Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Alberto Palacios santos’

La cervecería La Rebujita ha patrocinado el tercer premio del V certamen Madrid Sky. Ana Pozo fue la encargada de entregar el premio a Alberto Palacios Santos, que ya fue primer finalista en la II edición de este certamen. En esta ocasión se ha presentado con un relato, Los vecinos, en el que cualquier lector podría verse identificado con la protagonista. Para la asociación Primaduroverales es una suerte poder contar con el patrocinio de lugares como La Rebujita que hacen una apuesta desinteresada por la cultura.

 

Los vecinos

Alberto Palacios Santos

Tercer premio V certamen Madrid Sky

Tuve que irme a la cama para no flaquear. Después de dar vueltas por toda la casa, como una leona enjaulada, volví a acostarme sabiendo que ya no iba a poder dormir. Ojalá no me hubiera levantado.

Todas las noches, a las cuatro, los vecinos del piso de arriba se duchan, es una ducha larga y ruidosa en la que el agua choca contra la grifería en un estrépito de gotas que repiquetean sobre el suelo de la bañera.

Los odio.

Apenas me he cruzado con ellos por las escaleras un par de veces desde que vinieron a vivir aquí. Son mayores, supongo que deben tener entre sesenta y setenta años. Él tiene la cara cuarteada y el pelo encrespado como un niño avejentado. Ella es oronda, de rostro magro y labios finos, lleva el pelo acaracolado y viste con pésimo gusto.

Saludan como si te debieran algo, de forma escurridiza, entre dientes y con la mirada en el suelo. Podía ser una de esas parejas que guardan cadáveres en el armario, pero esta, además, los saca de madrugada para bailar con ellos.

No hacen nada, se levantan tarde, ven la tele hasta las tantas, su única actividad es freír pescado y dejar caer fardos contra el suelo de vez en cuando.

Yo los llamo así, fardos, porque imagino un gran paquete del tamaño de una persona adulta, con un envoltorio de saco o tela rugosa, que tiran al suelo como otros riegan las plantas o leen el periódico.

Al principio me sobresaltaban, me hacían estar tensa, esperando el siguiente golpe, sordo y voluminoso, mientras se me encogía el estómago.

Después empecé a tomármelo como parte de mi vida.

Lo que no puedo soportar son las duchas a las cuatro de la mañana, primero la de él, sorda, brusca, violenta. Después ella, extrovertida, abundante, casi festiva. ¿Por qué lo harán?

Después de la hora larga de baño no se les vuelve a oír hasta media mañana. Así día tras día tras día, noche tras noche, ducha tras ducha.

Hasta ayer mismo, hasta que a las cinco de la madrugada la última gota de su baño hizo que rebosara mi paciencia y salté de la cama, y me vestí furiosa, y sin calzarme, subí hasta su rellano y llamé a su timbre.

El timbrazo sonó metálico y arrastrado en medio de la noche.

Tardaron en abrir mientras yo esperaba, con los pies helados, quieta frente a una puerta y un piso que eran idénticos a mi puerta y a mi piso, apenas una marca distinta, un desconchón en la pintura de la pared representando el mapa de un país distinto al desconchón de mi pared.

Entonces empezó a invadirme una sensación de irrealidad, comencé a pensar que yo no era yo, que aquella pareja de viejos éramos mi pareja y yo, el marido que un día no tuve, con el que tenía que haber compartido ese piso durante todos estos años y con el que había envejecido, y ahora nos duchábamos para soportar nuestra podredumbre y movíamos nuestros recuerdos por la casa dejándolos caer como fardos sin vida cuando no podíamos más.

Deseé salir de allí corriendo, bajar los escalones de dos en dos y volver a mi casa y a mi cama. Pero no podía moverme, mis pies helados seguían pegados a las baldosas, y al otro lado de la puerta ya se oían avanzar esos dos cuerpos que, viejos y pesados, se acercan, y ella que, con voz temblorosa, ya está preguntando “¿Quién es?, ¿quién es?”

Read Full Post »

Ayer tuvo lugar la ceremonia para la entrega de premios del V Certámen Literario de Cuento Corto ‘Madrid Sky‘ que gestiona y promueve la asociación literaria ‘Primaduroverales‘. Como en años anteriores la participación en el certamen fue muy alta, con cerca de 300 relatos a concurso, procedentes de 10 países.

Madrid-Sky V - Participacion

Este año, como es costumbre, en las bases se pedía que cada relato debía comenzar con una frase entresacada de algunos de los cuentos que conforman el libro Madrid-Sky. La elegida para esta edición fue ‘tuve que irme a la cama para no flaquear’, del texto ‘to be continued‘ de Lourdes Chorro Capilla.

La alta calidad de los relatos participantes y la variedad de enfoques que se han dado a partir de la frase de inicio, hizo difícil el trabajo del jurado que finalmente determinó que los diez finalistas de este certamen fueran los siguientes:

Madrid-Sky V - Finalistas

Y finalmente, los tres relatos elegidos como ganadores fueron: Primer premio y ganador del concurso: Juan Folguera con el relato: Rigor Mortis

V Madrid-Sky - Diplomas 1

Segundo premio: Carlos García Valverde, con el relato ‘Te dije que volvería

V Madrid-Sky - Diplomas 2

Tercer premio: Alberto Palacios Santos, con el relato: ‘Los vecinos’

V Madrid-Sky - Diplomas 3

Tres finalistas de Madrid, dos de Barcelona, dos de Valencia, uno de Salamanca, uno de León y otro de Logroño, ciudad que suele estar muy bien representada entre los finalistas. Finalmente el primer premio se fue a Valencia. El segundo premio a León, y el tercer premio a Salamanca. Enhorabuena a todos los finalistas y especialmente a los premiados de este año. Después del buen sabor de la tarde de ayer, empezamos a pensar en la convocatoria para el próximo certamen ‘Madrid Sky VI’.

Acta V edición Madrid Sky

 

 

 

 

Read Full Post »

Alberto Palacios Santos, que fue primer finalista en el segundo certamen literario Madrid Sky acaba de estrenar una obra de microteatro en la sala La Malhablada, de Salamanca. Alberto Palacios disfruta escribiendo teatro y, como en el relato breve, afronta con mucha ilusión el reto de armar lo mejor posible una historia en poco espacio (y poco tiempo).
En esta ocasión se trata de una pequeña comedia titulada Siente un cuñado a su mesa. La pone en escena el grupo Hypócrita Teatro y la dirige Maribel Iglesias. Se representará durante todo el mes de mayo, de jueves a domingo, en esta sala, La malhablada, que está en una de las calles más céntricas y animadas de Salamanca.
La Malhablada se ha constituido como un importante centro cultural cuyo eje vertebrador es el microteatro y el teatro sin butacas. Cuenta con una cafetería-ambigú que se plantea como un espacio de intercambio de intereses culturales y que acoge, además, una galería de arte donde los artistas que lo deseen podrán vender sus obras.
La sede de actividades es una vivienda construida en 1.908 que conserva su configuración original y su estética, de tal manera que se mantienen los espacios propios de una casa con alma modernista. Cuenta a su vez con una terraza con privilegiadas vistas a la Clerecía y la Calle Compañía.

El cartel de la obra es una creación de Andrea García Cruz.Siente un cuñado a su mesa

Read Full Post »

Alberto Palacios Santos es de Salamanca, de la que dice que es una ciudad difícil, llena de contrastes y cargada de un pasado presuntamente glorioso reflejado en ese color amarillo de sus piedras que inunda sus relatos y que salió a relucir el día de la entrega de premios.

Alberto con su hijo Daniel

Alberto con su hijo Daniel

Es un hombre muy familiar. Le gusta la literatura y el cine, al que pretende dedicarse profesionalmente. Considera que el cine y la literatura son dos formas de acercarse a la ficción, dos maneras de trastornar la realidad y de tratar de entender el mundo. El hecho de trabajar rodeado de películas le permite conocerlas más intensamente y asomarse a otros cines repletos de posibilidades literarias, como el cine aficionado −el que desde siempre ha rodado la gente anónima en formatos como el 9,5 mm. 8 mm. o Súper 8− y en el que afirma que se encuentran auténticas maravillas con todo un mundo por descubrir.

Hace poco ha empezado a presentarse a concursos literarios porque hasta ahora le daba cierto reparo exponer en público trabajos de los que nunca se tiene la seguridad de que tengan el interés o la calidad suficientes, pero últimamente ha sido finalista en varios certámenes entre los que destacan el Concurso Literario Internacional en Prosa ‘La belleza en 1000 palabras’, convocado por los 25 años de la Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica (CIINOE) y en nuestro II Concurso de Cuentos Madrid Sky.

 ¿Hace mucho que escribes, Alberto?

Desde que era un chaval, desde que te das cuenta de que con la imaginación y las palabras tienes en las manos una herramienta mágica con la que puedes transformar el mundo –al menos el tuyo–, reparar lo que no funciona bien y crear lo que quieras.

¿Y por qué escribes?

No sé, para vivir mejor, o para vivir más, o para ver las cosas desde otros puntos de vista, o para verme a mí mismo desde fuera. Supongo que es una forma de vivir y de caminar, como la música o la pintura, o el cine.

¿Cuál es tu autor preferido?

Me siento muy identificado con la literatura de Cortázar, también con Paul Auster o Benedetti y, sobre todo, con la visión del mundo que nos propone Juanjo Millás al que hago un pequeño homenaje en mi relato.

¿Prefieres la novela o el relato?

La novela puede parecer más exigente, me gusta la libertad que adquieren los personajes, pero también me asusta la complejidad de desarrollar una historia de forma tan amplia y la habilidad que hay que tener a la hora de trabajar su estructura para que no se desmorone. El relato corto es mucho más intuitivo y yo soy muy intuitivo, mis personajes caminan muy libres por el relato, apenas los sujeto, aunque seguramente tienen muy marcado su final. En resumen, me gusta la novela porque puedes quedarte a vivir en ella y el relato porque es un fogonazo, una fracción de una historia en la que ha habido un antes y un después que desconocemos, un viaje del que vuelves transformado.

Nos llamó la atención el título de tu relato en inglés “The woman in the window”. ¿Cómo se te ocurrió?

El título es un homenaje a la película de Fritz Lang La mujer del cuadro (The Woman in the Window, 1941), su título original en inglés me servía para, primero, explicar de forma evidente que en la historia vamos a ver a una mujer en una ventana (lo que sin duda tiene muchas posibilidades) y segundo, para señalar que, como ocurre en la película, hay algo extraño en su fondo, algo irreal y onírico. Aunque yo no soy muy partidario de introducir el recurso del sueño en una historia aquí, sin embargo, me pareció irremediable y eso que, como digo, casi odio tanto lo de “todo fue un sueño” como lo de “basado en hechos reales”.

¿Nos puedes explicar desde tu perspectiva profesional que tiene que ver el cine con la literatura?

El cine en una forma espléndida de contar historias, tiene un lenguaje propio, muy alejado del lenguaje literario, no es comparable una novela con una película como no lo es un cuadro con una fotografía o una ópera con un poema. Dicho esto creo que cine y literatura se complementan y, desde luego, se retroalimentan, el cine ha provocado, seguro, multitud de relatos y de estilos y la literatura está presente directamente en muchas películas. Alberto Palacios 1

Nos sorprendió el desdoblamiento de tu personaje en el cuento. ¿Tú también te desdoblas en la vida real?

Eso espero. Supongo que todo el que escribe se desdobla o lo pretende, supongo también que todos somos más de uno y en la seguridad de la ficción podemos hacerlo con toda libertad. En la vida real es más complicado, pero espero desdoblarme bien, sin que se noten demasiado las dobleces.

¿La vida para un hombre solitario es ir detrás de una mujer?

La soledad solo es buena cuando es elegida, casi nadie está completo solo y el perseguir a alguien –a una mujer o a un hombre− solo puede ayudarnos a caminar una temporada o engañarnos mientras dura la persecución. Hay muchas películas que hablan de la soledad, pero me viene a la cabeza Familia (1996) de Fernando León de Aranoa, en el que el protagonista contrata a unos actores para que simulen ser su familia durante su cumpleaños, me parece que es una metáfora perfecta y tremenda de la soledad más allá del hecho de perseguir el amor romántico.

¿Qué más nos puedes contar de tu relato?

Mi relato es una historia sencilla en la que un hombre se dedica a mirar a la gente que vive en el piso que hay frente al suyo, hasta que una noche se queda a solas frente a una ventana en la que una mujer hace su vida. Esa ventana es como una pantalla de cine y él es un poco James Steward en La ventana indiscreta (Rear Window, 1954), de Alfred Hitchcock (por cierto, basada en un cuento) y como Edward G. Robinson en La mujer del cuadro. Como en el caso de estos dos protagonistas, nuestro hombre descubre un mundo frente a él y, como les ocurre a ellos, se contagia de lo que ve y ese mundo ajeno acaba formando parte de su vida. Vida y ficción se mezclan, como siempre.

¿Cuándo lo enviaste al concurso pensaste que podías ser finalista?

Aunque cuando se participa en un concurso siempre se hace para ganarlo no lo tenía muy claro, menos cuando el día de la entrega de premios oí los relatos finalistas que me parecieron estupendos. En este sentido quiero felicitar a Santiago Eximeno, justo ganador con un relato escalofriante y a Sandra Almazán segunda finalista con una historia llena de sensaciones contadas con maestría. Personalmente disfruté mucho con el cuento de Diego de la Fuente, una historia fabulosa con un sentido de lo surrealista digno de la magia de Cortázar y del humor socarrón de Luis Buñuel.

Portadas de los dos tomos de Cine en Castilla y León.

Portadas de los dos tomos de Cine en Castilla y León.

Y qué nos dices de tu libro “Cine en Castilla y León (1910-2010). Catálogo de rodajes cinematográficos”

Se trata de la obra de casi una vida, un catálogo en el que mi compañero de viaje, Ismael Shahín, y yo estuvimos trabajando durante cinco años tratando de recopilar, ordenar y realizar fichas completas de todas las producciones cinematográficas relacionadas con Castilla y León durante cien años de cine. Una labor dura, pero muy satisfactoria que nos permitió analizar cientos de largometrajes y cortometrajes de muy diversos estilos y escribir sobre ellos. Un libro fundamental para una Filmoteca, un inventario casi obsesivo que esperamos sea una herramienta útil para estudiosos del cine, de la historia o de cualquier otra disciplina que quiera utilizar el cine como fuente de información.

¿En tus relatos siempre está presente el cine?

No, es cierto que en el que presenté al concurso el cine está muy presente tanto en el fondo como en la forma, pero los hay en los que no hay nada que lo recuerde, o eso creo… Tendré que revisarlos.

¿Qué te pareció el acto de entrega de premios del II certamen Madrid Sky?

Me parece un premio en sí mismo, os aseguro que para mí el estar con todos los finalistas y organizadores en aquel acto ya era suficiente. El cariño con el que lo preparáis todo, la lectura de los textos por parte de unos narradores espléndidos, la entrega de premios y ¡las cañas del final!… hace que merezca la pena.

Nosotros proponíamos la frase “por segunda vez en lo que va de noche, llora” para comenzar el relato. ¿Te resultó difícil darle continuidad a esta frase?

Es una frase con muchas posibilidades y hay veces que este tipo de retos es lo que necesitas para encarar una historia original. La frase, como vimos con el resto de relatos, daba para mucho; a mí me dio para esta historia de una forma natural, fue ella la que quiso salir.

¿No te parece que la literatura es una extraordinaria manera de conocer a otras personas?

Claro, y eso que es algo tan íntimo, tan personal, pero si hay concursos como el vuestro desde luego. Ha sido un lujo conocer a todos los autores y a los organizadores.

¿Volverás a participar si conseguimos organizar otra vez el certamen?

No lo dudes, y si no soy finalista, y me dejáis, iré a Madrid a veros ese día.

Cuéntanos, por favor, tus proyectos literarios.

Quiero escribir con más continuidad, ordenar y pulir muchos relatos que, a lo mejor, necesitan estar juntitos en algún volumen, aunque tendré que ver si lo merecen. También escribo regularmente en la Revista Digital de la Filmoteca de Castilla y León.

http://filmotecadecastillayleon.es/revista/mayo2015.html

Cartel de la obra de microteatro La niña de la curva.

Cartel de la obra de microteatro La niña de la curva.

Y ahora estoy con el gusanillo del teatro, he escrito algunas obras de microteatro, alguna de ellas se ha estrenado en Salamanca y me ha gustado mucho la experiencia, estoy ofreciéndoselas a actores y grupos de teatro, son obras que van de los 15 a los 30 minutos, una especie de relato corto que se sale del papel y toma vida… el chispazo del cuento llevado a una sala pequeña con uno, dos o tres personajes. Una vuelta de tuerca más en un formato en el que me siento muy cómodo.

¿Antes de despedirte nos puedes recomendar una novela y un relato?

Más que de títulos os puedo hablar de autores, en relato me ha llamado la atención últimamente Samanta Schweblin, una autora argentina con un mundo muy sugestivo. En novela (y también en relato) vuelvo a Millás o Auster, en sus obras vemos la otra cara de las cosas, cómo en la vida interviene de forma intensa el azar que todo lo puede.

¿Te gustaría decir algo más?

Aunque pueda sonar un poco grandilocuente me gusta pensar en el arte en general y en la literatura en particular como un elemento de transformación de la realidad, aunque sea en espacios cortos o muy personales, creo que no debemos olvidar que, como decía Bertolt Brech, el arte es un martillo, ser conscientes de que en muchas ocasiones escribimos porque la realidad no es como quisiéramos que fuera.

También me gustaría daros las gracias por vuestra pasión por el relato y la oportunidad que nos dais de dar luz a lo que escribimos, a unas historias que realmente empiezan a tomar vida cuando salen de nuestro ordenador y se leen, y forman parte de la vida de otras personas.

The woman in the window

Read Full Post »

El pasado día 18 de junio se celebró en el Auditorio de las Nuevas Dependencias de la Casa del Reloj, Paseo de la Chopera 12, en el distrito de Arganzuela, el acto literario convocado para entregar los premios del II Concurso de Cuento Madrid Sky. El certamen ha sido convocado por el grupo de escritores PRIMADUROVERALES, pertenecientes al Taller de creación de la Casa del reloj, y cuenta con la colaboración de la Junta Municipal del Distrito de Arganzuela.

Como en la edición anterior, la participación ha sido un éxito, ya que se han presentado a concurso 348 cuentos procedentes de 15 países. El jurado hizo una selección de 10 relatos, que se leyeron en el acto de entrega de premios en presencia de sus autores. El ganador resultó Santiago Eximeno Hernampérez, con el relato titulado “A su lado”.

A su lado

DSC_4632Santiago Eximeno (Madrid, 1973) ha publicado novelas como Condenados (Saco de Huesos, 2011) o Asura (Grupo AJEC, 2004), libros de relatos como Bebés jugando con cuchillos (Grupo AJEC, 2008) u Obituario Privado (23 Escalones, 2010), y numerosos relatos en diferentes antologías y revistas, así como infinidad de microrrelatos que también ha recogido en volúmenes como Gas Mask (Ediciones del Cruciforme, 2012) o Un escarabajo de siete patas rotas (Amargord, 2013).

Ha sido traducido a varios idiomas y ha ganado varios premios, entre ellos varias veces el Premio Ignotus, concedido por la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror (AEFCFT), por sus novelas, relatos, poemas, cómics y antologías. En los últimos años sus inquietudes artísticas se han volcado más hacia la ficción mínima, el cómic y los juegos de mesa.

El primer finalista fue Alberto Palacios Santos con el relato

The woman in the window .

AlbertoAlberto Palacios es técnico de la filmoteca de Castilla y León. Es autor, junto a Ismael Shahín García, de la obra “Cine en Castilla y León (1910-2010). Catálogo de rodajes cinematográficos”, una obra de investigación sobre las producciones cinematográficas realizadas total o parcialmente en Castilla y León en soporte celuloide a lo largo del primer siglo de existencia del cine como medio de expresión.

Recientemente había sido finalista en el Concurso Literario Internacional en Prosa ‘La belleza en 1000 palabras’, convocado por iniciativa de Francisco Garzón Céspedes en 2014 por los 25 años de la Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica (CIINOE), y que se ha fallado en 2015 para celebrar los 40 del Movimiento Iberoamericano de Narración Oral Escénica (MIBNOE).

 La madrileña Sandra Almazán María fue la segunda finalista con el relato

Et in Arcadia ego

Este mismo año había obtenido el segundo premio en el XV Certamen Literario de Declaraciones de Amor “Dime si me quieres”, de Málaga, con el relato titulado “Amor orgánico”.

DSC_4544

Fotografías de José Luis Porras Rabadán

Read Full Post »