo lo han perdido, matan, mueren, ríen, se emborrachan, aman, lloran… y son terriblemente humanos cuando a primera vista de humanidad ya no les queda nada. Son como fantasmas, y con los fantasmas viven: el de la vieja solitaria que criaba conejos y se colgó de un árbol, el de la mujer que un día comenzó a caminar en línea recta y no paró cuando llegó el acantilado…  Pero el poso de una taza de café sigue siendo café, en realidad, y probablemente tenga un sabor más concentrado.

Con una prosa bellísima y una atmósfera pesada, húmeda y oscura como el aire de Rodrigues, es ésta una historia que nos arroja desnudos sobre la roca pelada que llevamos dentro, y deja que el viento nos golpee.

Jose Jesus

Suspiro, de Ananda Devi

"Suspiro", de Ananda Devi

Read Full Post »

Older Posts »