Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Primaduroverales’

En el taller de creación literaria de la asociación Primaduroverales estamos escribiendo el diario de un confinamiento. Cada día publicamos una página de este diario junto a un viaje musical. Los diarios serán nuestra ocupación hasta que podamos volver a reunirnos en nuestra clase de cada jueves para hablar de literatura y reanudar el taller. Esperamos, lector, que nuestros textos y nuestra música te acompañen. ¡Cuídate!

Diario de un confinamiento

Sábado, 28 de marzo de 2020. Día 14 del estado de alarma.

Por Pilar Couso Fernández

Siempre blanco, claridad, libertad, ternura, paz, calidez temprana, una campana, tic-tac del reloj, la radio suena, mirando a través de la ventana, la canción de quién, blanco en mil algodones, yo  en pijama, paseo por la casa, todo parado, a casa, blanco, paz, libertad bloqueada, murió la flor, caja de los hilos, solo colores, caja de discos, falta de imágenes, sonidos de qué, palabras, viento, árboles sin hojas, árboles blancos, bloqueo, más y más, un torbellino que quiere salir, escondido en una jaula, no se atreve, se asoma, es difícil, blanco, madera, mirando tras los cristales, algodones volando en el aire, hilo blanco de bolillos a las puertas del verano, frío, cristal, en el sillón, mil cuentos, arcilla roja para modelar, paseo o piscina, chaff, ir y venir, parar, libertad, sentido, saber vivir, saber llorar, disfrutar, dónde estarán, nos miran, protección, alto el fuego, silencio, en el mar, ya no vuelven, o sí, en el mar, agua que viene y va cubriendo la arena, volverán, no se han ido, revoloteando en mi corazón, no callan, sonidos que llenan la vida, tic-tac, blanco, verde, silencio, parón.

Mujer contradictoria que también me gusta traer a este diario de la que Luis Antonio de Villena dice que era simpática, abierta, culta, libre, que criticaba a la Iglesia y a Franco pero que nunca abandonó el paraguas de la derecha, Mercedes Fórmica (Cádiz, 1916 – Málaga, 2002) transitó desde el falangismo hasta el feminismo y desde su posición de jurista defendió a mujeres maltratadas e impulsó una reforma del código civil en pleno franquismo. Estudió derecho en Sevilla y una vez terminada la licenciatura se trasladó a Madrid donde decide afiliarse a Falange Española, siendo nombrada delegada nacional del SEU femenino en 1936 y miembro de la dirección de Falange. Después de la guerra Pilar Primo de Rivera le encarga una ponencia sobre “La mujer en las profesiones liberales” para el I Congreso Femenino Hispanoamericano-Filipino de 1951. Para prepararla buscó colaboradoras universitarias y en su texto reivindica la incorporación de las mujeres al mundo laboral, pero los organizadores la retiran por feminista. Utilizó su proyección pública, social y política en la posguerra para intentar transformar leyes lesivas para la dignidad de la mujer desde dentro del sistema. Con la publicación en 1953 en el diario ABC de su artículo “El domicilio conyugal” da pie a la reforma de una legislación matrimonial que no daba opción a las mujeres y en donde optar por la separación significaba perderlo todo: hijos, hogar y bienes. Logró una modificación del Código Civil en 1958 que sustituyó el concepto “casa del marido” por el de “hogar conyugal” a partir del cual los jueces pudieron decretar que fuese la mujer la que disfrutase de la vivienda conyugal tras la separación. Su producción literaria es amplia, colabora en presa, dirige revistas, escribe novela, cultiva la biografía y finalmente escribe tres volúmenes de sus memorias en los años 80 en los que analiza que si bien la dictadura franquista no respondió a sus ideales de juventud, no excluye tampoco su valoración positiva de algunos elementos.

“La ley es una trampa dispuesta para que caigamos en ella las mujeres”. (De su novela ‘A instancia de parte’, escrita bajo el seudónimo de Demetrio Ron).

 

Aficionada a la lectura, a la encuadernación y a la caligrafía y entusiasta de todo lo que tenga que ver con el libro, Pilar Couso estudió Historia Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid. En 2004 se inició en la creación literaria. Es coautura del libro de relatos “Primaduroverales, cuentos”.

 

 

 

Selección de la música: Pura Simona

Medina Azahara: Necesito respirar.

Era una tarde de abril, con tiempo de primavera…

Read Full Post »

La asociación PRIMADUROVERALES, organizadora del concurso anual de relatos cortos MADRID-SKY, presenta para el nuevo curso 2019-2020 las siguientes iniciativas:

Logo Madrid Sky Primaduroverales TallerA: Taller de iniciación a la creación literaria (todos los martes, desde el 1 de octubre próximo)

B: Nuevo curso del tradicional taller de creación literaria (escritores con experiencia), desde hace más de 20 años (todos los jueves, desde el 3 de octubre próximo)

La inscripción y solicitud de información se puede realizar a través de correo electrónico (asociacionprimaduroverales@gmail.com) o bien por teléfono (+34 600855711). Lugar: C/ Sebastián Herrera 12/14, edificio abogados de Atocha, en Arganzuela. Horario de 19 a 21 horas.

Programa inicial para el TALLER DE INICIACIÓN (1º Trimestre)

Martes 1 de octubre: Los primeros pasos de la creación literaria. Propuesta de ejercicio. Bibliografía.

Martes 8 de octubre: Las características del relato. Propuesta de ejercicio. Bibliografía.

Martes 15 de octubre: El tema, el argumento y la trama. Diferencias. Propuesta de ejercicio. Bibliografía.

Martes 22 de octubre: El narrador. Distintos tipos de narrador. Propuesta de ejercicio. Bibliografía.

Martes 29 de octubre: El narrador en primera persona. Propuesta de ejercicio. Bibliografía.

Martes 5 de noviembre: El narrador en primera persona. Continuación. Propuesta de ejercicio. Bibliografía.

Martes 12 de noviembre: Análisis de un relato en primera persona.

Martes 19 de noviembre. El narrador en tercera persona. Propuesta de ejercicio. Bibliografía.

Martes 26 de noviembre: El narrador en tercera persona. Continuación. Propuesta de ejercicio. Bibliografía.

Martes 3 de diciembre: Otros tipos de narrador. Propuesta de ejercicio. Bibliografía.

Martes 10 de diciembre: Introducción al tiempo y al espacio. Propuesta de ejercicio. Bibliografía.

Martes 17 de diciembre: Concurso navideño de relatos. Propuesta de ejercicio. Bibliografía.

Taller de creación literaria curso 2019 – 2020

Puesto que se trata de un taller de escritores con experiencia –unos más que otros, algunos incluso novísimos– proponemos un trabajo que estimule la creatividad a lo largo del curso con la intención, en este caso, en este curso, de que cada uno de los integrantes pueda a llevar a cabo, si así lo desea, una obra completa.

Siempre repasaremos la técnica, algo consustancial a la literatura. Por eso al taller se puede sumar todo aquel que lo desee, tenga poca o mucha experiencia en la escritura creativa. A quien le gusta escribir le será fácil integrarse en un grupo con experiencia que le ayudará a avanzar ofreciéndole nuevas perspectivas.

Para este nuevo curso la propuesta es la siguiente:

Las vidas paralelas o alternativas. Así, a grandes rasgos (pues nos gusta que las propuestas estén vivas y experimentar) la idea es seguir la premisa: ¿Qué hubiera pasado si en lugar de tomar una decisión, un camino… se hubiera elegido otra decisión, otro camino…? Determinaremos cómo lo enfocará cada uno: de modo personal, lateral, histórico…

Continuaremos aprendiendo narrativa (nunca se acaba de aprender) de los grandes maestros, y también de la poesía.

En este curso nos centraremos también en la influencia de elementos externos, naturales o artificiales. Tomar conciencia de nuestro “ser” cósmico.

Esperamos que esta propuesta sea atractiva. Si no lo fuera, seremos como Groucho Marx, que tendremos otras. Propuestas no faltarán para dar vivacidad al nuevo curso. Somos persistentes, trabajadores…, pero no tozudos, si algo no cuaja, viraremos los grados que sean precisos en busca de un nuevo objetivo.

Proponemos a los nuevos alumnos asistir sin compromiso a la primera clase. La incorporación se puede producir en cualquier momento del curso. Lo importante es que, si te gusta, no te quedes sin escribir. ¡Nosotros te ayudaremos en el Taller de Creación Literaria de la asociación Primaduroverales!

Read Full Post »

El día que conocí a Manuel Valcárcel fue mi primer día en el taller de creación literaria de la Casa del Reloj. Yo no conocía a nadie, no sabía de qué iba aquello de la creación literaria, así que entré en la buhardilla, vi las sillas dispuestas en U y me senté en una de la derecha, cerca de Pura, la profesora. Poco después apareció un hombre y me dijo que ese sitio era el suyo, que aquí todo el mundo tenía su sitio adjudicado. Era la primera persona de aquel grupo que se dirigía a mí. Era Manuel Valcárcel.

Un par de meses después me tocó leer mi primer relato en clase. La boca se me secó de repente, el mundo se me hizo enorme y los folios me temblaban en la mano. Pensé que no llegaba al final. Manuel Valcárcel tomó la palabra e hizo una crítica despiadada de mi lectura. Dijo que no podía criticar el relato porque no había entendido nada de lo mal que había leído.

Manuel era gruñón, y con unos antecedentes como los que he contado parece imposible que la relación entre nosotros fuera buena. Sin embargo, guardo un gran recuerdo de él, y sí, conseguimos mantener una buena relación. La última vez que le vi fue unos días antes de presentar mi libro, Violeta sabe a café, en marzo de 2017. Me llamó, dijo que quería verme y que le llevase el libro. Quedamos a tomar un café. Iba acompañado de su esposa, Lola Millás. Los dos me mostraron su apoyo incondicional, aunque me dijeron que no podrían asistir a la presentación porque se cansaban mucho en estos actos. No saben Manuel y Lola lo mucho que se lo agradecí. Aquel café ha dejado un imborrable y dulce recuerdo en mí.

Hace un año que Manuel Valcárcel falleció. Me enteré de su muerte muy tarde, hace apenas dos o tres meses, bien entrado el año 2019. Desde entonces tenía ganas de escribirle a Manuel, de rendirle un pequeño homenaje. Y lo mejor que puedo hacer hoy por él es publicar el relato de su libro Primaduroverales, el libro que ha dado origen a lo que somos hoy. Gracias por todo, Manuel.

 

Muñecas

Un relato de Manuel Valcárcel

El tren ha salido de un oscuro túnel. Una niña negra mira y remira, sin pestañear, a la niña blanca que viaja frente a ella. Una y otra abrazan fuertemente a sus muñecas. La de la niña negra es una pepona fea. Tiene cara de fieltro, cuerpo de aserrín, una gran calva en el despeinado pelo castaño  a la altura de la frente, y unos ojos redondos pintados, tan expresivos como los de la niña misma. Se ve que, con prisas, le ha puesto un vestido descolorido muy largo.

En la otra muñeca resaltan, sobre la porcelana, unos ojos azules que parpadean con el traqueteo del tren. Mirando de reojo, observa la reacción de la niña negra y pasa su mano con gran delicadeza por el larguísimo pelo rubio de su muñeca, o levanta la falda y alisa la blanca ropa interior.

Hay un momento en que las dos niñas no apartan su mirada la una de la otra, mientras las muñecas parecen sonreírse. El tren entra en otro túnel. Cuando sale de nuevo a la luz, las niñas han intercambiado las muñecas.

Autores del libro Primaduroverales. Manuel Valcárcel está agachado. Es el segundo por la izquierda.

Read Full Post »

REMAKE

Una charla con Diego Rinoski. Por Luis Marín.

Por tercer año consecutivo, el taller de creación literaria de la Asociación Primaduroverales dirigido por Pura Simona de la Casa, ha participado en la antología de relatos editada por RELEE (red libre ediciones) que se presentó en el mes de diciembre del pasado año.

Y como en otras tantas ocasiones, un relato de nuestro compañero Diego Rinoski fue seleccionado para formar parte del libro. En la edición 2018 Diego nos ha dedicado un cuento con la banda sonora de fondo de “Se me olvidó otra vez” del grupo mejicano Maná. Su relato se titula Remake.

Pregunta: Ante todo, enhorabuena por tu acierto. Tres de tres.

Respuesta: Gracias, Luis, en parte la culpa es vuestra, quiero decir, de Pura y de los buenos ratos que hemos pasado en el taller de escritura.

P: Siempre has dicho que te sientes más cómodo en el relato corto (de una o dos páginas). Sin embargo, en las tres antologías en las que has publicado has tenido que incrementar el tamaño. ¿Te ha costado renunciar a la síntesis habitual?

R: Sí, me ha costado, sobre todo en este último cuento. Cuando se lo envié a Pura la primera vez no llegaba a la extensión que se pedía, y ella me dijo, haz que llegue, y eso es lo que hice, engordé el texto a base de palabras ricas en grasas saturadas. Sin embargo, en los dos anteriores utilicé algunas artimañas como el monólogo interior y la división de un cuento largo en varios cuentos más pequeños.

P: En la velada de presentación dijiste, desde el escenario, que no te gusta el tipo de música que utilizaste como fondo de tu cuento. ¿Lo decías como autor o como el personaje de tu historia?

R: En este caso, el autor y el personaje comparten gustos musicales, así que lo dije en nombre de los dos.

P: El personaje masculino de tu historia aparece como una persona indolente, que consume los días frente a un televisor con programas de naturaleza y que sueña su vida. ¿Crees que es una característica real de la juventud actual?

R: Pues no lo sé, en cualquier caso, el documental aparece en el cuento porque es la hora de la siesta y todo el mundo sabe que la voz en off y el ruido de la naturaleza de fondo propicia la caída de los párpados. En cuanto a soñar la vida, creo que es una característica de la juventud, pero no solo de la actual. Lo que pasa es que luego uno se va haciendo mayor y los recuerdos se apoderan de los sueños. No obstante, intento por todos los medios que eso no ocurra, por eso me declaro acérrimo partidario de los soñadores, sin importar su edad.

P: Sueño erótico e inmigración. ¿No te tembló la mano con la que está cayendo?

R: Admito que esos temas son delicados en estos momentos, pero el tratamiento que les doy en el texto no llama a la polémica, no creo que despierte muchas suspicacias. También es verdad que ahora, cuando se escribe ficción es inevitable autocensurarse por el qué dirán, pero no debería ser así, gozamos de una libertad entre comillas porque se está viendo coartada con las redes sociales en las que todo el mundo opina. De cualquier forma, estoy fuera de ese mundo virtual, así que suelo escribir sobre los temas que me apetecen sin cortapisas.

P: Tú que has escrito en el blog Cuentos como churros a partir de una imagen, después de esta experiencia ¿utilizarías la música como inspiración?

R: La inspiración puede llegarte con mil disfraces diferentes y yo estoy abierto a todos ellos. Es cierto que la música también ayuda, de hecho, mi primera opción no fue “Remake”. Yo quería escribir un cuento basándome en una canción de Kiko Veneno que me gusta mucho y que se titula “La casa cuartel”, la canción habla de un guardia civil que vive con su esposa y sus hijos en una casa cuartel y, por lo que sea, no encaja allí y quiere marcharse. Pero me di cuenta de que no tenía ni idea de cómo es la vida en un cuartel y tuve que cambiar de tercio. Por eso en “Remake”, la canción de Maná opera como una simple herramienta para que avance la trama, y no como referente inspirador.

P: ¿Qué importancia crees que tiene la química en las relaciones personales?

R: Pues toda, o casi toda. Lo que llamamos amor, la etapa del enamoramiento, incluso el cariño, todo tiene su traducción a nivel biológico. Con esto no quiero decir que seamos autómatas o cien por cien previsibles, pero sí más de lo que nos pensamos. En mi cuento, no se dan las circunstancias para que el cerebro segregue esas sustancias que ponen en marcha la maquinaria habitual, y la relación al final se marchita antes de brotar, pero nadie se rasga las vestiduras, son cosas que pasan y ya está, la vida sigue. Es una historia de amor que nunca fue, un simulacro, un “Remake” de lo que pudo haber sido.

Diego de la Fuente Alcocer, (Diego Rinoski) es coautor de los libros Arritmias, Error 404 e Incómodos, publicados por la editorial Relee. También es coautor del libro 2056 Anno Domini. Es miembro de la asociación Primaduroverales.

 

 

Luis Marín es miembro de la asociación Primaduroverales y coautor de los libros de relatos Madrid Sky y 2056 Anno Domini.

Read Full Post »

Por: Luis Marín

¡Se acabó! La temporada, que proyectos ya hay alguno.

El colofón, como de costumbre, la cena que celebramos todos los primaduroverales en activo o en la reserva, que tanto da. Cena con la resaca de la quinta edición de nuestro concurso literario Madrid Sky. ¡Cinco ediciones ya! Y pensando desde el mismo momento que nos subimos al autocar en la sexta. ¡Puf!

Iniciamos el curso con alguna baja por motivos personales que deseamos se reenganchen en cualquier momento. Ya saben que las puertas están abiertas.

El año ha sido un poco atípico en lo que se refiere a factores externos que no se pueden controlar y que han provocado vaivenes en la asistencia y en el trabajo. Pero también se han producido incorporaciones, algunas temporales que muy probablemente se conviertan en permanentes. Eso lo dirá el tiempo y las obligaciones.

Comenzamos el curso con un nuevo proyecto interno, organizar una pequeña pieza teatral para representar en algún momento del curso. Se eligieron tres temas y se formaron grupos para ello. Había que, entre los componentes de cada grupo, escribir un texto teatral en un acto de una duración aproximada de quince minutos. Los grupos eran: Comisaría de policía, Taller de yoga y Chirigota. Nos pusimos a ello con la duda de que había papeles asignados a compañeros que en aquel momento no asistían al taller. Se elaboraron primeras versiones, pero la realidad puso freno y hubo que parar el proyecto por algunas dificultades externas a las que aludía al inicio de esta crónica.

foto 02

Pero el proyecto no está cerrado, ¡ojo! Lo retomaremos, seguro, con esos temas o con otros, pero hay voluntad para seguir.

Otra novedad fue leer un poema cada inicio de clase. En esta ocasión fuimos más constantes y, aunque no todos los días, la poesía ha estado presente a lo largo de la temporada.

Y llegó el primer ejercicio: “Relato en primera persona un espacio exterior reducido y urbano. Una sola escena. Un tema contundente”. Como ejemplo un cuento de David James Poissant “100% algodón”

El segundo ejercicio empezó a unir la poesía con el relato. Se trataba de, basándose en uno de los versos del poema “Los niños” de Khalil Gibran, trabajar sobre la idea de que “La vida no retrocede”. ¿Las pautas a seguir?: Que fuera una sola escena, lo que no implica brevedad, y un símbolo fuerte que recorra el relato.

Se lanzaron los de siempre ávidos de escritura y nos regalaron con sus versiones, unas veces con más acierto que otras. A la zaga algún otro atrevido hizo su intento.

Alicia leyó en el inicio de una tarde otoñal una haiku que sirvió de motivo para un nuevo ejercicio. De no estar tú, demasiado enorme sería el bosque. A tan hermosa frase, había que añadir una tarde de cojos, debido a un desafortunado comentario en voz alta. Pero estamos acostumbrados a torear en cualquier plaza, así que fuimos a por él.

Llegando la Navidad y nuestro concurso de cuentos que este año versaría sobre los Reyes Magos, tema muy original y casi nunca tratado, analizamos el cuento “el Sur” del maestro Borges comparándolo con nuestro maestro particular en el taller José Sainz de la Maza y su relato “Lexintong con la 52”. Tarde agradable e instructiva.

De entre las barbas de Melchor, o tal vez Gaspar apareció Virginia con su cuento “La tradición es la tradición” y por detrás de Baltasar, Ceferino, de la mano de Paco con el cuento “Melchor, Gaspar, Baltasar y Ceferino” que compartieron primer premio.

Para el siguiente ejercicio dimos el salto al charco para encontrarnos con un poema de Walt Whitman, “De la cuna que se mece eternamente”. Había que elaborar una historia principal o primera ficción que estuviera más insinuada que precisa, y una metaficción súper clara que diera pie interpretaciones para la primera ficción. Esperad, además, con un tono lírico, narrador en 1ª persona autodiegética, con un interlocutor. Sólo de recordarlo me da vértigo.

Pero hubo valientes, con mayor o menor prontitud. Tenemos mucho kamikaze en el taller. Y esto en Navidad, para leer en el reinicio del taller. Hubo que tirar de otras cosas ya escritas ante la falta de inspiración inicial.

Los ejercicios se iban acumulando. De unos poemas que trajo Carlos Valle-Inclán de Charles Bukowki y Eduardo Galeano “Los dioses te ofrecerán oportunidades” y “Miedo del hombre a la mujer sin miedo” había que unir los dos conceptos, manteniendo los versos dentro del texto, y con un narrador… Aquí apareció la segunda persona que nos iba a perseguir durante todo el trimestre.

Tras el análisis de “Los que abandonan Omelas” surgió un nuevo trabajo, comenzar una historia en tercera persona, pero el narrador haría incursiones en primera persona y especularía, con reflexiones, haciendo partícipe al lector… o lo que se nos antojara, sobre la historia que está escribiendo, para acabar con una resolución, fuerte o incluso tremenda, de la historia en tercera persona.

Después se nos cruzó “El jinete del cubo” de Kafka del que se podían hacer versiones, continuamos con la segunda persona y la metafísica, la mística y la transmigración de almas y para terminar los refugiados o la violencia de género han sido los temas orientativos para llegar al mes de junio.

En fin, se empezaron a mezclar opciones y así hemos ido intercalando unos relatos con otros hasta finalizar el curso.

Aparte del trabajo de los miembros del taller, se han realizado lecturas y análisis de otros autores. Este año, en especial hemos ido analizando textos programados como un relato de Paul Bowles “Lejos de casa” y el de Irene Némirovsky “El baile” que se han analizado al final del curso. Pero de forma algo improvisada, también se han comentado cuentos como “El nadador” de John Cheever, “El jinete del cubo” de Kafka, “Los que abandona Omelas” de Ursula K Le Guyin, “El papel de tapiz amarillo” de Charlotte Perkins, “Dulzura” de Toni Morrison y los ya citados “100% algodón” y “El Sur”.

Ha habido tiempo para recibir a Francisco de Paz Tante que pasó una extraordinaria tarde con nosotros comentando algunos de sus cuentos y aprovechando la ocasión para charlar con él de sus experiencias literarias.

_DSC1876

Y no puedo olvidar la visita de Juana Muñoz, a la que consideramos como de la familia, que vino a mostrarnos su último trabajo de microrrelatos ilustrados por fotografías realizadas por ella. “Voces del Villar” una publicación intimista que sobrecoge los sentimientos. Además de la publicación, ha realizado un montaje en youtube de los relatos contados por mujeres y que realzan la dureza y a la vez la sensibilidad de los textos.

2056 Anno DominiDejando a un lado el trabajo de los miembros del taller, esta temporada ha tenido un evento especial. Especial por el cariño que se ha puesto en la edición (primera realizada por la asociación hasta la impresión y con depósito legal) de “2056 ANNO DOMINI”. Han participado en la antología todos los compañeros de la Asociación que lo han considerado oportuno, como homenaje a Fernando López, “La voz” del taller. La presentación se realizó el 28 de febrero y contamos con la presencia de buena parte de la familia. Nuestro querido Fernando anduvo por el salón de actos acompañándonos como hace cada vez que nos reunimos los compañeros. Siempre estarás en nuestro corazón.

El segundo evento importante ha sido la entrega de premios del V certamen de relatos corto Madrid Sky. Un año más nos hemos reunido alrededor de la literatura para conceder tres premios a los finalistas de los casi trescientos relatos recibidos. Pero de todo esto hay cumplida información y reciente en este blog.

Nuestro Blog. También en él ha habido intensa actividad a lo largo del año. Aparte de las crónicas semanales que cuentan la actividad del taller, en todas las secciones que lo componen las entradas han sido constantes. No voy a entrar en detalles, porque tenéis las crónicas en este espacio para consultarlas en su redacción original.

Por ejemplo, se ha dedicado espacio a artistas que nos han abandonado en el último año como Tom Petti, Tom Wolf, Philip Roth y Ursula Le Guin.

Se han realizado reseñas de libros de Francisco Javier Conejo, Kike Ferrari, Raúl Clavero, José Quesada, Álvaro Giménez, Natahalie Detry, Francisco de Paz Tante, Candela Martín Morales, Vicente Blasco Ibáñez, Carlos Valle-Inclán y Carson McCuller.

En cine se han escrito entradas sobre “La librería” y “El autor” En concursos literarios se ha dedicado un espacio Rocío Díaz Gómez, María Sánchez, Juan Santos y Luis Marín. Hemos hablado del premio Nobel de literatura Kazu Iashiguro y se han publicado entrevistas a María Sánchez, Paco Plaza y los participantes de la asociación en la publicación anual de Relee ediciones “Error 404”.

A los amantes de los viajes va dedicado el espacio de Trotamundos que también se ha visto nutrido por entradas literarias de turismo.

Seguro que se me olvida algo, pero como es sólo un resumen de lo publicado y hay distintos criterios de búsqueda, podéis bucear en los temas que más os interesen.

Yo por mi parte me voy a tomar un descanso veraniego para recargar las pilas y comenzar la próxima temporada en plena forma.

Pero los jueves, al caer la tarde, tenemos cerveza literaria. ¡NO LO OLVIDÉIS!

Read Full Post »

Una vez finalizado el plazo de recepción de relatos del “IV PREMIO LITERARIOS DE CUENTO CORTO MADRID SKY”, podemos informar con orgullo de que se ha establecido un nuevo récord en cuanto al número de relatos recibidos, así como en la lista de países donde tenemos seguidores.

Estadísticas de relatos recibidos: Total de relatos recibidos: 363 de los que la mayoría (299 relatos) obviamente viene de España. El resto se distribuye de la siguiente forma:

Argentina 15, México 14, Colombia 7, Venezuela 7, Cuba 6, Guatemala 3, Chile 2, El Salvador 2, Italia 2, Uruguay 2, Bolivia 1, Brasil 1, Estados Unidos 1, Grecia 1.

Desde Primaduroverales agradecemos a todos la participación y les animamos a seguir concurriendo en futuras ediciones del concurso.

Read Full Post »

Sería posible…

Afuera el mundo palpita a otro ritmo. Al ritmo de quienes ganaron la partida con trampas, de pingüinos que se asan de calor, de robobos de la jojoya, o de jabalíes que se pasean por el centro de la ciudad presagiando la fábula de Ionesco. Adentro, sin embargo, estamos protegidos. Aquí hace calor: son las palabras de Kike Parra. Aquí hay luz: son las frases de Daniel Monedero. Adentro el ritmo lo marcan los tambores de la buena literatura.

dsc_0075-1

Decidimos estar adentro. Decidimos ir a Italia en un tour organizado de la mano de “Non finito”, cuento de Daniel Monedero que cambiará para siempre la percepción de aquella vieja fotografía que se tomaron tus padres en Capri cuando cumplieron veinticinco años de matrimonio. Nos preguntamos: ¿por qué hicieron un acto tan abominable? ¿Por qué se cercenaron en pro de la multitud descabezada? ¿Por qué pusieron en riesgo su relación?

Decidimos también preguntarnos si el olor de las mujeres que han sido madres es un olor especial. Si de verdad los perros que ladran en el mundo real pueden detectarlo o si solamente son los de la ficción de Kike Parra los que han desarrollado ese primitivo sentido. Nos preguntamos si el olor de las personas que asisten a talleres de literatura es un olor especial. Nos respondemos que no, que nos duchamos a diario igual que todos.

Decidimos después que ya está bien, que tras ese viaje del absurdo por un decorado a lo Escher en Italia, y un cuento vivaz, veloz y voraz como el de Parra, queremos participar de un universo paralelo experimental que nos lleve a debatir sobre la forma, la apuesta lírica, los personajes, el estilo, la musicalidad del texto y la voz del narrador cuando se entrelaza con la del autor. Para ello Monedero nos empuja por el abismo de “Universos paralelos”, donde los puntos y los párrafos se han desvanecido como los términos medios en una relación. Ay, la tragedia de lo cotidiano que tanto inspira a nuestros invitados.

dsc_0070-1

Finalmente, celebramos que Kike Parra y Daniel Monedero sí se complementen, a diferencia de los personajes que perfilan en sus relatos, publicados por la editorial Relee en dos libros titulados “Me pillas en mal momento” y “Manual de jardinería (para gente sin jardín)”, respectivamente. Al llegar a nuestras casas, nos felicitamos de haber estado dentro mientras el río se desbordaba fuera. Al pasarnos el hilo dental, aprovechamos para sonreír. Y, antes de irnos a dormir, nos invita al sueño una fragancia especial, como a letras. Sería posible… nos preguntamos.

A Kike Parra parece pillarle en mal momento la reescritura. Revisar, corregir, editarse a uno mismo es lo que menos le gusta del proceso de creación. Lo que más, sin duda, la construcción de los personajes, de los que se enamora completamente (esperemos que sin despertar celos en sus allegados). Admite incluir pinceladas autobiográficas en sus relatos y tener una relación amor-odio con los perros, muy presentes en su obra. Fue el primer autor publicado por Relee.

Daniel Monedero domina la palabra, tanto escrita como hablada. Así, te puede dar una clase de literatura en veinte segundos, y ponerte en situación: Carver y Hemingway vs. Borges y Cortázar, ambos vs. una nueva corriente, la de los cuentos desabrochados a los que se les han roto las costuras, que diría Eloy Tizón, de la que él forma parte. Ubicado y nítido, ama los personajes desenfocados que buscan su lugar en el mundo. ¿Lo habrá encontrado él mismo?

Ambos fueron alumnos de talleres de creación literaria y ayer, de la mano de Pura, revivieron el irreproducible sentimiento de ser preguntados por ella.

dsc_0069

María Sánchez Robles

Read Full Post »

Older Posts »