Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 enero 2018

La escritora Candela Martín Morales presentará su segunda novela el sábado día 3 de febrero a las 19:00h (Espacio Ronda, Ronda de Segovia nº 50. Metro: Puerta de Toledo). En el acto intervendrán nuestra compañera María Isabel Ruano y el historiador Álvaro Martín Herrán.

Candela Martín es doctora en periodismo por la Facultad de CC.II de la Universidad Complutense de Madrid. Nació en la comarca de la Vera, y aunque se trasladó de niña a Madrid, al barrio de Arganzuela, donde vive en la actualidad, siempre se ha sentido pegada a sus raíces. En 2016 publicó su primer libro, La vida cambia… Y les cambió la vida, una obra ligada a su tierra, a la emigración, a los pueblos que ven cómo sus calles se van quedando vacías porque sus habitantes buscan un futuro supuestamente mejor en las ciudades.

Su segunda obra, Cartas de amor y de muerte y otros relatos es, por un lado, un emotivo homenaje a la memoria de un ser querido con la narración de una historia de amor truncada por una muerte repentina e injusta. Por otro lado refleja la manera de vivir y superar un duelo, que conduce a una reflexión sobre la vida, el dolor, el placer y la huella que los seres amados dejan en cada uno de nosotros.

El libro de Candela Martín es una gran oportunidad para encontrarse con esos relatos cortos llenos de autenticidad, en los que muchos lectores se verán transportados a su infancia.

http://espacioronda.com/nosotros/contacto/

Anuncios

Read Full Post »

Hace unas semanas se presentó en Madrid la nueva publicación de RELEE, ‘Error 404′. En él se incluyen cuatro relatos de otros tantos primaduroverales (antiguos o en activo). No queremos dejar pasar la ocasión para comentar con los cuatro algunos aspectos sobre sus textos y sobre su visión del futuro, ambientado en torno a la ‘perplejidad tecnológica‘ como hilo conductor en esta edición de la editorial.

Por tanto, hemos ideado algo como una ‘mesa redonda virtual’ para hacer esta entrevista. A ella han asistido con toda su cordialidad, José Sainz de la Maza con “Amadeus“, Juan Santos con “El experimento“, José Jesús García Rueda con “En el jardín Metálico” y Diego Rinoski con “Crónica de una revolución (y otros cuentos)”.

Portada

Para empezar, por ejemplo, por José, nos gustaría saber porque Cosmo decide huir del ‘mundo feliz’ que nos introduces en tu ‘Amadeus’.

José: No sé si en realidad lo decide o si simplemente se ve impulsado a ello. El desencadenante, sólo el desencadenante, es la posibilidad de tener un hijo, eso desarrolla en Cosmo una avalancha de emociones. Y entre ellas está el amor, claro; un amor que no se diseña, sino que tiene sus propias reglas.

La idea de ‘solidarizar’ el tiempo restante entre dos personas que prefieren morir a la vez, como prueba de amor, es, cuando menos, muy interesante. Juan, ¿cómo te surgió?

Juan: La idea me surgió al escuchar, en más de una ocasión de boca de matrimonios mayores, la frase de: “deberíamos morirnos los dos el mismo día”. O a viudos: “¿Qué hace uno aquí ya? Estorbar nada más” Y es fácil de entender, cuando imaginas la soledad de viudos y viudas, esperando su hora en sus casas o en las residencias, sin ilusión ninguna. Ahora es ficción, pero yo conozco a muchas parejas felices, de mi generación, que probablemente se prestarían voluntarios para hacer este experimento.

Independientemente de otras magníficas características de tu relato, José Jesús, en ‘el jardín metálico’, tras su lectura, algo se nos aclara a los lectores: el concepto tecnológico ‘cloud (nube)’ acuñado recientemente y en donde, entre otras cosas, se almacena información bajo demanda de particulares y empresas, realmente está más bien a ras de tierra o incluso bajo ella, en vez de situarla allá en el cielo. Y que el concepto de ‘subir’ más bien sería la de ‘enterrar’.  ¿Qué tenías en mente cuando ideaste ese lugar de grandes almacenes cerrados que contenían toda la información del mundo, situado en un desierto sin dunas?

José Jesús: Pues literalmente eso, un erial, un lugar que aun conteniéndolo todo (en formato digital), no era más que arena y barracones, en el que la vida, al menos en su formato vegetal, no brota. En definitiva, una paradoja… “con intención”.

El texto de Diego anticipa, entre otras cosas, la ceremonia de presentación de un libro de relatos de diversos autores, tal como está concebido Error 404. ¿Tan claro tenías cuando lo escribiste que serías un elegido?

Diego: No, claro que no. Mi personaje tenía que salir elegido para que la trama avanzara en la dirección que yo quería, pero la verdad es que ni soy futurólogo ni tengo poderes adivinatorios, creo yo.

¿Cuál sería ese futuro del que tu personaje Cosmo no huyera, José? ¿Qué deberían tener las Miriam de ese lugar para que él no añorara a las Veras?

José: Cuesta creer que las Arcadias puedan existir, tanto hoy en día como en el futuro, el mundo feliz parece más bien un mito. Habría que ver qué hubiera ocurrido si Vera lo hubiese acompañado, pero ese es otro cuento. ¿Qué deberían tener las Miriam? Yo haría la pregunta al revés, ¿qué es lo que no tienen las Miriam? Eso que no tienen es lo que le falta a Cosmo.

A lo largo del ‘Experimento’ las cosas se tuercen y nada sale como se preveía. En ese futuro, Juan, ¿crees que el ser humano seguirá teniendo las mismas dosis de torpeza que siempre?

Juan: Como errar es de humanos, el hombre se servirá cada vez más de las máquinas para conseguir la máxima perfección, pero yo creo que siempre andará por ahí Murpfy con su ley para hacer la puñeta. Y lo que temo es que siempre habrá algún interés creado que entorpezca la marcha de los grandes progresos, por muy buenos que sean.

Los contrastes como un botánico en lugar donde no crecen plantas y un fotógrafo que quiere convertir ese lugar precisamente en un jardín. JJ, dinos algo sobre esto.

José Jesús: Pues el contraste del botánico no deja de ser la respuesta que encontré a la pregunta: “¿Quién podría representar mejor la aversión a ese lugar desértico?”. En cuanto al fotógrafo… sus intenciones no son evidentes. En ese almacén perdido en el desierto ve una belleza, un jardín en potencia que cree poder hacer salir a la luz a través de las imágenes, digitales, que toma con su cámara. Una idea que se hace complicada de concebir para el botánico…

¿Te considerarías miembro de la ‘Resistencia’ que presentas en tu relato? Dadas las circunstancias que nos envuelven, Diego, ¿sería mejor vivir ‘desconectado’?

Diego: Me consideraría y me considero miembro de la Resistencia. Con este relato, no creo que lo haya conseguido, pero mi intención era que la gente reflexionara sobre eso de vivir desconectado igual que hace veinte años, y dar a entender que el exceso de comunicación nos lleva a todo lo contrario, a la incomunicación. Es decir, que sí, que sería mejor vivir desconectado, aunque para muchos ya sea tarde.

img-seminario-planificando-futuro-coaching-pnl-2014-12-13

Bueno, pues hasta aquí por hoy. Para aquellos que no lo haya hecho aún, no queda sino leer estos magníficos relatos, que, quien sabe, podrían tener la clave de lo que nos espera (y nos acecha?) en este futuro incierto, tan incierto como resultan todos los futuros.

Muchas gracias a estos cuatro escritores y amigos. Mucha suerte en adelante y desearles nuestra más sincera enhorabuena por haber sido seleccionados para esta excelente publicación. Ha sido un verdadero placer leerlos.

Read Full Post »

Por: Mariaje (María Jesús Ainaga)

La tarde de hoy en el Taller ha sido, rica como siempre, y variopinta como nunca.

Tenemos la tarea de conseguir un relato autodiegético, con metaficción, tono lírico y dos historias… ¡ahí es nada! Y Paco Plaza se ha atrevido con todo en su originalísimo trabajo “¿QUÉ HACEN LAS PARTÍCULAS ELEMENTALES CUANDO NADIE LAS ESTÁ MIRANDO?”. La física cuántica le ha permitido introducir el Principio de Incertidumbre de Heisenberg y dos universos paralelos: la realidad y la imaginación. Un hombre y su vida, por la que pasa de puntillas mientras sigue soñando (y quizás fabulando), con su amor de juventud. Cuando al final se encuentran… ¿qué es real y qué es ficción?

particula-cuantica-kADG--620x349@abc“¿Qué era más real? Te preguntarás. No lo sé querida. Amada mía. Tal vez ahora estemos soñando. ¿Tú estás despierta? A fin de cuentas da lo mismo, la vida la conforman ambas partes: la real y la que fluye en la deriva nocturna. ¿Ves? Siempre nos topamos con la dualidad. ¿Son ondas? ¿Son partículas?”

El debate ha estado servido en bandeja: ¿es lo mismo “ser” que “estar”? ¿y hacer, es ser? ¿somos haciendo para estar siendo?

Sin llegar a ninguna conclusión concreta, hemos pasado al relato de Carlos Valle-Inclán “CAMPAMENTO DE PAZ” en el que, desde lo absurdo, hace una magistral crítica de cómo somos capaces de criminalizar a una parte de la sociedad, de nosotros mismos, y hasta morir por ello. La razón para expulsar a “algunos”, ninguna especial. Eso no es relevante. Sólo es necesario que “algunos”… carguen con las culpas de todos.

“Desde que el presidente de la Nación los declaró culpables de la crisis, la ruptura social, el cambio climático y la subida del pan, los ciudadanos regulares comenzaron a mirarlos con ciertas reticencias primero, desdén después y odio más tarde.”

limerencia-obsesionSeguimos con la “LIMERENCIA” de Olga Torralba que ha convertido una sencilla comida en el campo, en un sensual relato de la incipiente y prohibida atracción de una mujer por otro marido. Entre setas y vino, las metáforas de un obsesivo enamoramiento han fluido con naturalidad, verosimilitud y, esa ansiada ligereza.

“Él le partió un trozo del pastel, invitándola a comerlo, insistiendo en que le iba a gustar. Ella lo degustó con el paladar y con el alma. Viviéndolo casi como una experiencia íntima, mientras le miraba, un segundo más de lo normal.”

Dado que hoy era el aniversario del nacimiento de Virginia Woolf, hemos analizado su cuento “LA DUQUESA Y EL JOYERO”. Aun no siendo muy característico de su estilo habitual, ha resultado muy interesante.

http://ciudadseva.com/texto/la-duquesa-y-el-joyero/

Roger_Fry_-_Virginia_WoolfLlamaban la atención las repeticiones. Sí, las repeticiones. Usaba numerosas repeticiones. Tres, cuatro o cinco repeticiones. Y las alusiones a animales “poco favorecidos” (cerdo olfateador, camello desgarbado, nariz de elefante), probablemente para remarcar el retrato “poco favorecedor” del protagonista. Él, que tenía todo forrado ostentosamente; muebles, cajas de seguridad, y hasta sus piernas; parecía estar en una jaula de oro. La vida transcurría fuera o había transcurrido en su juventud. Ahora, aunque le había ganado la gran apuesta a su madre, seguía insatisfecho. Ambicioso insaciable. ¿De qué? De lo que no había conseguido. Y seguía persiguiéndolo, pero en el mismo e infructuoso sitio.

El final de la tarde ha sido muy poético. Carlos Valle-Inclán nos ha elegido y leído tres poemas que él mismo ha definido como “vitales” ya que son… ¡la vida misma!

  • “EL CORAZÓN QUE RÍE” – Bukowski
  • “EL MIEDO GLOBAL” – Galeano
  • “CAMINANTE NO HAY CAMINO” – Machado

¿Qué me decís? ¿No ha sido una tarde rica y variopinta? ¡Pues comentad en el blog! ¡Decid algo! La ilusión de saber que lo leéis, da a nuestras tardes de escritura otra dimensión: la de compartirlo.

Termino la crónica con mi consabido juego de TÍTULOS engarzados. Espero que os guste:

“Estamos en guerra y me siento como en un campamento de paz. Hay miedo global en las calles y, sin embargo, mi corazón ríe. Un leve roce de tu piel, pone en movimiento todas las células de mi ser. ¿Hacia dónde? No lo sé. Porque… ¿qué hacen las partículas elementales cuando nadie las está mirando? ¿Bailar? ¿Juntarse? ¿A veces separarse? Suena a enamoramiento microscópico. Quizás sólo sea mi imaginaria y apasionada limerencia. Esta vez, eso sí, macroscópica.”

Read Full Post »

El día 22 de enero ha fallecido en Portland, a la edad de 88 años, la escritora Ursula K. Le Guin. Ella forma parte de la historia de la ciencia ficción a la misma altura que Arthur C. Clarke, Isaac Asimov o Ray Bradbury. Como ellos, la autora disfrutó de una extraordinaria popularidad convirtiéndose en un símbolo de lo mejor del género.

Su éxito más sonado lo obtuvo en 1969 con La mano izquierda de la oscuridad, novela en la que imaginó un mundo en el que un embajador terrestre se encuentra con una sociedad en la que las personas son hermafroditas, de sexo masculino o femenino en función de la estación del año, con las lógicas complicaciones. En Los desposeídos, imaginó dos planetas gemelos en uno de los cuales reina un capitalismo a ultranza y en el otro un comunismo utópico. Estas dos obras y otras novelas suyas suceden en el Ekumen, un mundo compuesto por una serie de sociedades humanoides que, tras haber tenido un mismo origen, se han diseminado por diversos planetas, desarrollando unas culturas muy distintas que le sirven a la autora para diseccionar la condición humana.

Este ambiente de humanoides y androides dispersos por una gran variedad de planetas no nos debe resultar extraño en nuestro Grupo de Escritores Primaduroverales ahora que estamos a punto de publicar el libro Anno Domini 2056.

Le Guin fue una adelantada en introducir temas como la sexualidad, la etnología, la ecología o el feminismo en la literatura fantástica y ha sonado como posible premio Nobel en multitud de ocasiones. Considero oportuno incluir aquí un enlace a un artículo sobre Le Guin publicado por Rosa Montero en El País.

Mi maestra. Rosa Montero.

Read Full Post »

El 24 de enero la fundación Abogados de Atocha ha otorgado sus premios anuales coincidiendo con el 41 Aniversario del asesinato de los abogados de Atocha a José Alberto «Pepe» Mujica Cordano, presidente de Uruguay entre 2010 y 2015 y a Reporteros Sin Fronteras por su lucha por la libertad de prensa. En el acto han intervenido, entre otras personalidades, el decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, la presidenta del Consejo General de la Abogacía y el secretario general de CCOO.

Cabe mencionar de forma especial las intervenciones de Alfonso Armada, presidente de Reporteros sin Fronteras para agradecer el premio y la de Alejandro Ruiz-Huerta, presidente de la fundación Abogados de Atocha y superviviente de los asesinatos de Atocha.

En el mismo acto se han entregado los premios del certamen internacional de Narrativa Joven Abogados de Atocha, en el que nuestra compañera María Sánchez Robles ha obtenido el segundo premio por el relato titulado La puerta del Diablo.

Los premiados han sido:

1º premio, Dª Laura Ruiz Benito, Los Corrales de Buelna, (Cantabria),

2º premio, Dª María Sánchez Robles, Madrid

3º premio, D. Antonio José Martínez Román, Caniles (Granada).

La puerta del Diablo es un extraordinario relato que reivindica el papel de la mujer en nuestra sociedad y denuncia desde sencillas situaciones de la vida diaria cómo se valoran los actos de una manera diferente si estos son llevados a cabo por un hombre o una mujer. Un relato fresco, atrevido, divertido y sorprendente que cautiva al lector desde las primeras líneas.

 La puerta del Diablo

“Todo en la mujer es un enigma, y todo en la mujer tiene una solución: se llama embarazo”.

Nietzsche.

¿A que no sabían que la palabra “tertuliano” viene de un pensador llamado Quinto Septimio Florente Tertuliano? Pues bien, a este amable tertuliano de la antigua Cartago le debemos una frase contundente: “Las mujeres son la puerta del Diablo”.

Me despierto cada día de mi vida siendo una persona. Debajo de esto resulta que soy mujer, por obra y gracia de la naturaleza. Un día como otro cualquiera, el reloj no suena a la hora convenida, razón por la cual salgo de casa corriendo con prisas. ¿Qué te pasa, mujer? ¡Menuda cara traes! Así me saluda mi jefe cuando me ve aparecer sin maquillaje. (más…)

Read Full Post »

A veces ocurre el pequeño milagro y la literatura triunfa. Sucede a través de un rayo de luz que ilumina el escaparte de una librería, de una ventana que se abre y nos permite ver al trasluz una estantería cargada de libros o en el andén de una estación. Y es que los andenes de las estaciones y los trenes, tanto los que parten como los que llegan, siempre han sido unos extraordinarios espacios para el desarrollo de una escena literaria.

¿Recuerdas cuánta gente había antes leyendo en las estaciones? ¿Y en los trenes y en los vagones de metro? Es una imagen casi olvidada, por eso esta vez le llamó tanto la atención a Antón Alonso. Sucedió en la estación de tren de Orense: uno de los viajeros que esperaban el tren estaba leyendo… ¡un libro!

Antón Alonso Suárez, director de la revista Vinos y Caminos, patrocinador del primer premio del certamen literario Madrid Sky, hombre inquieto y observador, no dudó en entablar conversación con este hombre y hacerle ver que era el único que estaba leyendo un libro en una estación repleta. ¿Qué triste, verdad? Que nos llame la atención que alguien está leyendo un libro mientras espera un tren. Hace años que este hecho no debería de habernos extrañado, pero lo cierto es que hemos perdido el hábito de la conversación, hemos perdido el hábito de la lectura y nos hemos encerrado en un mundo interior sin duda más “tecnológico”, pero posiblemente más pobre.

Así ha referido Antón Alonso esta anécdota en su página de Facebook.

Este amable Sr., residente en Madrid, accedió a que le sacase una fotografía en el andén de la estación de tren de Empalme, de Ourense. Se lo pedí porque de los muchos que esperábamos para embarcar en el ALVIA de las 15,50 era el único que estaba CON UN LIBRO. El resto, voy a decir que unos cien viajeros, casi todos estaban hablando por teléfono. Algunos de ellos tenían las manos ocupadas con objetos y maletas y aun así conseguían hablar por teléfono ofreciendo imágenes patéticas. Por eso, lo de este señor, al que naturalmente pedí permiso para publicar la fotografía y con el que tuve el placer de hablar durante unos minutos, me pareció NOTICIA MUNDIAL.

Y después de leer esta breve entrada sobre este pequeño milagro no me digas que no te está dando vueltas en la cabeza una pregunta: ¿Qué libro era?

Read Full Post »

Una tarde más que entretenida la de ayer en el taller. Cruzamos la ‘Puerta del Diablo’ junto a un tal Saturnino, para, justo a continuación, analizar unos cuantos objetos tales como una guitarra polvorienta, una taza de café con restos de carmín y un pintalabios que se terminaron aliando para transportarnos a un lugar lejano que se llama ChichiCastenango.

Vayamos por orden. Empezamos leyendo el relato con el que María ha sido recientemente premiada (véase entrada anterior en este blog). Una deliciosa denuncia. Una maravillosa forma de narrar. En la ‘Puerta del Diablo’, la autora nos presenta un personaje que se despierta todas las mañanas siendo persona, aunque por debajo sea mujer.

Paco nos trajo una texto-broma, con léxico propio ‘Saturnino siempre pide lo mismo’. Risas. Alguien dijo que no había entendido una de las palabras. El que suscribe entendió solo una, para compensar.  Las carcajadas hicieron difícil que se pudiera terminar de leer. Ahí va un trozo: “Ante los cujimes de la brulla, los mondumios mutan calamosos. En ese momento Kata, Kota y Kita arrivanse con los empachelos”. Pues eso.

tazaCarlos Cerdán, siguió con ‘La taza’. Esta taza, en la mesa de una cafetería, conserva las marcas de unos labios. En el texto, cuando hace referencia por primera vez al objeto, Carlos pone en el pensamiento de su personaje: ‘Me tienta llevármela a la boca y besar tu recuerdo’. Me da la impresión de que muchos repetimos instintivamente el gesto.

guitarraJuan, nos trajo una historia alrededor de otro objeto, una guitarra, que, por no tener funda, estaba llena de polvo. El autor nos obsequia con una frase que deja huella: “… toda mi atención se centraba en el clavijero de la guitarra que, como una mano abierta, asomaba por un lateral del armario…”. Una auténtica imagen.

chVirginia nos llevó de viaje a una población guatemalteca, a Chichicastenango, a través de su relato ‘Viaje a la esperanza’. Una escena: “Eufórica y tímida al mismo tiempo, María pegó su pequeña nariz a la ventana del avión. De vez en cuando lloraba…”. La ilusión de una familia que se narra a lo largo del texto.

pintaPara acabar, Nieves, nos trae ‘Me sentí desnuda sin el pintalabios’. Hemos de aclarar que el personaje de este relato no parece ser el mismo que deja los restos en la taza de Carlos. En su texto, Nieves hace gala de una magnífica habilidad a la hora de describir el personaje femenino. Así empieza: “Me sentí desnuda sin el pintalabios. ¡Con lo que me favorece el rojo oscuro! ¡Pero es tan feo manchar las copas de carmín en los banquetes elegantes!

Bueno, pues eso es todo amig@s. Hasta la semana que viene. A disfrutar. ¡Ah! y un recuerdo para el primaduroveral que ayer hizo ‘pellas’ ya que anda subido a un camello y con turbante, de viaje por el desierto.

Read Full Post »

Older Posts »