Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 mayo 2013

Los últimos días y el parque del Manzanares El entierro y Elena El organista fantasma y el sueño cumplido Hagamos un trato y una anciana distinta Las dos orillas del Duero libro perdido en el desierto Llega el 2013

Que en la vida se van quemando etapas es un hecho innegable. María Isabel Ruano ha decidido dejar el Taller de Creación Literaria después de muchos años. Antes de irse nos deja su particular visión de nuestros relatos a través de sus dibujos.

También podemos leer al final de esta entrada el relato que escribió el año pasado cuando Pura nos pidió como ejercicio de clase que contásemos en un relato íntimo nuestro primer día en el Taller. 

Muchas gracias por todo este tiempo que nos has dedicado. Y no olvides que seguiremos teniendo el blog como punto de encuentro.

Suerte.

Mi primer día en el Taller. María Isabel Ruano Morcuende.

Está lejano y desde luego no consigo recordar la fecha, pero sí las sensaciones que experimenté. Siempre me ha gustado escribir y la posibilidad de apuntarme al taller de creación literaria fue tomando forma en la medida en que mis hijos iban creciendo y me cansé de dedicar esfuerzo a seguir estudiando y formándome en cursos que no me aportaban nada nuevo para mi trabajo (seguir leyendo).

Mi primer día en el taller. María Isabel Ruano.

Read Full Post »

Edith WhartonEdith Wharton (1862-1937) publicó en 1925 en la revista Scribner’s Magazine dos breves ensayos, reunidos en 2011 por José J. de Olañeta Editor en un breve volumen titulado Cómo contar un relato, en el que la novelista neoyorkina describe los elementos esenciales de la narración y el funcionamiento de sus mecanismos.

Wharton fue la primera mujer que obtuvo el premio Pulitzer, en 1921, por su novela La edad de la inocencia. De Cómo contar un relato extraigo una breve cita esencial sobre el conflicto. ¿Por qué sobre el conflicto? Porque sin conflicto, no hay historia.  En toda novela tiene que haber un conflicto que obligue a los personajes a tomar decisiones que les abren nuevas posibilidades, elecciones que harán que el argumento o el personaje cambien. Esto es lo que escribe al respecto Wharton:

“El drama, la situación, surgen de los conflictos entre el orden social y las aspiraciones individuales y, en último término, el arte de restituir la vida en la ficción nunca puede, o nunca reclama verdaderamente ser otra cosa que la singularización de unos momentos cruciales en la confusión de la existencia. Estos momentos no implican necesariamente la acción en el sentido de acontecimientos externos; raramente la necesitan, ya que el terreno del conflicto ya no son las circunstancia, sino el carácter. Sin embargo, tiene que haber algo que los haga ser cruciales; es necesario que haya alguna relación reconocible con criterios sociales o morales familiares, alguna conciencia explícita de la eterna lucha entre los impulsos contradictorios del hombre, para que las historias que las ponen en escena retengan la atención y se fijen en la memoria”.

como contar un relato Edith Wharton

Información extrída del blog: http://elmonolector.blogspot.com.es/, de Carmen Jiménez.

Cita extraída de:
Cómo contar un relato. Página 25.
Edith Wharton
Traducción de Abel Vidal
José J. de Olañeta, Editor
Palma. 2011.
6 euros

Read Full Post »

Suena la música de jazz, quizás Amorous… Un saxo invade la buhardilla, dos hombres se encuentran, dos hombres que se buscan a sí mismos. Recorren las calles de París, llegan a una buhardilla de Madrid… El tiempo, siempre el tiempo… esto lo estoy tocando mañana, lo estoy escribiendo mañana. Pasado mañana es después de mañana, y mañana es mucho después de hoy. Y hoy mismo es bastante después de ahora, ¿Cómo se puede pensar un cuarto de hora en un minuto y medio? Es Johnny Carter, es El Perseguidor, de Julio Cortazar, y ayer jueves hemos pasado una tarde inolvidable con él. A ritmo de jazz.

Charly ParkerEl perseguidor (fragmento) Julio Cortázar.

Mi reacción es tan natural, he querido levantar a Johnny, evitar que hiciera el ridículo, y al final el ridículo lo he hecho yo porque nada hay más lamentable que un hombre esforzándose por mover a otro que está muy bien como está, que se siente perfectamente en la posición que le da la gana, de manera que los parroquianos del Flore, que no se alarman por pequeñas cosas, me han mirado poco amablemente, aún sin saber en su mayoría que ese negro arrodillado es Johnny Carter me han mirado como miraría la gente a alguien que se trepara a un altar y tironeara de Cristo para sacarlo de la cruz. El primero en reprochármelo ha sido Johnny, nada más que llorando silenciosamente ha alzado los ojos y me ha mirado, y entre eso y la censura evidente de los parroquianos no me ha quedado más remedio que volver a sentarme frente a Johnny, sintiéndome peor que él, queriendo estar en cualquier parte menos en esa silla y frente a Johnny de rodillas.

Read Full Post »

JUAN DE MOLINA, MANUEL LUQUE, MANUEL POZO Y VICENTE PICÓ, PREMIOS DEL 23º CERTAMEN VILLA DE INIESTA

El Ayuntamiento de Iniesta (Cuenca) ha publicado el fallo del XXIII Certamen Literario “Villa de Iniesta”.
El jueves 11 de abril se reunió en la Biblioteca Pública Municipal el Jurado para deliberar y proceder al fallo del Certamen en sus dos categorías, prosa y poesía. El resultado fue el siguiente:

MODALIDAD CUENTO O RELATO BREVE.
1º PREMIO
Título: “Hombres grises, vidas sombrías”.
Autor: Juan de Molina. Ubrique (Cádiz)

2º PREMIO
Título: “El primer beso de Sofía Rotesbild”  El primer beso de Sofía Rotesbild
Autor: Manuel Pozo Gómez. Madrid

MODALIDAD POESÍA.
1º PREMIO
Título: “Apenas quedan restos de aquel tiempo”
Autor: Manuel Luque Tapia.
Doña Mencía (Córdoba)

2º PREMIO
Título: “Saya cinta”
Autor: Vicente Rafael Picó Galache. Valencia

La entrega de premios tuvo lugar el día 28 de abril de 2013 en la Feria del Libro de Iniesta.

Read Full Post »

“Una historia con minúsculas”. Antonio Llop

“Hace una semana salía por La Junquera con Luc en mi coche para enterrarlo en el lugar donde había nacido. En sentido figurado, claro; no podía porque su cuerpo ya fue enterrado en Madrid mucho tiempo antes. Lo que llevaba en mi coche para liberar era el espíritu de Luc. “

 “Crisálida”. Mercedes Lázaro

“Volvió a recordar la frase, su letra sobre la primera página del libro: “Te quiero hoy y siempre, no lo olvides nunca”, solo que ahora reconoció una despedida y sin poder mantener la postura de espera se tumbó sobre el lado izquierdo intentando serenar el corazón acelerado que la estaba ahogando, pero el broche se le clavaba en el pecho. Sin moverse se lo quitó con la mano derecha, hasta sentir el alivio que le produjo el contacto del oro entre los dedos; luego, se dejó envolver por la voz de María Callas”.

“Ajá o la candonga”. José Jesús García Rueda

“Había preferido esperar desnudo en un rincón de la tienda antes que volver a ponerse el traje del muerto. Además de no sentarle bien, su contacto le producía una aprensión que él mismo consideraba irracional, pero de la que no podía deshacerse. A los pocos minutos de llevarlo puesto empezaba a sentir la opresión en su carne, como si el traje estuviese empequeñeciéndose contra él, como si tuviese conciencia y tratase de asfixiarlo.

Pura Simona de la Casa

“Escribir es como lanzar mariposas al aire que van tomando color según los ojos que las miran, trayectos diferentes según el alma que las lleve”.

la foto 7

Read Full Post »

“La señora mexicana”. Rita Fernández Cordón

“No dejaban de martillearla las palabras de la niña: “¿Y si ha sido Máxima? ¿Y si ha sido ella?”. La niña había entrado al cuarto de baño y desde allí se la oía cantar. La mujer aprovechó para hablar en voz baja con Alicia.

―¿Ha escuchado lo que dijo ahorita? No me lo puedo creer…Pensé que me apreciaban…Como si fuera de su familia…

― Para ellos solo somos criadas.

“El tiempo pasa…” Fernando López-Díaz

“Hace meses que Pi Li había enviado “arriba” un dossier con las ideas del abuelo junto a todas las investigaciones llevadas a cabo por ella sobre la fabricación  de estos productos sin sacarlos del petróleo, pero solo recibió un comentario que le sonó despreciativo: “lo haremos llegar a los técnicos, pero esto es ya muy viejo”.

“To be continued”. Lourdes Chorro

“Como ahí la quería llevar yo, aproveché ese instante de confidencias para saber qué tal llevaba sus escritos, por ver si me los dejaba leer, pero solo me reveló que estaban llenos de “peros” como ella. ¿De “peros”? En cuanto nos despedimos, me fui directa a releer mis anotaciones, a contar cuántos “peros había puesto yo”.

IMG_3214

Read Full Post »

la foto 7

“Las olas rompen sin llegar a la playa”. Antonio Murga.

“Lejos del hotel, Marien ha comentado son su chico las cosas del día, y, ya en la cama, se interroga hablando para ella misma:

―¿Algún día estaremos nosotros, uno en la 315 y el otro en la 1621?

―¿Qué murmuras? Pregunta su chico extrañado.

―Nada. Tonterías. Buenas noches, mi vida.”

Se acurruca contra él y se duermen como dos “S” mayúsculas adosadas.

 

“Cita con el engaño”. Blanca Armenteros.

“Todavía frente al mostrador, Celia baja la vista, 1-0-0, la misma habitación que compartió con Sergio en aquellas primeras citas, la que solicita todos los martes desde hace dos meses. Se fija en el número 1, firme y sólido, seguro, parece un dios indeleble, repara después en los dos ceros que le siguen, dos negaciones, dos inexistencias. El uno y detrás el precipicio, el vacío.

 “Fabián Casares”. Manuel Pozo

“Se mantuvo mirando a través del cristal cerca de media hora, dueño únicamente de las sombras. Nada es lo que parece, se dijo… ni la trasparencia ni la verdad existen, solo hay destellos de luz en un mundo de hipocresía. Después repitió dos veces en voz baja un número de teléfono y se sentó en el sofá en la misma posición en la que estuvo hablando con Nadia Verona la semana anterior.”

 

Read Full Post »

Older Posts »