Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 noviembre 2011

Ayer asistimos a la presentación de El Triángulo, la primera novela de nuestro Antonio Blázquez. Al verle en la puerta de entrada de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles saludando a todos me le imaginé en la cúspide de la figura geométrica que da título a su libro. Tenía la sonrisa encantadora de siempre y unas coderas en su chaqueta muy apropiadas a su nueva condición de escritor. El local era de los que impresionan a un aficcionado a la Literatura. Siglo y medio de los mejores escritores en lengua castellana mostraban sus retratos a lo largo de un salón con butacas, que terminaba en un estrado donde estaba la mesa de los protagonistas. En el centro de la mesa Emilio Porta, secretario de la A.E.A.E., introdujo el acto con un verbo fácil cargado de referencias literarias e históricas. Ahora el vértice del triángulo parecía que lo ocupaba Emilio flanqueado por el autor a su derecha y Lola Millás, excelente escritora y amiga, a su izquierda. Terminada su intervención, el secretario de la A.E.A.E. cedió la palabra (y el sitio) a Lola, quien nos encantó con su voz aterciopelada y sus gestos suaves. El discurso adquirió la forma de una entrevista en la que Lola preguntaba a Antonio sobre alguna de las claves de su libro. Hablaron del mundo empresarial, de las relaciones de poder, de personajes genéricos en la novela y de valentía del autor porque el libro podría desenmascarar a algunos protagonistas de la actual crisis que vivimos. En un momento determinado Lola planteó al autor la paradoja de que su novela no tuviera ningún personaje femenino. Antonio y Emilio cayeron en el error de iniciar un debate sobre las relaciones de igualdad entre el hombre y la mujer. No fueron enemigos ante una mujer tan inteligente como Lola que pasó a ocupar claramente el vértice del triángulo. Los que alguno de los jueves en la tertulia del Loa hemos salido escaldados del triángulo formado por Blanca, Mercedes y Pura sabemos que hay terrenos en los que es mejor no entrar. Antonio, que también conoce la tertulia del Loa, estaba lógicamente cohibido por la imponencia del escenario y la importancia de las personas que lo contemplaban desde la pared. No obstante, dedicó cariñosos recuerdos a su paso por el taller de la Casa del Reloj, como cuando recordó la dificultad de Pedro para componer personajes femeninos o el acierto de Victoria analizando la estructura de “Catálisis” de Juan Benet.
El acto terminó con Emilio Porta y todos los hombres presentes (¡que suerte tienes Manuel!) rendidos a la elegancia de Lola Millás. En las cañas posteriores algunas chicas del grupo todavía insistían en la polémica que animó la última parte de la presentación: “Cuando un hombre me dice de entrada que es feminista y que la mujer es superior al hombre me pongo a temblar porque sé que acto seguido va a contradecirse”. Los hombres del taller, como siempre que sale este tema, empezamos a hablar del tiempo meteorológico.

Read Full Post »

Más lecturas de diarios. Cada uno intenta desvelar su pequeño secreto, pero se nota que cuesta. No es fácil hablar de uno mismo en público en modo reflexivo, pero a pesar de ello hubo lecturas y bastantes, con estilos dispares, pero cada uno aportando su granito de arena en ese intento de desnudarse en público. Continuará en próximas sesiones.

Tras el descanso para descargar un poco la tensión, Josu nos describió “El color de la soledad” una historia de desigualdad, de distancias, de egoísmos, quizá de individualismo. Julio colaboró en llenar el hueco que quedaba hasta el final de la clase y nos tranportó en “El tren” al otro lado de la vida, a la desintegración. Después nos dio más detalles de ese ejecutivo que fue abordado por su colega en el autoservicio del banco. Su vida íntima, sus fantasmas y quizá sea inevitable que caiga en los brazos de esa “mujer alfa”. ¿Habrá más entregas?.

La semana que viene, paréntesis para asistir a la presentación literaria de nuestro amigo Antonio Blázquez. Pero no debemos olvidar los deberes pendintes. Continuar con el diario para cuando haya otro hueco, y versionar las historias de los cuentos leidos en clase “La aventura de un miope” y “El corazón de una historia quebrada”, creando un personaje no muy joven, gris, del estilo de los usados por los autores en sus narraciones, en “tercera persona omnisciente”

Por último, ir pensando en la cena de Navidad. En Luis no es posible hacerlo el jueves 15. Sería conveniente ir buscando un lugar alternativo o cambio de fecha.

Read Full Post »

Crónica especial de Nuria Gambao Galán

Sábado 12 de Noviembre, 3 de la tarde, en la Cafetería de Matadero. Los chicos de Pura teníamos una cita para tratar el nuevo proyecto que ahora nos une. Un libro colectivo, con hilo en común -previamente acordado, negociado y consensuado- Los participantes debemos hacer un relato que después, en conjunto, formarán el libro que ha de llevarnos a la gloria y convertirse en obra maestra de la literatura contemporánea, Madrid Sky.

Y ese es el tema, precisamente. Qué no es fácil, pero nada fácil. Primero porque al tratarse de una obra colectiva, un trabajo en equipo, el proyecto se complica, aunque solo sea porque somos muchos. (Ayer conté 18 autores en la mesa de la estupenda terraza a la que nos llevó María Isabel). Después porque nuestra profe Pura es siempre muy exigente, -¡se lo agradecemos en el alma!- y quiere que todos demos lo mejor para esta bonita empresa común. Pura no se conforma con cualquier cosa y nos consta. Siempre pone el listón muy alto y el resultado lo hemos visto semana a semana… ¡Hemos escuchado cuentos preciosos! ¡todos lo sabemos!

Con ella hemos crecido como lectores y como escritores, y ahora, en la creación de este libro, nos pide precisamente eso, que demos lo mejor de nosotros. En las clases de los jueves nos hemos emocionado juntos muchas veces… con textos de otros autores, con los nuestros (perdón, aquí no puedo más, vuestros), pero nos hemos emocionado… Pues seamos sinceros, los primeros “borradores” no convencieron… Pura manifestó su insatisfacción por el nivel de los relatos que consideraba por debajo de lo que se nos puede exigir. ¡Bufffffffff¡ El proyecto Madrid Sky se tambaleaba y la profe no acaba de verlo… ¡¡¡tensión!!!… había que reflexionar.

Pero nada es insalvable, no para los aguerridos escritores de la Casa del Reloj que, fieles, acudimos a la cita dispuestos a revisar lo que haga falta, a retocar y rehacer hasta la extenuación. A trabajar los textos, a darles una y mil vueltas. Sabemos lo que se nos pide… y sabemos hacerlo. Y sobre todo, sabemos que cuando Pura diga sí, estaremos delante de un buen relato. Y eso es una seguridad y un lujo.

Pues allí estábamos con los borradores de los textos que algunos ya han enviado, analizándolos, como es costumbre. No todos habíamos hecho los deberes ¡me incluyo! así que los que sí lo habían hecho (recuerdo que hay que leerse todos los borradores de los compañeros) comenzaron a dar su opinión sobre los relatos recibidos. A veces sobran explicaciones que le quitan fuerza al relato, o se recrean demasiado calles y referencias. Una cosa es que hayamos de ceñirnos a un elemento unificador y otra que insistamos demasiado en ello. Debemos tener en cuenta que nuestros relatos son como las cuentas que han de formar un collar y ponernos en el lugar del futuro lector. ¡Cuidadín también con los números de las habitaciones! Es un trabajo en equipo, con lo bueno y con lo malo. 

Los relatos con mejor acogida fueron los de Mercedes, con “Crisálida”, y José Sainz de la Maza, con “Rojo y Magenta”. A nuestra compi le señalaron dos mínimos errores tipográficos ¡muy bien Merceditas! y a Jose, Pura le dijo que el principio le había encantado y le comentó que echaba en falta un párrafo más largo para no perder a uno de los personajes, Inés, a la que quería ver más.

El relato de Miguela también ha despertado buenas sensaciones, por gustativo y sensorial. Le instan a un cambio de orden narrativo en el que ha de ponerse a trabajar. El relato de María Isabel promete. A falta de tiempo, que la misma autora reconoció, el borrador que presentó denota pinceladas de una buena idea ¡qué ya es mucho! Le sugirieron que ahonde en los personajes y como idea la de una envidia mutua entre las mujeres protagonistas del texto.

Hubo más relatos, el de Pedro, el de Luis, el de Antonio Murga (que nos dio la gran alegría de venir desde el sur de Bilbao, digo el norte de Palencia, digo desde la Rioja), el de Fernando… a todos se nos pidió una vuelta de tuerca más y se dio un toque de atención general para cumplir los plazos fijados. Ahora con las “instrucciones”, opiniones, consejos, análisis de la profe y los compañeros, hay que ponerse al tajo. Queda mucho por hacer, pero lo más importante es que el proyecto sigue adelante.

Hay que trabajar, sí, pero yo creo que sobre todo hay que disfrutar. Porque el proceso creativo puede ser duro y a veces desesperante, pero no hay reto más delicioso que el que se tiene con uno mismo. Es el único que debería importar. Sabemos hacerlo ¡a por ello!

Un beso a todos, Nuria la reportera más cañera (como dice Pura, la que más va a las cañas).

Pd.- como veis he utilizado el “nosotros” y me he incluido como autora injustamente. Me era más fácil escribir este pequeño resumen así, pero no se me quita el agobio de conseguir un relatito para participar en el proyecto y no quedarme como espectadora de piedra. ¡Bueno, por lo menos hago de cronista de la gestación del libro!

Pd.- LA PROXIMA CITA ES EL 17 DE DICIEMBRE ¿En el mismo sitio y a la misma hora? Por acabar con una sevillana… adió.

Read Full Post »

Apasionante. Esa es la palabra, apasionante. Dedicamos la tarde a desmenuzar los relatos “El corazón de una historia quebrada” de J.D. Salinger y “La aventura de un miope”, de Italo Calvino, y la experiencia fue extraordinaria. Resultó que dos cuentos en apariencia opuestos tienen una cantidad insospechada de elementos comunes, aunque Fernando López, en desacuerdo con el análisis, calificó los dos relatos como modelo del teatro del absurdo. Fue difícil el análisis del narrador en el cuento de Salinger por manejar distintos narradores y distintos planos de ficción. Luís Marín desveló la estructura de los cuentos. Josu Bilbao hizo una certera definición del protagonista de ambos cuentos, que muy bien se podría intercambiar de un relato a otro (aunque Fernando seguía en desacuerdo). María Isabel Ruano extrajo de las páginas de los cuentos los hilos de trama y finalmente, entre todos, valoramos el paralelismo del tiempo y del espacio en los dos cuentos. En ambos casos el protagonista se enfrenta a sus complejos en un corto viaje, caminando por el paseo de su ciudad el protagonista miope de Calvino, Amilcare Carruga, y en un autobús el protagonista del cuento de Salinger, Justin Horgenschlag, y en ambos casos la acción se inicia en un tiempo indefinido, pudiendo definirse la acción como atemporal (aunque Fernando seguía sin estar de acuerdo).

Y tras la clase, encuentro en nuestra “sede”, la cafetería LOA. Y en ese momento, cuando todos pedimos una cerveza, Fernando, por fin, sí se mostró de acuerdo y exclamó: “Para mí también”.

Read Full Post »

El próximo día 24 de noviembre será para el Taller de Creación Literaria de la Casa del Reloj un día especial. Cambiaremos la clase por la presentación de la novela El Triángulo, primera novela de nuestro buen amigo y antiguo compañero del Taller Antonio Blázquez Madrid. La presentación tendrá lugar en la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, en la calle Leganitos de Madrid, como se puede ver en el cartel adjunto.

Animamos a todos los amigos de Antonio Blázquez Madrid para que le acompañen en un momento tan emotivo y compartan su ilusión. A él, ganas y conocimientos no le faltan, y los que lean su novela seguro que no salen defraudados, porque Antonio es un autor de los que nunca defraudan con sus relatos.

¡Suerte!

Read Full Post »

En la clase de ayer comenzó Asun con una nueva página de su diario. Ya sabéis que para el segundo ejercicio sobre este género, Pura, decepcionada por las falsas intimidades reveladas por todos durante la clase anterior, nos había pedido la desvelación de uno de nuestros secretos. Como Asun no contó ninguno, Pura pasó a los ejercicios de descripción de personajes. Fernando y yo leímos nuestros cuentos rectificados (él su personaje normal y yo mi cena, convertida en juego), que mejoraron algo nuestras versiones anteriores. Jose leyó un estupendo relato titulado La bailadora de cumbia, que gustó mucho (por lo menos a mí). No le salió redondo por la irrupción al final de un personaje que justificaba la primera persona, pero rompía el tono general.

La segunda parte la protagonizó Manuel, que leyó: Un aria triste. La mamma morta. Define un personaje atormentado por la relación con sus padres durante la adolescencia. Digiere la noticia sobre la muerte de uno de ellos escuchando la obra operística que da título al relato. Por último, el personaje de Bernabé, nos contó la historia de su vecina. El título del cuento, Barbie Superestar nos da una idea de a qué se dedica ella.
La próxima clase es el análisis comparativo de los dos relatos. Y para la siguiente, el diario secreto. Pura nos recordó que no es que debamos desnudarnos sino quitarnos la piel. Y que nadie se escaquee, porque menuda está la profe últimamente (para nuestro bien, por supuesto).

Read Full Post »