Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 abril 2015

Las walkiriasA los que no asistieron el jueves pasado al Taller habría que contarles que pocas veces un relato cuenta con una crítica tan favorable y tan unánime como la que consiguió “Vendrán días mejores”, de Vicente Moreno. Un relato lleno de ironía y humor al que merece al pena dedicarle unos minutos.

Gracias Vicente.

“Esa mañana de sábado el hombre se despertó con la luz que entraba por los huecos de la persiana. Su esposa respiraba profundamente junto a él y, para no despertarla, se colocó los auriculares de la radio. Algo adormilado todavía, escuchó al locutor comentar la reciente investidura, por tercera vez consecutiva, del presidente Rajoy. Apagó la radio, Un día magnifico, pensó, iría a jugar al rugby-sala con sus compañeros del taller de papiroflexia, y por la tarde terminaría de corregir los exámenes de Lógica Difusa de segundo de primaria. Se levantó silbando la melodía de las Walkirias que, por alguna razón no se le iba de la cabeza en los últimos días, y en ese momento su mujer se despertó hablando en japonés. Otra vez. Ya le había ocurrido con anterioridad, así que se despidió mentalmente de sus planes y se preparó para un día aciago. De alguna manera, el placentero sábado que había programado se había convertido en una imponente montaña que debía escalar, cargado con una mochila. En realidad dos mochilas” (…).

(Seguir leyendo) Vendrán días mejores

Anuncios

Read Full Post »

Extraordinario homenaje al día del libro en el Taller de Creación Literaria. Se leyeron tres relatosDía del libro 2015 atrevidos y diferentes que gustaron mucho. Luis Marín leyó “El peso de los errores”, un diálogo constante de un matrimonio sobre un caso de abuso infantil en la vecindad. José Miguel Espinar nos metió el miedo en el cuerpo con “De paseo por el infierno”, en homenaje a Edgar Alan Poe y Vicente Moreno nos presentó una fina sátira de lo que puede ser la sociedad actual si… bueno mejor leerlo.

De paseo por el infierno. Extracto (José Miguel Espinar)

(…) Seguí corriendo dentro del túnel, cegado por la niebla y el silencio. Nadie. Solo se oía el eco de mis pisadas. Seguí corriendo. Un traspié. Caí rodando junto a otro cuerpo con el que acababa de tropezar. En el suelo, me sobrepuse, un instante casi sin resuello. Le doy la vuelta, lo pongo bocarriba… el otro cuerpo… tenía mi rostro, mi cara…. también era mío el otro cuerpo, pero… (…)

(seguir leyendo) De paseo por el infierno José Miguel Espinar

Read Full Post »

“A la llana y sin rodeos”. Con esta frase cervantina quiso titular Juan Goytisolo   uno de los discursos más breves en la historia del Premio Cervantes y, sin duda, uno de los más políticos. Comprometido y actual.

Discurso de Juan Goytisolo en la entrega del premio Cervantes 2015. (Extracto)

(…) Mi instintiva reserva a los nacionalismos de toda índole y sus identidades totémicas, incapaces de abarcar la riqueza y diversidad de su propio contenido, me ha llevado a abrazar como un salvavidas la reivindicada por Carlos Fuentes nacionalidad cervantina. Me reconozco plenamente en ella. Cervantear es aventurarse en el territorio incierto de lo desconocido con la cabeza cubierta con un frágil yelmo bacía. Dudar de los dogmas y supuestas verdades como puños nos ayuda a eludir el dilema que nos acecha entre la uniformidad impuesta por el fundamentalismo de la tecnociencia en el mundo globalizado de hoy y la previsible reacción violenta de las identidades religiosas o ideológicas que sienten amenazados sus credos y esencias.

En vez de empecinarse en desenterrar los pobres huesos de Cervantes y comercializarlos tal vez de cara al turismo como santas reliquias fabricadas probablemente en China, ¿no sería mejor sacar a la luz los episodios oscuros de su vida tras su rescate laborioso de Argel? ¿Cuántos lectores del Quijote conocen las estrecheces y miseria que padeció, su denegada solicitud de emigrar a América, sus negocios fracasados, estancia en la cárcel sevillana por deudas, difícil acomodo en el barrio malfamado del Rastro de Valladolid con su esposa, hija, hermana y sobrina en 1605, año de la Primera Parte de su novela, en los márgenes más promiscuos y bajos de la sociedad? (…)

Discurso de Goytisolo en la entrega del Cervantes.

Goytisolo cervantes

Read Full Post »

Cabo de Gata María Isabel

Bien es verdad que el cabo de Gata nos ha hechizado ahora con el relato de Carlos Cerdán (El hombre que miraba al mar), pero también es verdad que ya había sido escenario de nuestros relatos, como nos ha recordado María Isabel Ruano. En el primer libro de Primaduroverales podemos encontrar un relato suyo, intimista y sincero, titulado “Con otra mirada”.

La fotografía es de María Isabel Ruano. Viéndola es fácil suponer que en el cabo de Gata uno puede encontrar la inspiración necesaria para escribir.

Con otra mirada (fragmento)

Aprovecharon los días festivos para bajar al mar. Era su deseo, las sensaciones que quería conservar antes de marcharse.

Terminaba el mes de octubre con buen tiempo, aun así el mar estaba alborotado, las olas rabiosas, tan sólo por eso no invitaban a bañarse. Todo aquel ambiente parecía perfecto. Dentro del chiringuito de la playa, acondicionado con amplios ventanales a modo de invernaderos oía una música con deje de melancolía.

A través del cristal, contemplaba la estampa de la felicidad, la fotografía perfecta que se queda en la retina. Sintió que esa situación la había vivido antes. Seguro que había una explicación psicológica para este fenómeno que no era capaz de recordar.

Seguir leyendo Con otra mirada

Read Full Post »

Cabo de GataReconozco que no lo he visitado, y por eso no sé lo qué tendrá el cabo de Gata que seduce a todo el mundo que lo conoce.

Ayer nuestro compañero Carlos Cerdán situó su relato en este entorno y nos trasladó a sus playas y a su mar. Tanto gustaron el relato (sobre todo su final) y el escenario elegido que el cabo de Gata será el próximo escenario de nuestros relatos. Seguro que el paisaje lo merece.

“Intrigado me acerqué a un grupo y pregunté qué pasaba. “El Blas, que anoche se metió en el mar para ir a buscar a su hijo” dijo un hombre con un gesto como dando a entender que estaba loco. Observé a los demás y todos asintieron con rostros serios. Me alejé de ellos y paseé con la vista en el horizonte como si pudiera divisar a Blas. Después de un rato pensé en Manuela y su nieta, fui al chiringuito y miré a través de los cristales. “Manuela y su nieta no están, se las ha llevado su hermano a la ciudad” me dijo una mujer desde la playa. Un inmenso pesar llenó mi ánimo, despacio fui a sentarme en el sitio donde Blas lo hacía y consideré que, tal vez, con la paciencia necesaria, en algún momento le vería aparecer junto a su hijo”.

Del relato El hombre que miraba al mar.

Carlos Cerdán. Abril 2015.

cabo de Gata 2

Read Full Post »

Eduardo GaleanoMe apasiona el fútbol y me gusta la literatura. Así, por este orden. Hoy estoy expectante ante el partidazo de Liga de Campeones que van a jugar el Atlético de Madrid y el Real Madrid muy cerca de nuestra buhardilla en el Taller de Creación Literaria. A Eduardo Galeano le hubiera gustado verlo. Los dos centrales del Atlético de Madrid son los titulares de la selección uruguaya de fútbol. Eduardo Galeano era un escritor que transmitía pasión por la literatura y el fútbol. Unas cuantas horas después de escribir la entrada sobre el fallecimiento de Günter Grass me enteré de la muerte de Eduardo Galeano. Mal día para las letras. Y malo para el fútbol, pues Günter Grass también era un buen aficionado y escribió algunos relatos y poemas relacionados con el fútbol. No tantos como Galeano, que escribió libros enteros (El fútbol a sol y sombra).

Galeano era un escritor comprometido políticamente, tanto o más que Günter Grass. En 1971 publicó Las venas abiertas de América Latina, donde analizaba la historia del continente: la explotación económica y la dominación política a la que ha sido sometido desde la colonización europea hasta los años setenta. El libro fue tan identificado con las ideologías revolucionarias y de izquierda que fue proscrito de Argentina, Chile, Brasil y Uruguay mientras estos países permanecieron bajo el yugo dictatorial. Galeano estuvo preso en su país tras el golpe de 1973 y después, obligado a exiliarse: primero en Argentina y luego en España.

No hace mucho confesó que no volvería a leer su libro de mayor éxito. “No sería capaz de leerlo deAt Madrid Real Madrid nuevo. Caería desmayado. Para mí, esa prosa de la izquierda tradicional es aburridísima. Mi físico no aguantaría. Sería ingresado al hospital”. Seguro que no dedicaría esta tarde a leer su libro, ni ningún otro libro, ni a escribir una sola línea. Esta tarde iría al Vicente Calderón a ver a sus dos compatriotas de la defensa del Atlético de Madrid jugar contra el Real Madrid, y posiblemente se encontraría en el estadio con Günter Grass. Por si acaso agitaré fuerte mi bufanda. Allí nos veremos.

«Todos los uruguayos nacemos gritando gol y por eso hay tanto ruido en las maternidades, hay un estrépito tremendo. Yo quise ser jugador de fútbol como todos los niños uruguayos. Jugaba de ocho y me fue muy mal porque siempre fui un pata dura terrible. La pelota y yo nunca pudimos entendernos, fue un caso de amor no correspondido.

También era un desastre en otro sentido: cuando los rivales hacían una linda jugada yo iba y los felicitaba, lo cual es un pecado imperdonable para las reglas del fútbol moderno.»

Eduardo Galeano

Read Full Post »

Günter Grass 2Günter Grass, cuando escribía, solía contemplar unos grabados de Goya. Su mujer se los regalaba en sus cumpleaños cuando los conseguía en el mercado de arte, que no era fácil. El escritor alemán admiraba a Goya, al que consideraba la medida del artista, el criterio de verdad. “¡Es de una imaginación impresionante, cómo ilustra la demencia de este mundo! Tengo varios grabados de Los caprichos en los que nos muestra que está contra la Inquisición, con la demencia de la Iglesia católica por un lado y con la vida tal como es por otro… Goya es el gran ejemplo para mí, lo que me da la medida de si algo es bueno o es malo”.

Ayer se nos ha ido otro premio Nobel de literatura. Günter Grass murió en Lübeck, Alemania, a los 87 años de edad. Nos deja su obra más emblemática, El tambor de hojalata, que narra la vida de Oscar Matzerath, el niño que decidió no crecer, y que alcanzó una gran popularidad en 1978 cuando la obra fue llevada al cine y ganó el Oscar a la mejor película extranjera.

Günter Grass ha sido un hombre polémico con una participación muy activa en la política. En la presentación de su autobiografía Pelando la cebolla, en agosto de 2006, confesó a un diario alemán haber pertenecido en su juventud a las Waffen-SS, aunque aseguró que su ingreso no fue voluntario. Ante estas revelaciones recibió fortísimas críticas.

Por otro lado fue implacable crítico con la política seguida por George W. Bush, al que consideraba una amenaza para la paz mundial por su actuación en la guerra de Irak y criticó con dureza en 1997 el suministro alemán de armamento a Turquía y la denegación de asilo al pueblo kurdo.

En 2012 publicó un poema titulado Lo que hay que decir, en el que acusaba al Estado de Israel de poner en peligro la paz mundial por su capacidad para producir bombas atómicas. El Gobierno de Israel reaccionó prohibiéndole la entrada al país.

Algunas de sus obras más conocidas son:Günter Grass 1

El tambor de hojalata, 1959.

El rodaballo, 1977.

Malos presagios, 1992

Pelando la cebolla, 2007

Read Full Post »

Older Posts »