Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 octubre 2009

Después de las dos buenas entradas anteriores, con cuentos colgados y todo, el blog se había quedado un tanto muerto. Ayer en las cañas hablamos sobre su reactivación. Previamente, algunos criticaron la respuesta áspera de los Antonio´s al correo sobre la tasa de basuras que colgó Jesús. Todo esto es bueno: réplicas, contrarréplicas, rectificaciones (si viene al caso), etc. Eso forma parte de la literatura, pero hay que escribirlo. Porque nuestro blog se alimenta de palabras, y el pobre está a punto de morir de inanición.

Llegados al punto de reactivar las crónicas, y como parece que hay susceptibilidades, podemos esbozar unas líneas de decoro que intentaríamos no traspasar. Eso no quiere decir que vayamos a hacer un blog de “enhorabuenas” y de “cumpleaños felices”, como a alguno le gustaría. Opino que debemos meter algo de “chicha” (como le gusta decir a Pura). Tened en cuenta que este blog es público (Jose nos comentaba que le preguntaron por él en la entrega de su premio, cuando comprobaron que era el segundo miembro del taller que lo ganaba), y si queremos mantener el título (“…del taller de creación literaria”…) debemos intentar darle literariedad hasta a los comentarios sobre la tasa de basuras. Pero a lo que no podemos renunciar es a utilizar armas literarias de primera magnitud: el sarcasmo, la ironía, etc.  Aunque luego tengamos que rectificar (que también eso es literatura). Porque entonces se caeria el “duro” del nombre y nos llamaríamos solamente “Primaverales”.

Lo antedicho no quiere decir que tengamos que olvidar los guiños, bromas, etc. que forman parte de nuestra personalidad, en aras de una formalidad literaria. De lo que se trata es de que nadie se mosquee y todos aceptemos el juego de crítica-defensa, dentro del respeto. Y, por supuesto, que lo que se critica dentro de clase, ahí se quede, como sugirió nuestra profesora.

Así que ¿quien es el primero que se atreve con la crónica ? ¿Queréis intentarlo alguno de los recién llegados? (Os aclaro que la crónica consiste en informar de la ultima clase con tono de humor, pero sin renunciar a exponer temas formales) Por cierto, también podemos escribir sobre otras cosas que afecten al grupo (se admiten sugerencias). El caso es dar de comer a este hijo nuestro que se nos está quedando delgadito, delgadito.

Read Full Post »