Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 diciembre 2014

Antonio BlázquezEl escritor Antonio Blázquez Madrid fue nuestro compañero durante años. A largo de su trayectoria literaria ha ganado varios certámenes de relato, y también ha publicado dos novelas: “El triángulo”, publicada por la editorial Atlantis en el año 2011 y recientemente “La ciudad negra”, publicada por Amarante en 2014. Antonio Blázquez nos habla de ella en esta entrevista.

 Estuviste varios años en el Taller de Creación Literaria de la Casa del Reloj. ¿Qué supuso para ti aquella época?

Los recuerdos que quedan, después de pasados ya bastantes años desde que dejé de estar sentado en la banda de los “duros” durante los jueves, son de amistad (amistades que se mantienen contra viento y marea), de literatura de la buena (con críticas, a veces sin piedad, sin que importara la firma del autor), y de unas tertulias llenas de buen humor y cañas y, a veces, acompañado con un “vinito con mucho cariño”.  

Hace poco has publicado “La ciudad negra” que es tu segunda novela, pero muchos de nosotros recordamos tus estupendos relatos. ¿Has dejado de escribir relatos para pasarte a la novela definitivamente?

No queda más remedio que administrar el tiempo cuando uno tiene que ganarse los garbancitos de cada día con otras actividades ajenas a la literatura. Cuando te pones de lleno, en los ratos que te quedan libres, a juntar con cierto criterio cien mil palabras, que son las que componen una historia como “La Ciudad Negra”, tienes que dejar aparcados otros proyectos, aunque te gusten y te proporcionen, de vez en cuando, algunas alegrías en forma de premios. Pero como disfruto escribiendo cuentos, creo que habrá momentos donde la novela dejará paso al cuento, y otros donde los relatos cortos dejarán su espacio a nuevas historias largas.  

¿Cómo ha sido ese tránsito del relato a la novela? ¿Te ha supuesto, por ejemplo, un cambio de estilo?

Debo reconocer que para mí el tránsito del relato a la novela se produjo de una manera espontánea y como si fuera una continuidad de lo uno a lo otro. No me resultó difícil y, por supuesto, nada complejo. Tal vez el hecho de que mis relatos iban teniendo cada vez una mayor extensión, me facilitó este paso de las historias cortas a historias más largas.

Por supuesto que la técnica a la hora de escribir cuentos o novelas es distinta, pero el estilo personal, o al menos la parte más esencial, a mi modo de ver permanece; salvo que alguien no tenga más o menos definido su propio estilo de escritura.

Me imagino que detrás de una novela como la “La ciudad negra” hay un inmenso trabajo de documentación. ¿Cuánto tiempo has tardado en escribirla?

Creo que si pongo un cómputo de dos años desde que te pones a la “faena” hasta que le das la “penúltima” revisión y corrección, se acercaría bastante a la realidad. Después viene la parte más fea del asunto, que es llegar a una editorial que esté dispuesta a publicarte. Y desde que inicias esa incruenta pelea, que a veces se convierte en algo un tanto desagradable, hasta que ves el libro en tus manos, hay que añadir un añito más.

¿Nos puedes contar como surgió en tu mente la idea de esta novela? la-ciudad-negra-600

Cuando me hacen esta pregunta, no me queda más remedio que responder y explicar lo mismo una y otra vez: me gusta escribir historias que trascurran en nuestros días, y que lleven una cierta crítica social (más me valdría escribir las tan “vendibles” novelas históricas, o temas romántico/juveniles; pero esa es otra cuestión). Como iba diciendo, me gusta que mis historias reflejen aquello que se cuece en la sociedad, y destapar lo que se pretende mantener oculto, y con esta idea en la mente voy buscando y encontrando hilos que me van llevando a configurar la historia que quiero contar. No tiene mucho más secreto.

¿Te has encontrado más maduro como escritor que en “El triángulo”, tu primera novela? ¿Has resuelto los problemas que se plantean al escribir con mayor facilidad que antes?

Sí, por supuesto. Aquella “ópera prima” fue como un primer experimento, con las virtudes virginales que tiene cualquier opera prima, pero también con los defectillos propios de la falta de experiencia en el género, experiencia que vas adquiriendo con la madurez literaria. Pero en defensa de esa primera novela: “El Triángulo”, creo que sin ella nunca podría haber surgido una segunda, que espero que no sea la última.

Uno de los últimos problemas que encuentra el escritor es la publicación. ¿Te ha costado mucho trabajo encontrar una editorial que apueste por tu trabajo?

Como decía anteriormente, esa es una dura pelea incruenta, donde la imagen del pequeño David peleándose con el gigante Goliat se queda corta. Para las editoriales grandes la figura del escritor “no consagrado” parece que es más bien un incordio, por lo que resulta prácticamente imposible llegar a ellas, que son las que te pueden dar una cierta promoción a tu libro, por lo que te tienes que pelear, y también cuesta, con las de tamaño pequeño, que aún mantienen cierto criterio de calidad y no tanto mercantil (lógicamente descarto las de coedición). Es difícil, pero no imposible.

Por último háblanos del futuro. ¿Tienes un nuevo proyecto literario en marcha?

Me resulta imposible no estar dándole vueltas a la cabeza a algunos temas que me gustaría contar, e incluso ya voy tramando y dando forma a algunos posibles argumentos, de los que espero que salga la próxima historia, ya sea corta o larga. Tal vez esto sea un mal inevitable en cualquier escritor.

 Gracias Antonio. Te deseamos mucho éxito con “La ciudad negra” y esperamos que vengas a compartirla algún día a nuestro Taller, que sigue siendo tu casa.

Anuncios

Read Full Post »

     Nevaba en la buhardilla de la Casa del Reloj. Y las campanas tañían para dar las doce campanadas. Y nevaba, o podría nevar, en el cuartelillo de la Guardia Civil, o en las urgencias del hospital, o en la cocina de un restaurante lujoso, y allí también se oirían las campanas, porque aquellos lugares eran los escenarios de nuestros cuentos de Navidad. ¡Y qué cuentos! Nunca antes hubo una participación tan importante ni de tanta calidad… y eran las doce de la noche del último día del año.

     Y en aquel ambiente mágico se apareció la cabo de la guardia civil Loreto Ortigueira entre una banda de contrabandistas, y el reloj de plástico de Pepe el Chingao decidió sonar, y José Sainz de la Maza y José Miguel Espinar fueron proclamados primero y segundo de un certamen de cuentos extraordinario. Y nos fuimos a cenar para dejar claro que era una gozada contar con ellos como compañeros, y les dimos su premio, y les hicimos su foto, y así estaban de radiantes aquella noche de fin de año…

IMG_6198

De amores difíciles, campanadas, cabos y noches de contrabando (fragmento).

José Sainz de la Maza. (Primer premio del Certamen Literario de Navidad 2014)

     En fin a lo que iba. Como te dije, aquella Nochevieja no había en el cuartelillo más guardias que la cabo Ortigueira. Me la encontré con su cola de caballo, el tricornio y la guerrera desabrochada. Aquello no se podía aguantar, así que cuando sonaba el tercer cuarto en el reloj de la tele, me fui cieguecito a por ella, directamente… ya me entiendes. Y con la primera campanada juro que estábamos los dos en pelota picada junto a un camastro del calabozo. Y en esas le digo “no, así no, ponte el tricornio y déjate la cola de caballo y el cinturón puesto”. Y que me muera aquí mismo, pero cuando se oyó la última campanada habíamos terminado. Y como me digas que lo que te he contado no puede ser verdad, te juro que no catas el pulpo que está haciendo mi Loreto.

 IMG_6200

El reloj de plástico (fragmento).

José Miguel Espinar. (Segundo premio del Certamen Literario de Navidad 2014)

     Dos horas y treinta siete minutos más tarde llegará la mujer del Chingao a las urgencias del hospital. La herida será más profunda de lo que les parecerá en un principio y mi dueño estará siendo intervenido en un quirófano.

     A las once y cincuenta y dos de la noche empezará a recobrar el sentido. Al abrir los ojos verá a su mujer. No podrá mantener los ojos abiertos. A las doce en punto se oirá jolgorio en los pasillos del hospital, justo cuando abrirá de nuevo los ojos y verá llorar a su mujer. Tratará de tirarle un beso con un gesto de su boca, mientras susurrará algo así como ¡maldito Manchas, por tu culpa!

Read Full Post »

Nuestro compañero Juan Santos participará en estos dos conciertos. El sábado en las Rozas y el domingo en nuestra sede de la Casa del Reloj.

 

IMG-20141217-WA0005

Read Full Post »

¿Os acordáis de Rocío Díaz? Fue finalista en el primer certamen literario Madrid Sky. Tiene un blog extraordinario, que recomiendo visitar. En él acaba de publicar una entrada sobre la exposición “El rostro de las letras”, en la calle Alcalá de Madrid. Copio un extracto en nuestro blog y os pido que visitéis el suyo, porque es muy interesante. La visita a la exposición merece la pena.
Gracias Rocío.

http://rociodiazgomez.blogspot.com.es/2014/12/el-rostro-de-las-letras-una-exposicion.html

“El rostro de las letras” una exposición bien chula!! en Alcalá 30 Madrid

 

“El fabricante de novelas es, sin duda, y ha sido siempre, un tipo de rincón, agazapado, observador, curioso y tenaz.”
Pio Baroja

Muchas veces he ido a esta sala de exposiciones, Alcalá 31, que está en la calle Alcalá camino de Sol. Esta vez tienen una exposición que merece muchísimo la pena: “El rostro de las letras”: un estudio exhaustivo del retrato fotográfico español en las letras desde el Siglo XIX hasta 1914.

Me encantó.

Se trata de una colección de más de 250 piezas entre fotografías, objetos y documentos, que reflejan la evolución del retrato, desde el daguerrotipo hasta los reportajes gráficos del siglo XX.

Se pueden admirar retratos de figuras del Romanticismo como Becquer o Rosalía de Castro, a representantes de la Generación del 98, a otros pertenecientes al Modernismo como Rubén Darío, otros del Realismo como Galdós, Echegaray o Pardo Bazan…

Está dividida la exposición en cinco secciones: “Los escenarios de la cultura”, “Los primeros retratos fotográficos”, “El ojo de la historia”, “Los fotógrafos” y por último “Los ambientes literarios”. Y todo ello salpicado de citas, descripciones, comentarios hechos por algunos autores de otros, o por la literatura en general muy curiosos e interesantes.
Si os gustan las letras, la literatura, no dejéis de visitarla porque merece mucho la pena.

Un par de fotos, Becquer, y una cita sobre él, de la parte de la exposición dedicada al Romanticismo.
Y para terminar, un que me parece actual aunque hable del siglo pasado…

Read Full Post »

¡¡¡Imperdonable!!!

Ayer volví a ver El largo viaje hacia la noche, de Eugene O’Neill, un dramaturgo al que admiro desde hace mucho y que hasta hace poco ha sido poco representado en España.

teaserbox_2449791540

En el escenario se desarrolla una de las escenas más álgidas. Edmund, el hijo pequeño de los Tyrone, le confiesa a su madre que el doctor Hardy ha confirmado que lo que tiene no es un simple catarro de verano, sino tuberculosis. Mary, recién reenganchada a la heroína, se niega a aceptarlo. Nadie mejor que ella sabe de qué son capaces esos medicuchos que…

Tiruriru, tiruriru, tiruriru, tiruriru, tiruriru,  tiruriru…

La escena se congela. Ni Mary ni Edmund se mueven. Ni siquiera parpadean. Todo está paralizado.

Me siento responsable; el móvil que suena es de alguien que viene conmigo. Un alguien incapaz de acallarlo.

Tiruriru, tiruriru, tiruriru, tiruriru, tiruriru,  tiruriru…

Si pudiera me escondería bajo las butacas…

Tiruriru, tiruriru, tiruriru, tiruriru, tiruriru,  tiruriru…

¡¡¡Y no se va!!! ¿De dónde ha salido este bicho?

Tiruriru, tiruriru, tiruriru, tiruriru, tiruriru,  tiruriru…

¿Cómo reanudaran el diálogo los actores? ¿Se acordarán donde se han quedado?

Tiruriru, tiruriru, tiruriru, tiruriru, tiruriru,  tiruriru…

Son unos minutos tensos y laaaargos que parecen que no van a acabar nunca. ¿Es que no puedes pararlo?  Se oye detrás.

Cuando Mary (Vicky Peña) retoma su parlamento el publico respira aliviado y se acomoda en los asientos. Lo que no se espera es que un poco más adelante vuelva a sonar el maldito aparato. Esta vez el propietario tuvo la delicadeza de dejar la sala y no volver a su sitio.

Madrid, 6 de Diciembre de 2014

Read Full Post »

El pasado martes, 2 de diciembre, en la librería Antonio Machado, del Círculo de Bellas Artes de Madrid, Julio Rodríguez y Manuel Pozo, miembros de este Taller de Creación Literaria, presentaron el libro “Cuéntame un gol. Cuentos de fútbol” del que son coautores.DSC_2965

Junto a Julio y Manuel intervinieron otros cinco autores de Cuéntame un gol. Fue un acto entrañable, cordial, al que asistieron numerosos amigos y que sirvió para estrechar los lazos entre los escritores y los asistentes.

El libro se puede adquirir a través de la editorial Verbum en

http://www.verbumeditorial.com/es/

o en las grandes librerías.

DSC_2943

Read Full Post »

El jueves pasado nos deleitamos desmenuzando el cuento de Peter Schlemihl durante más de dos horas… y nos faltó tiempo.

Como era de esperar nos desbordó la magia, la fantasía. Todos nos sentimos a veces Peter, a veces demonios, pero no nos quedamos indiferentes.

La maravillosa historia De Peter Schlemihl está considerada como un cuento infantil dentro de la literatura germánica, con moraleja incluida. El Narrador, autodiegético, cuenta sus aventuras a su ‘alter ego’, el escritor, en primera persona, en once capítulos, a lo largo de los cuales se observa el progreso del personaje. images (1)

Chamisso nos embauca desde el principio con unas cartas fingidas enviadas a individuos auténticos. Nos enreda en su red tejida con tramas como el Diablo, siempre presente, que aparece y reaparece para renegociar la compra del alma; la Sombra, imprescindible para que la sociedad aburguesada te respete y te reconozca; las Marionetas, esos seres sometidos a la voluntad del todopoderoso Hombre del Traje Grisimages (3)

Hay una  Dualidad constante entre el Bien y el Mal; la Luz y la Oscuridad; la Noche y el Día; la Vida y la Muerte; Riqueza y Pobreza; el color Rojo (vida, pasión) y el Gris (frialdad,muerte). La Naturaleza, el Destino; la escala social. Si parece que la primera parte de la fábula está falta ritmo, la segunda es trepidante. Gracias a las botas de sietes leguas, Peter Schlemihl recorre el orbe a la velocidad del rayo. images (2)

El cuento combina el espacio real, el doméstico o el manicomio, con el ficticio; los espacios cerrados con los abiertos; hay un espacio psicológico propio del Romanticismo, que dibuja el estado de ánimo, y otro prestado, el de la sombra con que le cubre su criado Bendel.

La mayoría de los personajes son planos. No es el caso de Peter que evolu-ciona a lo largo del relato. Cada uno representa una cualidad, Bendel y Fígaro (su perro), la amistad, la fidelidad. Los padres de Mina, la codicia, la sociedad corrupta, el materialismo, la burguesía reprimida y represora; Fanny, la debilidad; Mina, el amor interesado; Rascal, la avaricia astuta y servil.   descarga (2)

“¿De qué te sirve ser rico si pierdes tu Humanidad?” es la conclusión final, con tintes moralistas y moralizantes.

Read Full Post »

Older Posts »