Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Madrid Sky. Premio literario Madrid Sky.COncurso de cuentos Madrid Sky’

Entrevista de José Miguel Espinar a María Posadillo ganadora del IV Certamen Literario Madrid-Sky.

José Miguel: En primer lugar, recibe nuestras felicitaciones por tu primer premio en IV Certamen Madrid-Sky. ¿Qué te ha parecido el concurso y su organización?

María: Muchas gracias; está siendo una experiencia irrepetible. Era la tercera vez que participaba en este certamen. Lo que más me ha atraído siempre de él es su formato. Empezar una historia a partir de una frase es muy inspirador, y su extensión es bastante cómoda; por eso, desde que conocí el concurso, no he dejado de enviar mis relatos. La primera vez que lo hice fui finalista, pero no pude asistir al acto. En mi lugar acudió el escritor Ernesto Ortega, al que ya conocéis. Él me confirmó lo que ya había escuchado, que la organización del evento había sido magnífica. Ahora que he podido vivir la experiencia en primera persona, puedo añadir que el cariño y la profesionalidad con que se prepara esta entrega de premios se percibe desde el momento en que los finalistas somos recibidos en la puerta. Que una entidad literaria, como Primaduroverales, dé un paso atrás para concederle el protagonismo a los invitados y a sus letras, dice mucho de sus integrantes. Eso es algo que la distingue.

Diploma Maria Posadillo

JMUna síntesis de María Posadillo. ¿Quién eres, qué haces (aparte de escribir) y porqué vives ahora en esa maravillosa ciudad que es Málaga?

María: Resolver el acertijo de quién soy es una cuestión complicada hasta para mí, aunque, si tuviera que hacer un barrido de fuera hacia dentro diría que soy una cordobesa, afincada en Málaga desde hace dieciséis años, que llegó a esta tierra de la mano de un cordobés al que no quería soltar. Esa es la razón por la que ahora soy medio boquerona. En cuanto a mi personalidad podría decir que soy bastante inquieta, y eso ha hecho que mi vida profesional toque muchos campos que me han ayudado crecer a todos los niveles. He trabajado como veterinaria, como profesora de ciencias, como relaciones públicas y, en la actualidad, ejerzo de Técnico Superior de Prevención de Riegos Laborales. Supongo que me paso la vida en una búsqueda constante que me hace levantar el vuelo cada cierto tiempo. Si profundizamos un poco más, cualquiera podría descubrir que mis prioridades son mi familia, y mi pasión confesable: la escritura.

JMComo escritora, ya has sido premiada en otros certámenes. ¿Nos harías un resumen de tu actividad literaria? 

Posadillo 01María: Mi actividad literaria va en función del ritmo que marca mi vida personal, con épocas muy prolíficas y otras no tanto. Creo que escribo desde siempre, aunque hace solo unos años que empecé a dejar que otros me leyeran. Esa timidez la superé gracias a un taller que se llamaba “Travesía literaria” donde conocí a otros autores y empecé a ampliar el círculo. Después de escribir mis primeros relatos, me animé a presentarlos a concursos. Al principio eran pequeñas publicaciones en antologías de distintas editoriales y fundaciones y, con los años, se han convertido en certámenes que iba ganado y que me animaban a seguir. Participar en concursos con obras de muy distinta temática siempre ha sido muy estimulante. Algunos de mis historias premiadas versaban sobre temas de índole social, de arte románico, terror, románticas… Intento escribir a diario, aunque soy bastante irregular en cuanto al tiempo que le dedico, porque la vida no me da para más; y, como casi siempre escribo de noche, a veces pierdo el conocimiento antes de poder escribir la primera frase.

JM: Dinos algo de tu estilo, de las historias que te atrae contar y de qué tipología de personajes prefieres.

María: Aunque no me inclino por un género en concreto en mis relatos, la experiencia sí que va definiendo mi estilo. Es algo que tal vez yo no percibo con claridad pero que la gente que me lee es capaz de identificar y me lo hace saber. Es increíble cuando alguien que conoce tu forma de escribir es capaz de reconocer una historia tuya a ciegas. Lo que sí es cierto es que me gusta la narración descriptiva y huyo bastante de los diálogos, porque todavía me hacen sentir insegura. Me encantan las historias sencillas con inicios envolventes, con giros y vueltas de tuerca en su desarrollo, y con desenlaces inesperados y redondos. Creo que esto describe bastante bien mi estilo. En cuanto a los personajes, no tengo una tipología especial. Me emociona el desafío de construir protagonistas con personalidades muy diferentes, pero cuyo peso esté en su capacidad de transmitir emociones. 

DSC_0886JMEl párrafo “… el olivar ya nos esperaba a los lados de este camino lleno de arena; íbamos levantando un polvo tan seco y amarillo como los rastrojos de trigo que habían sido amontonados que aparece en un relato tuyo incluido en el libro ‘Calabazas en el trastero’ me sugiere preguntarte si utilizas vivencias propias para crear historias.

María: Si ese fragmento te ha sugerido esta pregunta es que el párrafo ha cumplido su cometido, y es que lo que proyectaba en mi cabeza lo has visto tan real como yo. Ese lugar existe, y lo escogí como escenario de mi primera historia de terror, concretamente, un molino de aceite abandonado en la campiña cordobesa, en una finca donde pasaba mis vacaciones. Soy de la opinión de que cuanto más de ti plasmas en el papel más consigues transmitir, unas veces a través de lugares y emociones, otras, casi de soslayo, en miedos o en deseos que se difuminan sobre el texto. Aunque he de confesar que las historias que más de mí contienen, acaban en un lugar diferente, menos visible. Escribir es una terapia en muchas ocasiones. 

JM¿Tienes una mecánica para escribir? ¿Eres metódica, rápida, lenta? ¿Revisas muchos los textos antes de ‘lanzarlos’ a la vida?

María: Antes de empezar a escribir una historia, simplemente dejo que las ideas naveguen a la deriva por mi cabeza. Hay veces que tardo días en hacerlas andar, otras, fluyen casi de manera inmediata: con una conversación, un recuerdo, o alguna escena de la que he sido testigo. Entonces, llega un momento en que todo eso confluye en algún punto de mi cerebro y se produce “el momento creativo”. Es un instante de euforia en el que siento unas ganas irrefrenables de escribir, lo cual a veces resulta complicado, porque yo no escribo cuando quiero sino cuando puedo. Eso me obliga a tener libretas en el coche, en el bolso, en la mesilla de noche. En casos de emergencia he tenido que echar mano hasta de pañuelos de papel para algún borrador de microrrelato, y lo cierto es que su consistencia los hace difícil de conservar.

En cuanto a las revisiones, aún cuando el momento de escribir es algo íntimamente personal para cada autor, antes de dejarlos volar me apoyo en un compañero de letras con el que trabajo codo con codo desde hace años. El escritor Raúl Gómez Lozano hace las veces de lector cero para mis relatos y yo para los suyos, y me ayuda a disipar ese velo que te impide ver erratas y pequeños fallos en una historia mil veces pulida.

JMDurante charlas posteriores a la ceremonia de entrega de premios del IV Madrid-Sky nos comentaste sobre tu participación habitual en competiciones de creación literaria. Háblanos sobre cómo son y cómo te enfrentas a ellas.

María: Las Microjustas literarias han sido mi escuela y la de muchos compañeros para aprender a escribir microrrelatos. El formato es el de una justa medieval; se enfrentan rivales, ocultos tras una máscara, en duelos dos a dos, y tienen que escribir sobre un tema determinado en micros de un máximo de cincuenta palabras. Tras las valoraciones del jurado, pasa uno solo, que volverá a pelear con otro de los supervivientes. En cada ronda pasa la mitad de los justeros, y el nivel de las premisas va aumentando. El vencedor se convierte en juez en la siguiente convocatoria.

Posadillo 02Antes de llegar a las Microjustas, no sabía lo que era contar una historia en tan pocas palabras y, después de muchos certámenes, conseguí alzarme con la victoria alguna vez. Eso es señal inequívoca de que lo que aprendes aquí te hace avanzar muchísimo. El entrenamiento es brutal, no solo por la frenética actividad y competitividad  del juego, sino también por las valoraciones constructivas que realizan los tres jueces que guían el certamen. Es una competición altamente adictiva; quien se inicia en ella ya no la abandona. Animo a todos los que sientan inquietud por esta modalidad de escritura a que participen en la XX edición, que probablemente dará comienzo en septiembre. Para quienes quieran consultar las bases y conocer un poquito más de este concurso el enlace es: Microjustas Literarias.

JMUna frase tuya, perteneciente al relato con el que ganaste un Concurso Internacional de Cartas de Amor, me ha gustado especialmente “… esas letras, que segundos antes eran un confuso ejército de signos, se elevan de improviso en el papel y forman una estrecha escalera de caracol …”. ¿Eres consciente, una vez que escribes algo así, de lo bello que resulta para el lector?

María: Solo puedo ser consciente de la emoción que provoca en mí releer determinadas frases de mis textos. A veces, en el camino de la cabeza al papel, las palabras cogen el atajo de corazón, y entonces tengo la secreta esperanza de que cuando alguien lea mi relato, sea capaz de conmoverse de la misma manera en que lo hice yo cuando lo escribí. En la prosa poética me siento muy cómoda porque mis orígenes literarios se sitúan entre versos, y la poesía es la expresión artística de la belleza convertida en palabras. No se puede interpretar de otra manera.

JMYa no soy yo. Aprendí a desvanecerme. Transformé mi naturaleza, e insuflé vida a seres imaginarios que otros crearon…” Así empieza tu microrrelato ‘Sublimación’ que fue seleccionado para su publicación en el V Certamen de Microrrelatos de Cine “Arvikis – Dragonfly”. ¿Tendrías alguna forma de explicarme cómo se te escapan estas cautivadoras palabras desde tu imaginación?

María: Me encanta que me digan que mis palabras cautivan. Para saber cómo se hilan las frases en mi imaginación alguno de los dos deberíamos de  ser capaces de acceder a lo que se cocina en mi cabeza. Difícil de explicar. Supongo que la necesidad de contar historias, mi afición a la lectura, y el amor a las palabras, hace que ellas solas se conecten y cobren vida de esa manera. Y como la imaginación no tiene límites, vete a saber qué cosas inesperadas te puedes encontrar.

JMUn texto magnífico, en estilo epistolar, que destaca por su originalidad, por su redacción, estilo cuidado y documentación; por su espontaneidad, ausencia de poma y sentido del humor”. ¿Qué te sugiere cuando esto es lo que dijo el jurado del III Concurso de Relatos Románico Digital que te concedió el primer premio (sobre tu ‘misiva del prior de San Martín de Tours, en Frómista, al abad de monasterio de San Zoilo)?

María: Valoraciones como esta demuestran el respeto, la minuciosidad y la dedicación con la que un jurado realiza su trabajo, y eso es algo que se agradece enormemente. Cuando escribes estás entregando tu tiempo, el corazón y, en mayoría de las ocasiones, muchas expectativas. La sensación que produce que alguien elogie una obra tuya, destacando todos sus matices, es abrumadora; te devuelve con creces el esfuerzo que pusiste, y tal vez sea lo que más se recuerda, por encima del galardón. Aunque aún estoy intentando averiguar qué es eso de la “ausencia de poma”. 

JMComo lectora ¿qué autores o títulos están entre tus favoritos?

María: Mis autores predilectos son poetas, porque cuando me gusta algún poema, me cautiva por lo general el resto de la obra. Bécquer, Machado, Lorca, Borges, Benedetti… No tengo autores de prosa favoritos. Jamás he releído un libro; se graban en mi memoria y se hacen inolvidables. Hay muchos que han marcado mi vida, y suelo disfrutar con la mayoría. Uno de los últimos que he leído me ha encantado: “El silencio de la ciudad blanca”, una novela policíaca de Eva Sáenz de Urturi. Siempre he pensado que mi libro favorito será el siguiente que caerá en mis manos. 

JMEn el mismo sentido ¿Qué autor o autores podría decirse que han tenido o tienen alguna influencia en tu estilo?

María: De mi familia paterna heredé una bibliografía clásica que antes de los veinticinco ya había devorado. Esa afición por la lectura me vino, posiblemente, porque desde que tengo uso de razón he visto a mi madre con un libro entre las manos. Shakespeare, Stein, Benito Pérez Galdós, Ortega y Gasset, Goethe… Un crisol de estilos que fui absorbiendo y que irremediablemente se reflejan en mi forma de escribir. Con dieciséis años tuve la osadía de leerme el Quijote en castellano antiguo (era la versión que conservábamos en casa) y esa experiencia me descubrió la riqueza de nuestro idioma en el pasado y en la actualidad, y, en algunos de mis relatos, esa influencia se puede percibir en la construcción de muchas frases y en el tono humorístico de ciertas historias. 

JM: Nosotros somos una asociación que mantenemos un Taller de Creación Literaria en el que escribimos relatos cortos. ¿Cual nos recomendarías?.

Ahora mismo os propondría un relato de Edgard Alan Poe, “La verdad sobre el caso Valdemar“. Este en concreto me ayudó a cambiar de registro y adentrarme en el mundo de lo fosco. Es un género distinto, y este es un autor que inspira cosas sorprendentes.

JMVolvamos a Málaga. ¿Cómo estás viendo la reinvención de esta ciudad en un destino cultural y museístico de primer orden?

María: En los últimos años Málaga está creciendo en ese sentido de una manera increíble. Lo demandaba una población hambrienta de actividades culturales y un turismo que no solo acudía a la ciudad en busca de sol y playa. Aquí puedes encontrar multitud de monumentos y museos que atienden a esa inquietud. Se puede visitar la Alcazaba, el Museo Picasso, el Centro Popidou, el museo Thyssen, el Centro de Arte Contemporáneo… y, si andas espabilado, puedes pasar por todos ellos, un domingo cualquiera, sin tener que pagar por ello. En lo que respecta a la literatura, muchos escritores están naciendo en esta tierra, como la prolífica Sara Ventas que este año ha publicado su cuarta novela, y, también, multitud de certámenes literarios que contribuyen a poner el nombre de Málaga fuera de sus fronteras.

JM¿Te gustaría añadir algo más de lo que hemos charlado en esta entrevista?

María: Reiterar mi agradecimiento por la experiencia que me habéis hecho vivir y animar a los amantes de la escritura a que participen en la V Edición del Certamen. Como comenté el día de la entrega de premios, las pasiones, cuando se comparten, se hacen mucho más intensas. 

JM: Muchas gracias, María, por habernos deleitado con tu “TAL VEZ MAÑANA” y esperamos contar contigo en esta creciente comunidad formada por Primaduroverales y Madrid-Sky.

María: Gracias a vosotros. Ya sabéis donde tenéis a una amiga y a una colaboradora incondicional. 

Read Full Post »

Tenemos el placer de presentar el cartel para la cobertura de la sesión de entrega de premios en la IV edición del Certamen de Relatos Cortos Madrid-Sky.

Con un señalado éxito de participación, tanto nacional como internacional, el evento se celebrará el próximo 22 de junio, a las 19:00.

Damos las gracias desde aquí a nuestro compañero Luis Marín, autor del diseño de este cartel. Enhorabuena!!.

Cartel Entrega premios para web (2)

Read Full Post »

Sobre el asfalto parecían haber desaparecido para

siempre las huellas del invierno.

Esta es la frase con la que debe empezar tu relato si te quieres presentar

al premio literario de cuento corto “Madrid Sky”.

Aún tienes quince días para enviarlo.

(hasta el 31 de mayo de 2014)

https://primaduroverales.wordpress.com/2014/03/19/premio-literario-de-cuento-corto-madrid-sky/

 

 

 

 

 

 

Read Full Post »