Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 octubre 2014

Rocío Díaz 2Una amiga de nuestro blog ha sido la ganadora del V Concurso de textos teatrales “Villa de Hecho” con la obra titulada ‘Olvidó que era vieja’. Se trata de la escritora madrileña Rocío Díaz Gómez, que el año pasado obtuvo el tercer premio en el I Certamen Literario Madrid Sky. Es licenciada en Psicología y su hobby por la escritura le ha llevado a ganar numerosos certámenes literarios organizados por toda la geografía nacional.

Su obra ‘Olvidó que era vieja‘ es una historia de amor protagonizada por una mujer de unos 60 años que se enamora de un hombre mucho más joven que ella. A pesar de la diferencia de edad se despiertan en ella unos sentimientos que pensaba que estaban dormidos. Es una historia sencilla, muy humana, que habla del paso del tiempo, de cómo se va la juventud, de los sentimientos y de la fuerza del amor.

Anuncios

Read Full Post »

Adalbert von ChamissoEl día 20 de noviembre nos ocuparemos en el Taller de un autor del Romanticismo, Adelbert von Chamisso, del que analizaremos su obra más famosa.

Louis Charles Adélaïde de Chamissot, más conocido como Adelbert von Chamisso, nació el 30 de enero de 1781 en la región de Champagne, en Francia, y falleció en Berlín, Alemania, el 21 de agosto de 1838. De padres acaudalados, su familia huyó de Francia por la Revolución Francesa cuando él era un niño, se asentaron en Berlín, y aunque su familia con el tiempo pudo regresar a su país natal, él prefirió permanecer en Alemania, donde hizo carrera militar al mismo tiempo que se instruía en la literatura y la ciencia de forma autodidacta. Tras su experiencia militar y varios años dedicándose a la docencia, se enrola en un proyecto botánico para viajar alrededor del mundo a bordo del buque Rurik, viaje que narró en su Reise um die Welt mit der Romanzoffischen Entdeckungs-Expedition (Viaje alrededor del mundo), y que le sirvió para documentar el tomo científico Notas y opiniones sobre un viaje de exploración bajo la dirección de Kotzebue. Como poeta llegó a ser una figura importante del Romanticismo alemán, formando parte del exclusivo círculo de Madame de Stäel, pero también es notoria su actividad como botánico, ya que identificó y catalogó numerosas especies vegetales en sus múltiples viajes. En 1813 escribió su relato más conocido: Peter Schlemihl, el hombre que vendió su sombra., de la que la editorial Nórdica ha editado hace poco tiempo una cuidada edición.

En ella, un hombre para hacerse rico vende al miedo una parte de su humanidad: su sombra. Podría ser una alegoría de este tiempo, en que también por miedo (miedo a lo que somos, a nuestro verdadero ser, a sus preguntas eternas y a su poder creador) huimos de cuanto nos perturba o inquieta, para refugiarnos en el nido de nuestras conveniencias. La novela de Chamisso tuvo un éxito extraordinario, y muchos autores recrearon tras él la extraña historia.

En 2009 el cortometraje dirigido por José Esteban Alenda, titulado “La increíble historia del hombre sin sombra”. Fue nominado a los premios Goya.

Read Full Post »

Becquer¿Se puede escribir un relato actual con las características de la literatura romántica?

Es el reto al que ya se han enfrentado algunos compañeros y que el jueves pasado afrontaron Juan José Valle Inclán y Carlos Cerdán con dos relatos que abrieron un interesantísimo debate. La discusión fue acalorada, por los muchos matices que se encerraban en las narraciones: Carlos Cerdán demostró en su narración que va ganando veteranía y Juan José defendió muy bien su primera lectura en el Taller. Fue una buena tarde para reivindicar el subjetivismo y el individualismo frente a la rigidez de las reglas académicas; la importancia de los sentimientos, las emociones y las pasiones frente a la vida rutinaria. También la exaltación de los sentimientos religiosos, patrióticos y los inspirados en la naturaleza (el paisaje alcanza gran interés). Y por último la idea de libertad e igualdad en un mundo en el que no pueden faltar ni la imaginación ni la fantasía.

¿Pero caben todos estos conceptos en la literatura de hoy? No estamos hablando de política aunque lo pueda parecer por momentos, estamos hablando de Romanticismo, de literatura impregnada de sentimientos. La pregunta es si estos conceptos son actuales y nos sirven para escribir una historia de hoy. Y en eso estamos… en demostrarlo.

Read Full Post »

afb7180bf8df833685d0066ab20e9fed61_675_489 Amores Platónicos, Lourdes Chorrro

A Virginia González le gusta este cuento lleno de romanticismo, aunque a veces le parece más un diario; lo califica de muy visual, muy descriptivo. Para ser un diario debería estar fechado y escrito en primera persona, le aclara Pura.

Yolanda López encuentra que le falla el tiempo, que debería empezar en el presente; la narración transcurre en cuatro años, los que necesita la niña para alcanzar la mayoría de edad. Ve los espacios muy bien descritos y a los personajes perfectamente colocados en ellos. No le pasa desapercibido ese guiño que hace al lector al final. Fernando López-Díaz señala que es el tipo de relatos que se leían en Radio Madrid en 1948.

Según Pura está desaprovechado, no le gustan los nombres; diferencia dos historias de las cuales le gusta más la primera. La protagonista es una “Lolita”. Y tiene que ser la “Lolita” de 13 años la que seduce al hombre de 40. Ese es el conflicto: ¿es ella capaz de fascinar a ese hombre? Por otra parte, el Narrador no está bien situado. ¿Es una niña de 13 años o es un adulto?

images (1) Ilusión, Virginia García

Vicente Moreno encuentra la historia algo complicada, no consigue ver a la protagonista.  Julio Rodríguez resalta que el espacio está bien situado, pero confunde al personaje del ex marido de la heroína. A Mercedes Lázaro le disgusta tanto el cambio impredecible de narrador como lo gastado del tema, que no tiene tono romántico. Paco Plaza  lo corrobora.

Para Blanca Armenteros hay exceso de diálogo coloquial, banal. A José Saiz de la Maza le choca el tratamiento de Señorita o Caballero entre los desconocidos, con un tiempo verbal no bien definido; ve mucha presencia de Corín Tellado. Alicia Gallego se pregunta por qué no continúa con el pretérito indefinido con el que empieza el relato, que pierde efectividad cuando entabla conversación, una conversación ñoña, con la señora mayor.

images (4)

¿Dónde tenemos el narrador? ¿Está en primera o en tercera persona?

Pura hace notar que están bien enfocados tanto el tema del disfraz como el del sentimiento trágico de los acontecimientos; que los elementos están bien asociados al tiempo atmosférico… Que le sobra banalidad, histrionismo y le falta estructura, clima, planteamiento y un léxico adecuado.  Alguien apunta que parece un intento fallido de fluir de la conciencia, una técnica que no tiene cabida en el Romanticismo, rectifica Pura.

images (8)Equis y Águeda, José Saíz de la Maza (relato perteneciente al trabajo sobre Ana Karénina vs. Orhan Pamuk)

Paco Plaza piensa que es admirable cómo este cuento enlaza con el anterior. Carlos Cerdán no ve realista la escena de la pareja después de que ella es violada. Juanjo alaba la ruptura que se produce en este punto de la narración. Esmeralda defiende la imposibilidad femenina de tener sexo después de que hayan abusado de ella; entiende que la mujer determine negar lo sucedido (1). Manuel Pozo lo cataloga de extraordinario; destaca el juego de miradas que hay a lo largo de este relato, lleno de detalles; la matización del color de los ojos. Cree que la última parte está forzada, mientras que para Pura, la primera lo está más. El uso del presente hace sentir que tanto el Narrador como el Lector están en el tren ¿Qué pasara en esos tres minutos?

images (7)

El diálogo final desvela todo.

Hay varios Indirectos Libres bien presentados:
“¿… quien llevará allí esos libros?”
“… el de la tía Paula…”
“…casi siempre lo olvida…”
“… ha leído el informe…”
En ninguno de ellos hay marca de persona narrativa

Pura destaca cómo se repiten los hilos de trama en éste y en el cuento anterior.El narrador está bien colocado en un tiempo lineal. Valora positivamente el trabajo, aunque le resulta poco creíble que la mujer deje de amar al marido.

(1) “De lo que no se habla, no existe”

Read Full Post »

Aprovechando el tirón del Romanticismo nos ha parecido buena idea incluir este artículo del blog de Narrativabreve.com.

1010120_1018604891493625_4818700846494527073_n

Escribir en Madrid es llorar”, dijo Larra cargado de razón. Que me lo digan a mí, que ayer cobré un mísero talón de Amazon por la mísera venta de mis libros digitales y el banco se ha quedado con la mitad del importe (todo era mísero menos la comisión). No entiendo el hambre de escribir ficción que está proliferando en este país en los últimos años. La escritura creativa es una válvula de escape que promete mucho pero que acaba concediendo poco. Queda demostrado –al menos en el caso de este pobre mortal– que el sacrificio de concebir, escribir y pulir historias primero, y de editarlas en formato digital después, no ha servido sino para engrosar las cuentas de esos grandes banqueros a quienes costeamos sus millonarias tarjetas oscuras.

Deberíamos abandonar la literatura (“que inventen otros”, Unamuno dixit) y dedicarnos a cualquiera de las múltiples actividades torticeras que han hecho ricos a facinerosos sin escrúpulos. “¡Pero nosotros tenemos escrúpulos!”, exclamará algún espíritu libre. Cierto, tenemos escrúpulos, y así nos va.

Escribir es una tarea difícil y a veces ingrata que conlleva tiempo y esfuerzo y exige cierto talento. Larra, que tenía mucho de ese talento, acabó pegándose un tiro. Pero el siglo XXI no se presta, como quizá sí lo hiciera el XIX, al drama sanguinolento. Lo mejor es asumir. Asumir que vivimos en una sociedad asimétrica donde las oportunidades están al alcance de todos y los privilegios, ay, en manos de unos pocos.

Escribir, en la mayoría de los casos, no es el camino para conseguir el éxito sino para sacudirnos, negro sobre blanco, la mosca purulenta del fracaso.

Francisco Rodríguez Criado, El Periódico Extremadura, 15-10-2014.

 

N.A.:  Larra se suicidó a los 27 años.

Read Full Post »

De Amor y Venganza 2

images (7)  La lluvia de esta tarde otoñal se cuela por las claraboyas de la buhardilla.

Aún no hemos abordado el Romanticismo, por lo que terminamos de leer los ejercicios que quedaban pendientes. Como nos ha sobrado tiempo, Pura lo ha aprovechado para aclararnos las dudas que suscitan términos como tema, conflicto, argumento, estilo directo o indirecto libres

Caso no resuelto, de Pedro Mateos

images (1)

A Luis Marin le gusta cómo está estructurado el cuento y la duda que lanza al final de si fue o no su hermano quien le asesinó.  Blanca Armenteros opina que está muy bien redactado, aunque considera que la historia no avanza, que no hace más que dar vueltas alrededor de la misma idea; que le falta solidez, visualidad.

Paco Plaza apunta que hay un estilo directo libre en la frase “¿ya no te sorprende tanto oír mi voz?” Pero no lo es; es una primera persona, es el propio narrador el que habla. Pura señala que es un indirecto libre como en “¿qué habrá al otro lado?”; en ambos se escucha la voz de los personajes a través del Narrador. Aprueba la redacción, la utilización de la primera persona. Pero cree que peca de tener el fondo escurridizo y resultar bastante previsible.

El interruptor, de Paco Plaza

Como siempre su voz llena la buhardilla al leer su cuento, que images (4)
a mi me suena demasiado largo. Mi parecer es que hay poesía en la comparación final de los rostros de Lucas y de la chica. Han pasado treinta años; pero mientras el de ella mantiene su viveza, el de él es una máscara de muerte.

Para Alicia Gallego es un guión cinematográfico fantástico, aunque hay demasiadas cosas que no añaden nada al cuento, y para Pura,  una historia de aventuras con buenos diálogos. Manuel Pozo está de acuerdo con ella; le llama la atención que los personajes, bien caracterizados, se repartan el protagonismo; al principio es El Silbao el que lleva la voz cantante; luego es Lucas. Le disgusta que el muerto aparezca sin haber sido presentado anteriormente. Manuel encuentra un error argumental: que el asesino entable amistad con el cura. ¿Por qué? ¿es que no tiene derecho a redimirse?

A la pregunta de Blanca Armenteros de dónde está el Narrador, Julio Rodríguez responde que está pegado a Lucas todo el tiempo. Sólo cuando éste habla en estilo indirecto libre el Narrador está pegado a él.

A Yolanda López  también le parece una novela de aventuras. Encuentra que el tiempo falla, que es lineal.

¿Y cuál es el conflicto? ¿el sentimiento de culpa, la infelicidad…? No, el sentimiento de culpa no es el conflicto, es el TEMA.

Pura valora positivamente la redacción a pesar de los errores, y la buena construcción de  los diálogos, si bien no tiene claro dónde comienza la historia. Una historia que, por otra parte, acaba con un final abierto, que ha ido cambiando de tono.

Aclaraciones

Estilo Indirecto Libre: cuando el Personaje y el Narrador se funden, se confunden. Ya sea en Primera o Tercera persona.

Estilo Directo Libre: los Personajes tienen voz, pero no se especifica la de cada uno.

Tema: amor, odio, esperanza, celos, la culpa, la envidia, la venganza… las motivaciones personales de cada uno.

Conflicto: algo que ocurre que varía la situación actual.

Argumento: está formado por el Planteamiento, Nudo  (o Conflicto) y Desenlace

Espero que os sirva de ayuda.

 

Read Full Post »

Ahora que estamos empezando el curso quiero comentar el libro de un autor al que sé que le gustaría mucho ocupar una de las sillas de nuestra buhardilla. Se llama José Quesada García, y le respeto porque su afición es la literatura, es autodidacta, y en vista de los grandes obstáculos que hay para publicar ha tenido el valor y la ilusión de publicarse él mismo su libro, que está escrito con el corazón, como demuestran los siete relatos que lo componen.

untitledEl libro se titula “Historias Cortijeras y otros relatos “. El autor nos cuenta una historia de amor en la Guerra de la Independencia, los recuerdos de un viejo maquinista, la vida en los cortijos bajo la silueta de la sierra Mágina, el regreso de un emigrante a su tierra, la relación de los jornaleros con los señoritos, la muerte de la mujer amada después de toda una vida juntos, la verdad tardía sobre un misterioso asesinato… Trata todas estas historias con una prosa singular, quizás no muy refinada, pero en la que se ve el entusiasmo y la cercanía del autor con la tierra. José Quesada tiene la frescura y la autenticidad del autor que escribe de lo que conoce y de lo que ama, porque habla de su tierra sin artificios, sin exhibiciones ni pedantería, con un perfecto dominio del lenguaje rural que emplea con precisión porque lo que dice no se puede decir de otra manera. El lector pensará que está en el paisaje de Jaén, se verá rodeado de olivos y ayudando a los jornaleros, o compartiendo con ellos unos torreznos y unas migas. Sentirá frío por el relente de la mañana. Se verá impotente ante la pobreza y la desesperación, y ante el poder de los señoritos y la indefensión de los más débiles.

Pero lo que el lector percibirá, ante todo, será que “Historias cortijeras y otros relatos” es un libro auténtico y honesto, tan verdadero como los paisajes y los ambientes que describe y tan cercano y cálido que sus relatos resultarían familiares y reconocibles en nuestra buhardilla.

Read Full Post »

Older Posts »