Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 septiembre 2014

Hoy quiero presentar en el blog una novela del escritor riojano Ernesto Tubía Landeras, ganador de numerosos premios deEl anhelo del diablo relatos cortos. “El Anhelo del diablo” es una novela corta, y me gusta hablar de ella aquí porque por su extensión se podría entender como un ejemplo del pasito firme y seguro que tarde o temprano podemos dar los escritores de relatos breves.

Para afirmarse en el terreno que pisa, el autor no sitúa la novela en un gran escenario como New York, Londres o cualquier otra gran ciudad. Por el contrario, la sitúa en su tierra, en Altuzara, Provincia de Logroño, en el año 1956. Se nota que el escritor es de allí, que se desenvuelve con soltura por los paisajes riojanos y que siente la llamada de su tierra. Es un plus que se añade a la novela, que enganchará al lector desde las primeras páginas.

Los hechos suceden en una aldea prácticamente despoblada del Concejo de Ezcaray, a la que llega un extraño ser en mitad de una nevada que afirma ser el diablo. Su anhelo es que uno de los dos únicos jóvenes que moran en la villa le sirva como alimento, y que sea el resto de habitantes los que decidan cuál de los dos jóvenes será su sustento. A partir de ese momento los habitantes de la aldea se enfrentarán, por un lado, al ser que aguarda la decisión en un establo y, por otro, a la crueldad del ser humano cuando está dominado por el miedo.

 

Anuncios

Read Full Post »

Si quieres tener la sensación de estar escuchando música mientras lees un libro no te puedes perder “Cielos de Samarcanda”, de Francisco de Paz Tante. Los sones de Moon River, la mítica canción de la película “Desayuno con diamantes”, se filtran entre las páginas de la novela para envolver al lector en la historia de amor entre Jara, hija de uno de los niños que se llevaron a la URSS Cielos de Samarcandaen la época de la Guerra Civil, y Felix, un joven escritor al que conoció en el pueblo de Toledo en el que vivían cuando los dos eran niños.

Pero en la novela hay otras bandas sonoras que se mezclan en la vida de los personajes, en la historia de tres generaciones y en la obra del artista Alberto Sánchez, que sirve de soporte a la novela. Porque en la novela está la obra del escultor y por momentos parece que entre las líneas vemos sus esculturas, llenas de surcos de la tierra, arañadas, horadadas, como lo estaban los campos que él conoció, mezclándose con sus anhelos, sus sueños, y su exilio.

Una novela dulce, amarga, triste, dura, llena de atardeceres, de cielos con colores cambiantes y de música. La novela fue finalista en el IX Premio de Novela Fernando Lara, finalista en el VIII Premio de Narrativa Alfonso VIII de la Diputación Provincial de Cuenca y ganadora del XIV Premio de Novela del Ayuntamiento de Ciudad Real, toda una carta de presentación para mantener la garantía de que no defraudará al lector.

Read Full Post »