Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 julio 2015

 El año pasado conocí a Luisa Pastor y a Alvaro Giménez. Son dos personas que se dedican con pasión a la literatura y a la poesía en Orihuela, ciudad en la que residen. Son los conductores de un proyecto literario que se concreta en su blog

http://auralaria.blogspot.com.es/

Estoy seguro de que los caminos de la literatura nos volverán a juntar, pero yo entonces me quedé admirado por la voz de Luisa Pastor y por su forma de recitar. Son muchos los acontecimientos que se han ido acumulando en este blog, pero por fin he encontrado un hueco para hacer realidad la idea de publicar un poema leído por ella.

Algo más de tres minutos para disfrutar del poema Un gato en un piso vacío, de la escritora polaca Wislawa Szymborska.

 

Read Full Post »

DSC01968Sandra Almazán nació en San Sebastián de los Reyes, aunque recientemente se ha trasladado a vivir aMadrid. Le gusta mucho el cine y la música y hace tiempo tocaba el bajo en un grupo. Cuando le pregunté si su profesión tiene relación con la literatura me dijo que es vendedora de café y que eso ayuda a conocer a mucha gente. Quizás ese sea parte del secreto, conocer a mucha gente y tener una taza de café al lado mientras se escribe, porque Sandra lo hace de maravilla y lo ha demostrado en nuestro certamen.

Empezó en un taller de creación literaria hace cuatro años, pero realmente no le ha dedicado mucho tiempo hasta este año. Escribir es ahora su pasión, aunque ha tardado algo de tiempo en darse cuenta, pero ahora se encuentra con que no quiere y no sabe hacer otra cosa. Y no lo hace mal, pues poco antes de quedar finalista en el II Certamen Madrid Sky quedó segunda en el XV Certamen de Declaraciones de amor (Dime que me quieres), organizado por las Bibliotecas Municipales de Málaga, un buen premio que incluía la publicación de su relato.

Sandra es bajita, callada, discreta… transmite una sensación de fragilidad que desaparece cuando la oyes hablar. Y si algo va mal, si pasa por algún mal momento en la vida, se refugia en los libros de Jane Austin, quizás con una taza de café a su lado.

Sandra Almazán, una entrevista deliciosa…

Nos llamó la atención el título de tu relato en latín. ¿Existe un porqué?

En realidad el título fue lo último en lo que pensé. Siempre me cuestan mucho los títulos. Creo que este es de los mejores, la verdad. Se trata de un “memento mori” y me acordé por un cuadro de Possin. Una escena pastoral en la que tres pastores encuentran una tumba con esta frase. En realidad es una frase muy típica y tópica, pero yo quería hablar de la muerte, de cómo su presencia nos transforma a todos, y me pareció que encajaba.

¿Cuándo lo terminaste no te pareció que había quedado un relato muy triste?

Bueno, ya desde el principio pensé que era triste. Me costó escribirlo por eso y cuando se lo leí a mi novio y vi que se había emocionado, pues pensé: sí que me ha quedado triste, sí.

¿El amor siempre se acaba?

Yo creo que el amor nunca se acaba. Al menos el bueno. Tengo que confesar que soy una romántica, aunque en estos tiempos no se lleve mucho, y para mí el amor es lo más importante.

Et in Arcadia ego

Et in Arcadia ego

¿Qué más nos puedes contar de tu relato Et in Arcadia ego?

Pues es un texto en el que pienso que se refleja el concepto de ausencia y la construcción del recuerdo y la memoria a partir de ella. Me gusta reflexionar sobre estas cuestiones y espero que se haya reflejado en el texto.

En los relatos tuyos que he leído siempre está muy presente la pintura. ¿Por qué?

Yo he estudiado Historia del Arte. En realidad, no me lo propongo, pero cuando estoy creando un texto sobre todo pienso en imágenes y resulta inevitable hacer referencias. Pienso que es otra forma de conocer y entender la realidad.

¿Cuando enviaste el relato al concurso pensaste que podías ser finalista?

La verdad es que no porque es un texto muy lírico. Pensé que iba a resultar demasiado poético, pero no me desanimé y al final ha gustado.

¿Qué te pareció el acto de entrega de premios del II Certamen Madrid Sky?

La verdad es que no me esperaba que fuese así. Estuve curioseando el blog y vi la del año pasado, pero no me imaginaba que fuese todo tan acogedor. Fue un encuentro muy bueno.

Sandra en el II Certamen Madrid Sky

Sandra en el II Certamen Madrid Sky

Nosotros proponíamos la frase “por segunda vez en lo que va de noche, llora” para comenzar el relato. ¿Te resultó difícil darle continuidad a esta frase?

Desde que leí la frase, enseguida me vino a la mente la escena y los sentimientos de los personajes. Luego solo tuve que darle un poco de forma. Así que no, lo cierto es que la propuesta de la frase me inspiró.

¿No te parece que la literatura es una extraordinaria manera de conocer a otras personas?

Por supuesto. Como lectora siempre da pie a charlas interesantes y como escritora me predispone a estar muy receptiva hacia los demás, ver sus reacciones, sus sentimientos,…

¿Volverás a participar si conseguimos organizar otra vez el certamen?

Me gustaría mucho, claro. Espero que el certamen continúe muchos años y se convierta en un referente.

DSC_4645

Cuéntanos, por favor, tus proyectos literarios.

Tengo muchas ideas y en general voy escribiendo sobre la marcha. Me gustaría escribir una historia en homenaje a mi abuela, pero quiero hacerlo muy bien, así que no tengo prisa. También tengo algunas ideas para una novela ambientada en el futuro. Pero primero necesito tener más experiencia.

¿Antes de despedirte nos puedes recomendar una novela y un relato?

Es una pregunta difícil, así que voy a contestar sin pensarlo mucho: La conjura de los necios de John Kennedy Toole y El Océano de John Cheever. Algo fresquito para el verano.

¿Te gustaría decir algo más?

Daros las gracias todos y también mucho ánimo para que continuéis con vuestro grupo y vuestros proyectos. Me habéis transmitido mucha energía.

Et in Arcadia ego

 

Read Full Post »

Alberto Palacios Santos es de Salamanca, de la que dice que es una ciudad difícil, llena de contrastes y cargada de un pasado presuntamente glorioso reflejado en ese color amarillo de sus piedras que inunda sus relatos y que salió a relucir el día de la entrega de premios.

Alberto con su hijo Daniel

Alberto con su hijo Daniel

Es un hombre muy familiar. Le gusta la literatura y el cine, al que pretende dedicarse profesionalmente. Considera que el cine y la literatura son dos formas de acercarse a la ficción, dos maneras de trastornar la realidad y de tratar de entender el mundo. El hecho de trabajar rodeado de películas le permite conocerlas más intensamente y asomarse a otros cines repletos de posibilidades literarias, como el cine aficionado −el que desde siempre ha rodado la gente anónima en formatos como el 9,5 mm. 8 mm. o Súper 8− y en el que afirma que se encuentran auténticas maravillas con todo un mundo por descubrir.

Hace poco ha empezado a presentarse a concursos literarios porque hasta ahora le daba cierto reparo exponer en público trabajos de los que nunca se tiene la seguridad de que tengan el interés o la calidad suficientes, pero últimamente ha sido finalista en varios certámenes entre los que destacan el Concurso Literario Internacional en Prosa ‘La belleza en 1000 palabras’, convocado por los 25 años de la Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica (CIINOE) y en nuestro II Concurso de Cuentos Madrid Sky.

 ¿Hace mucho que escribes, Alberto?

Desde que era un chaval, desde que te das cuenta de que con la imaginación y las palabras tienes en las manos una herramienta mágica con la que puedes transformar el mundo –al menos el tuyo–, reparar lo que no funciona bien y crear lo que quieras.

¿Y por qué escribes?

No sé, para vivir mejor, o para vivir más, o para ver las cosas desde otros puntos de vista, o para verme a mí mismo desde fuera. Supongo que es una forma de vivir y de caminar, como la música o la pintura, o el cine.

¿Cuál es tu autor preferido?

Me siento muy identificado con la literatura de Cortázar, también con Paul Auster o Benedetti y, sobre todo, con la visión del mundo que nos propone Juanjo Millás al que hago un pequeño homenaje en mi relato.

¿Prefieres la novela o el relato?

La novela puede parecer más exigente, me gusta la libertad que adquieren los personajes, pero también me asusta la complejidad de desarrollar una historia de forma tan amplia y la habilidad que hay que tener a la hora de trabajar su estructura para que no se desmorone. El relato corto es mucho más intuitivo y yo soy muy intuitivo, mis personajes caminan muy libres por el relato, apenas los sujeto, aunque seguramente tienen muy marcado su final. En resumen, me gusta la novela porque puedes quedarte a vivir en ella y el relato porque es un fogonazo, una fracción de una historia en la que ha habido un antes y un después que desconocemos, un viaje del que vuelves transformado.

Nos llamó la atención el título de tu relato en inglés “The woman in the window”. ¿Cómo se te ocurrió?

El título es un homenaje a la película de Fritz Lang La mujer del cuadro (The Woman in the Window, 1941), su título original en inglés me servía para, primero, explicar de forma evidente que en la historia vamos a ver a una mujer en una ventana (lo que sin duda tiene muchas posibilidades) y segundo, para señalar que, como ocurre en la película, hay algo extraño en su fondo, algo irreal y onírico. Aunque yo no soy muy partidario de introducir el recurso del sueño en una historia aquí, sin embargo, me pareció irremediable y eso que, como digo, casi odio tanto lo de “todo fue un sueño” como lo de “basado en hechos reales”.

¿Nos puedes explicar desde tu perspectiva profesional que tiene que ver el cine con la literatura?

El cine en una forma espléndida de contar historias, tiene un lenguaje propio, muy alejado del lenguaje literario, no es comparable una novela con una película como no lo es un cuadro con una fotografía o una ópera con un poema. Dicho esto creo que cine y literatura se complementan y, desde luego, se retroalimentan, el cine ha provocado, seguro, multitud de relatos y de estilos y la literatura está presente directamente en muchas películas. Alberto Palacios 1

Nos sorprendió el desdoblamiento de tu personaje en el cuento. ¿Tú también te desdoblas en la vida real?

Eso espero. Supongo que todo el que escribe se desdobla o lo pretende, supongo también que todos somos más de uno y en la seguridad de la ficción podemos hacerlo con toda libertad. En la vida real es más complicado, pero espero desdoblarme bien, sin que se noten demasiado las dobleces.

¿La vida para un hombre solitario es ir detrás de una mujer?

La soledad solo es buena cuando es elegida, casi nadie está completo solo y el perseguir a alguien –a una mujer o a un hombre− solo puede ayudarnos a caminar una temporada o engañarnos mientras dura la persecución. Hay muchas películas que hablan de la soledad, pero me viene a la cabeza Familia (1996) de Fernando León de Aranoa, en el que el protagonista contrata a unos actores para que simulen ser su familia durante su cumpleaños, me parece que es una metáfora perfecta y tremenda de la soledad más allá del hecho de perseguir el amor romántico.

¿Qué más nos puedes contar de tu relato?

Mi relato es una historia sencilla en la que un hombre se dedica a mirar a la gente que vive en el piso que hay frente al suyo, hasta que una noche se queda a solas frente a una ventana en la que una mujer hace su vida. Esa ventana es como una pantalla de cine y él es un poco James Steward en La ventana indiscreta (Rear Window, 1954), de Alfred Hitchcock (por cierto, basada en un cuento) y como Edward G. Robinson en La mujer del cuadro. Como en el caso de estos dos protagonistas, nuestro hombre descubre un mundo frente a él y, como les ocurre a ellos, se contagia de lo que ve y ese mundo ajeno acaba formando parte de su vida. Vida y ficción se mezclan, como siempre.

¿Cuándo lo enviaste al concurso pensaste que podías ser finalista?

Aunque cuando se participa en un concurso siempre se hace para ganarlo no lo tenía muy claro, menos cuando el día de la entrega de premios oí los relatos finalistas que me parecieron estupendos. En este sentido quiero felicitar a Santiago Eximeno, justo ganador con un relato escalofriante y a Sandra Almazán segunda finalista con una historia llena de sensaciones contadas con maestría. Personalmente disfruté mucho con el cuento de Diego de la Fuente, una historia fabulosa con un sentido de lo surrealista digno de la magia de Cortázar y del humor socarrón de Luis Buñuel.

Portadas de los dos tomos de Cine en Castilla y León.

Portadas de los dos tomos de Cine en Castilla y León.

Y qué nos dices de tu libro “Cine en Castilla y León (1910-2010). Catálogo de rodajes cinematográficos”

Se trata de la obra de casi una vida, un catálogo en el que mi compañero de viaje, Ismael Shahín, y yo estuvimos trabajando durante cinco años tratando de recopilar, ordenar y realizar fichas completas de todas las producciones cinematográficas relacionadas con Castilla y León durante cien años de cine. Una labor dura, pero muy satisfactoria que nos permitió analizar cientos de largometrajes y cortometrajes de muy diversos estilos y escribir sobre ellos. Un libro fundamental para una Filmoteca, un inventario casi obsesivo que esperamos sea una herramienta útil para estudiosos del cine, de la historia o de cualquier otra disciplina que quiera utilizar el cine como fuente de información.

¿En tus relatos siempre está presente el cine?

No, es cierto que en el que presenté al concurso el cine está muy presente tanto en el fondo como en la forma, pero los hay en los que no hay nada que lo recuerde, o eso creo… Tendré que revisarlos.

¿Qué te pareció el acto de entrega de premios del II certamen Madrid Sky?

Me parece un premio en sí mismo, os aseguro que para mí el estar con todos los finalistas y organizadores en aquel acto ya era suficiente. El cariño con el que lo preparáis todo, la lectura de los textos por parte de unos narradores espléndidos, la entrega de premios y ¡las cañas del final!… hace que merezca la pena.

Nosotros proponíamos la frase “por segunda vez en lo que va de noche, llora” para comenzar el relato. ¿Te resultó difícil darle continuidad a esta frase?

Es una frase con muchas posibilidades y hay veces que este tipo de retos es lo que necesitas para encarar una historia original. La frase, como vimos con el resto de relatos, daba para mucho; a mí me dio para esta historia de una forma natural, fue ella la que quiso salir.

¿No te parece que la literatura es una extraordinaria manera de conocer a otras personas?

Claro, y eso que es algo tan íntimo, tan personal, pero si hay concursos como el vuestro desde luego. Ha sido un lujo conocer a todos los autores y a los organizadores.

¿Volverás a participar si conseguimos organizar otra vez el certamen?

No lo dudes, y si no soy finalista, y me dejáis, iré a Madrid a veros ese día.

Cuéntanos, por favor, tus proyectos literarios.

Quiero escribir con más continuidad, ordenar y pulir muchos relatos que, a lo mejor, necesitan estar juntitos en algún volumen, aunque tendré que ver si lo merecen. También escribo regularmente en la Revista Digital de la Filmoteca de Castilla y León.

http://filmotecadecastillayleon.es/revista/mayo2015.html

Cartel de la obra de microteatro La niña de la curva.

Cartel de la obra de microteatro La niña de la curva.

Y ahora estoy con el gusanillo del teatro, he escrito algunas obras de microteatro, alguna de ellas se ha estrenado en Salamanca y me ha gustado mucho la experiencia, estoy ofreciéndoselas a actores y grupos de teatro, son obras que van de los 15 a los 30 minutos, una especie de relato corto que se sale del papel y toma vida… el chispazo del cuento llevado a una sala pequeña con uno, dos o tres personajes. Una vuelta de tuerca más en un formato en el que me siento muy cómodo.

¿Antes de despedirte nos puedes recomendar una novela y un relato?

Más que de títulos os puedo hablar de autores, en relato me ha llamado la atención últimamente Samanta Schweblin, una autora argentina con un mundo muy sugestivo. En novela (y también en relato) vuelvo a Millás o Auster, en sus obras vemos la otra cara de las cosas, cómo en la vida interviene de forma intensa el azar que todo lo puede.

¿Te gustaría decir algo más?

Aunque pueda sonar un poco grandilocuente me gusta pensar en el arte en general y en la literatura en particular como un elemento de transformación de la realidad, aunque sea en espacios cortos o muy personales, creo que no debemos olvidar que, como decía Bertolt Brech, el arte es un martillo, ser conscientes de que en muchas ocasiones escribimos porque la realidad no es como quisiéramos que fuera.

También me gustaría daros las gracias por vuestra pasión por el relato y la oportunidad que nos dais de dar luz a lo que escribimos, a unas historias que realmente empiezan a tomar vida cuando salen de nuestro ordenador y se leen, y forman parte de la vida de otras personas.

The woman in the window

Read Full Post »

Santiago Eximeno

Una entrevista de Jose Jesus García Rueda

DSC_4632Cuanto comienzas a indagar en la trayectoria de Santiago Eximeno (Madrid, 1973), lo primero que piensas es que este escritor es un fuera de serie. Un verdadero crack, que diríamos ahora. Así lo confirma su interminable lista de galardones (incluyendo los más prestigiosos… obtenidos varias veces), su actividad mega-multifacética (novela, relato, ficción mínima, juegos de mesa, fundación de asociaciones, narrativa interactiva,…) y el eco de su obra (su nombre está presente en todos los foros de aficionados al género de terror, se ha traducido su obra a varios idiomas, los especialistas en el género hablan maravillas de él…). Y entonces un día, por casualidad, lo conoces en persona. Ahí es cuando descubres que Santiago es mucho más que un fuera de serie. Santiago es un gran tipo. Uno tipo grande de verdad. Una persona sencilla, de trato fácil, afable y buen conversador. Y te crecen las ganas de saber más de él.

La exploración de tu currículum me ha dejado un poco preocupado, Santi, así que lo primero que necesito preguntarte es… ¿Pero tú sacas tiempo para comer y dormir, como el resto de los mortales?

Me has descubierto: una de mis armas secretas es el insomnio crónico. El resto me temo que es tiempo robado al día a día, a la familia, a los amigos… Cada vez se hace más difícil mantener el ritmo, pero lo intento, lo intento.

Tienes en tu haber casi todos los premios que un autor de género fantástico sueña con lograr. ¿Cómo se ven las cosas una vez traspasada esa frontera? ¿Se siente uno un poco de vuelta de todo en el mundillo literario, o siempre encuentras nuevos retos?

Adoro escribir. En ese sentido lo que me motiva es contar la historia, permitir que salga de mi cabeza y liberarme. Los premios son maravillosos, los lectores todavía más, pero mi necesidad de escribir, de volcar mis pesadillas, probablemente sería la misma aunque no hubiera recompensa.

Santiago, ¿qué es Umbría? antUmbria

Umbría es la cristalización del miedo. Sobre todo el miedo a la pérdida: perder a un hijo, perder a tu mujer, perder a tus padres y a tus amigos. Es un escenario de horror que utilizo para hablar de todos estos temas que me fascinan: la soledad, la nostalgia, el abandono, la tristeza, etc.

He visto en tu página que te interesan los temas relativos a la creatividad, y a juzgar por lo prolífico y amplio de tu obra, es un tema que dominas. Santiago, ¿sabrías decirnos cuál es la clave de tu creatividad?

La persistencia. El trabajo. Y mirar todos los días el mundo con los ojos de un niño, dejarme fascinar por la realidad que me rodea.

Relato, ficción mínima, novela, cómic, poesía, narrativa interactiva y hasta juegos de mesa. ¿Hay algún palo que todavía te quede por tocar y que te apetezca? ¿Te ves, por ejemplo, escribiendo el guión de un videojuego o de una webserie?

Los videojuegos me atraen, por supuesto, y he dado algunos (torpes) pasos para desarrollar mis propios videojuegos desde que tenía un ZX Spectrum, pero no he logrado terminar nada decente. Volveré a ellos porque me atraen mucho como medio de expresión. También me gustaría lanzarme con otras ideas locas, como la pintura o escribir un haiku directamente en japonés. Todo es cuestión de disponer de tiempo para intentarlo.

Te confieso que de mayor quiero ser como tú, ¿por dónde empiezo?

¡No duermas!

Cuéntanos de tu interés por los juegos de mesa: ¿qué le ofrece su diseño a una mente creativa e inquieta?

Lo veo muy cercano a la literatura. Al final tienes entre las manos una temática, o una mecánica, y desarrollas la idea todo lo que puedes sin preocuparte demasiado por la parte técnica. Después, como en el proceso de revisión de un texto, pasas por una iteración, y otra, y otra, limando un detalle aquí, modificando masivamente allá. Es genial ver cómo la idea poco a poco se convierte en realidad. Y es genial también ser consciente de que un juego de mesa no es un trabajo solitario, es algo que implica a muchas otras personas. Una obra hecha entre multitud de manos.

constructo1Hablando de juegos, te propongo uno: te nombro tres objetos y tú, en diez segundos, escribes una frase con el argumento para un cuento en el que los tres objetos tengan un papel relevante. ¿Preparado? Estos son los objetos: “máscara de gas”, “mantequilla”, “antena parabólica”.

Lo confieso, le he dedicado más de diez segundos. Y probablemente la idea sea demasiado tópica. Escenario apocalíptico. Unos niños localizan un bunker subterráneo gracias a la señal que emite y que captan con su antena parabólica. Entran allí y descubren varios cadáveres, pero también varias latas de comida en buen estado. Incluso un frigorífico. Dentro hay mantequilla y pan de molde. La untan, pero no pueden comérsela porque todos llevan máscaras de gas para no respirar las armas biológicas que flotan en el aire. Lo releo y veo que no funciona, pero quizá haya una historia aquí que merezca la pena intentar. Ya os contaré si la termino.

Tú que has trabajado en obras literarias interactivas, ¿cómo ves esa forma de contar historias? ¿Qué papel crees que pueden jugar la narrativa interactiva, los Juegos de Realidad Alternativa y los videojuegos en el mundo de la narrativa? Ahora está muy de moda hablar de storytelling y de literatura 2.0 y esas cosas, como si nunca hubieran estado ahí. Como si los libros de Elige tu propia aventura no hubieran empezado a publicarse hace treinta años. Yo creo que la ficción interactiva, cuando va más allá del juego y valora la parte literaria, es fascinante. Es arte. Existe una comunidad anglófona alrededor de la herramienta Twine, por ejemplo, que está revolucionando la forma de narrar interactivamente. Creo que en estos últimos años está despertando esta forma de narrar que estaba olvidada, y me encantaría poder formar parte de ello.

Has publicado obras escritas “a cuatro manos” (o “a dos cabezas”, sería quizá más propio decir). ¿Cómo es la experiencia de compartir un proceso tan personal como la creación literaria? ¿Cómo enriquece a la obra y a sus autores y, por otro lado, que dificultades aparecen?

Es maravilloso. Compartir el proceso creativo —ya sea en una novela o en un juego de mesa— le da un nuevo sentido a lo que hago. Las dificultades son las previsibles: estilos diferentes, ambiciones distintas o la necesidad de ceder para alcanzar un consenso. Pero merece la pena cuando uno de los autores descubre cómo continuar en un punto que otro se da por vencido, por ejemplo. O cuando ambos ven con claridad el siguiente paso.

“A su lado”, el relato con el que has obtenido el primer premio en la segunda edición delantBJCC concurso Madrid-Sky, exhibe un gran dominio técnico. En tu estilo de escribir, ¿cuánto es creatividad y cuánto es técnica?

La inspiración es esencial. Si no tienes la historia no tienes nada, eso es evidente. Sin embargo estoy convencido de que lo que da verdadero valor a la narración es la técnica, el trabajo, el esfuerzo. Estoy de acuerdo con los que dicen que una obra es un 10% de inspiración y un 90% de trabajo, de duro trabajo.

Ya que ha salido el Madrid-Sky, ¿podrías volver a contarnos aquí cómo decidiste tomar parte en el concurso, a ver si otros se animan para el año que viene?

Me llamó mucho la atención la frase seleccionada como disparador, y pesó también que lo organizara Primaduroverales, a los que no conocía hasta el concurso, pero al ubicarlos en la Casa del Reloj, por donde he pasado con mi familia muchas veces al visitar el Matadero o recorrer Madrid Río, le di un punto más a su favor. Después, al cotillear el blog y ver lo especial que había sido la primera entrega de premios, terminé por convencerme de que quería estar ahí y vivirlo si era posible.

Me han hablado muy bien de un tal Santiago Eximeno y me apetece leer algo de ese autor tan nombrado y engancharme a su obra. ¿Qué me recomiendas?

Mi libro de relatos Umbría (El humo del escritor, 2013) creo que es lo mejor que puedo ofrecer en relato corto. Y Alicia en el sótano, que aparecerá este año de la mano de Libros.com, es lo mejor que he escrito. Hasta que se publique, también es posible leer gratis en formato electrónico mi primer libro de relatos, Bebés jugando con cuchillos (Grupo AJEC, 2008), que os puede dar una buena visión de cómo trato los temas que me fascinan.

 Y por último, un lugar para que “pongas aquí tu publicidad”, ¿hay algo que te apetecería contarnos y que no haya quedado reflejado en las cuestiones anteriores?

Me gustaría aprovechar para felicitar una vez más a Primaduroverales por la organización del premio. Fue realmente especial estar allí, escuchar cómo leían maravillosamente mi relato, compartir con los asistentes, con los integrantes del taller, con el jurado y con el resto de finalistas unas cervezas y unas bravas, disfrutar de un evento tan cercano, tan personal y tan hermoso. Muchas gracias.

Gracias a ti, Santi. Un placer y un lujo haberte tenido como participante en nuestro concurso. Es un topicazo, pero no por ello menos sincero: ya sabes dónde tienes tu casa.

Entrevista a Santiago Eximeno

A su lado, relato ganador del II Certamen Literario Madrid Sky

Read Full Post »