Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Toledo’

Por Manuel Pozo Gómez

Toledo es una ciudad increíble que merece ser recorrida sin prisas, deambulando por sus calles laberínticas que nos conducirán a multitud de rincones escondidos, de plazuelas semiocultas que sorprenden al visitante seduciéndole para que prolongue su estancia en ellas. Una de estas plazas es la plaza de San Román, situada en una de las partes más altas de la ciudad. En esta plaza se puede contemplar una estatua de Garcilaso de la Vega, poeta toledano del Siglo de Oro, que mira a la iglesia donde está enterrado, la iglesia de San Pedro Mártir.

Museo de la Cultura Visigoda. Toledo

Justo al lado de la plaza está la Iglesia de San Román, sede del Museo de los Concilios y la Cultura Visigoda. Sus orígenes se podrían remontar al periodo visigodo, y después tal vez fuese reutilizada como mezquita. Posteriormente se convirtió en iglesia, lo que se documenta a principios del siglo XII. El edifico es una maravilla que se diluye entre los numerosos monumentos que ofrece Toledo, pero este museo dedicado a la cultura visigoda merece una visita por sí mismo por dos motivos: por el valor arquitectónico del edificio y por las colecciones expuestas.

Volviendo a la plaza de San Román, tranquila, peatonal, en la que nos espera Garcilaso, podremos encontrar un merecido descanso mientras pensamos en este poeta. Su vida debió de ser trepidante. Aristócrata, culto, entró al servicio de Carlos V cuando este llegó a España. Se convirtió en un modelo de cortesano, tuvo una vida amorosa compleja y agitada, participó en varias campañas militares, cayó en desgracia del Emperador por participar en la boda de un sobrino que se había destacado en la Guerra de los Comuneros, fue apresado por ello, volvió a ganar el favor imperial y terminó con una larga estancia en Nápoles, donde se integró rápidamente en la vida cultural de la ciudad. Fue allí donde entró en contacto con los poetas renacentistas italianos que tanto influyeron en su obra.

Su obra no es extensa y se publicó a modo de apéndice de las Obras de Juan Boscán en 1543, cuando Garcilaso ya había fallecido. Pero su producción lírica se convirtió muy pronto en la máxima expresión del Renacimiento castellano y en una referencia para los poetas españoles. Garcilaso trajo una revolución poética, introdujo una nueva métrica y un nuevo sentido estético, con nuevas estrofas como el terceto y el soneto y, sobre todo, con el verso endecasílabo. Todo ello acompañado de un lenguaje claro y nítido, preciso y natural, que prefiere las palabras usuales y elude los cultismos y el lenguaje rimbombante.

Por todo ello te aconsejo pasear por Toledo, visitar el museo de la Cultura Visigoda y llegar a la plaza de San Román, sentarte a tomar una cerveza o un refresco, disfrutar de su sombra, de su tranquilidad y, si eres amante de la poesía, leer un soneto de Garcilaso mientras echas una mirada de reojo a su estatua. Aquí te dejo uno de sus sonetos más conocidos:

Museo de la Cultura Visigoda

SONETO V

 Escrito está en mi alma vuestro gesto,

y cuanto yo escribir de vos deseo;

vos sola lo escribisteis, yo lo leo

tan solo, que aun de vos me guardo en esto.

 En esto estoy y estaré siempre puesto;

que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,

de tanto bien lo que no entiendo creo,

tomando ya la fe por presupuesto.

 Yo no nací sino para quereros;

mi alma os ha cortado a su medida;

por hábito del alma mismo os quiero.

 Cuanto tengo confieso yo deberos;

por vos nací, por vos tengo la vida,

por vos he de morir, y por vos muero.

Manuel Pozo Gómez es autor del libro de relatos Violeta sabe a café, (Premium editorial) y coautor, entre otros, de los libros Madrid Sky, (Uno Editorial); Cuéntame un gol, cuentos de fútbol  (Verbum editorial) y Magerit. Relatos de una ciudad futura (Verbum editorial), y RRetratos HHumanos (editorial Kolima). Ha sido ganador de un buen número de certámenes literarios y sus relatos están publicados en distintas antologías.

Read Full Post »

La de ayer recordó una de aquellas rancias tardes en la vieja buhardilla de la Casa del Reloj. La literatura impregnaba las paredes como si fuese el agua de la lluvia que se filtra entre las rendijas. Solo un ventanuco para permitir el flujo de los adjetivos, de los sustantivos, de las imágenes, en definitiva, de las historias que ayer, una vez más, permitieron confundir en un mismo plano la ficción y la realidad. Y no es de extrañar la complicidad que surgió entre los Primaverales y Francisco de Paz Tante porque el blog personal del escritor se llama El taller de la buhardilla (https://eltallerdelabuhardilla.blogspot.com.es/), como si él, como nosotros hicimos en su día, también hubiera descubierto que la calidez y la soledad de un espacio abuhardillado permite al escritor alejarse de lo cotidiano para introducirse mágicamente en el mundo de la invención.

Francisco de Paz Tante es un hombre tímido, con una mirada limpia que irradia honestidad y verdad. Y es, también, increíblemente pasional cuando habla de literatura. No es de extrañar que una de las primeras preguntas al autor fuera referida a la coincidencia de que los tres relatos sobre los que se iba a centrar la conversación estuviesen escritos en primera persona porque, en esa primera persona, está implícita la pasión con la que De Paz escribe. Defendió la primera persona por la cercanía con el lector y contó que en su proceso de creación a veces había elegido un protagonista en primera, había reescrito la historia en tercera y había vuelto a la primera persona porque es el narrador con el que se encuentra más identificado.

Hablamos mucho de los personajes. Paco Plaza señaló que en los tres relatos seleccionados la protagonista era una mujer y, como no podía ser de otra manera, se reactivó una vieja polémica. ¿Hasta qué punto un hombre se puede meter en la mente de una mujer para dar vida a un personaje femenino? Muchas veces nos hemos hecho esta pregunta en el Taller, aunque no nos hacemos la contraria, no sé bien por qué. Francisco de Paz dijo que le resultaba difícil, que a veces tenía que pedir opinión porque no estaba seguro de la coherencia de lo escrito, pero que también adoptar distintos puntos de vista es un reto para el escritor que en algún momento debe afrontar.

Durante un momento miré a Carlos Cerdán, nuestro musicólogo, y supe que pronto iba a plantearse el tema de la música. Yesterday… una canción que recorre el relato Neones rosas. ¿Qué importancia tiene la música en tus relatos, preguntó Carlos? Y aquí Francisco de Paz se sintió cómodo. Cada cuento, cada novela, tiene una banda musical, dijo. La música recorre los relatos y una canción puede llegar a ser tan protagonista como cualquier personaje. La canción, el ambiente, los sitios, el arraigo de los personajes… todo va unido, todo es parte de un entorno en el que se sitúa la obra.

En los tres relatos se plantea una realidad cruda: la crisis económica salvaje que se lleva por delante la vida de un matrimonio, la ablación, la violación. Para Francisco de Paz la literatura debe ser comprometida, el compromiso social es un rasgo irrenunciable de su escritura. Como también es irrenunciable el paisaje, que es el paisaje de su tierra toledana y de su niñez, el paisaje de unas calles sin asfaltar, de un pueblo agrícola y ganadero con el recuerdo de una infancia y de una guerra.

La chispa que da lugar a una historia, el paisaje como protagonista, la música, la mujer, los personajes extraídos de la realidad, la colisión de la realidad y la fantasía, el compromiso social, los certámenes literarios… fueron muchos los temas de los que hablamos con Francisco de Paz. Hace falta memoria para escribir y para hablar de literatura, y me pareció especialmente lúcida su explicación cuando dividió la memoria en memoria personal y en memoria literaria. Se le veía disfrutar en las continuas referencias a sus escritores y sus libros preferidos y creo que es necesario, para darle continuidad al encuentro con Francisco de Paz Tante, que dejemos constancia en esta página de algunos de los autores y libros a los que se refirió.

Paradoja del interventor, de Gonzalo Hidalgo Bayal.

Escribir es vivir, de José Luis Sampedro.

Los príncipes valientes, de Javier Pérez Andújar.

El jinete polaco, de Antonio Muñoz Molina.

El balcón en invierno, de Luis Landero

Un viejo que leía novelas de amor, de Luis Sepúlveda.

La lluvia amarilla, de Julio Llamazares.

La gata con alas, de Enriqueta Antolín.

Por último, no sería justo terminar esta reseña sobre el encuentro con Francisco de Paz Tante sin mencionar un par de extraordinarias novelas que él mismo ha escrito:

Cielos de Samarcanda.

De Ninfas y faunos.

Zamila.

Muchas gracias, Paco, por la tarde que nos dedicaste, y esperamos verte pronto otra vez en cualquiera de estos caminos que la literatura nos abre.

Fotografías sobre el evento

 

 

Read Full Post »

El jueves 22 de febrero el escritor toledano Francisco de Paz Tante mantendrá un encuentro con la asociación Primaduroverales Grupo de Escritores. El encuentro tendrá lugar en la calle Sebastián Herrera 12, edificio Abogados de Atocha (Madrid-distrito de Arganzuela), a las 19.00 horas. Será una charla-coloquio que se centrará en tres relatos del Francisco de Paz, pero que también se extenderá al resto de su obra.

Francisco de Paz Tante ha obtenido un centenar de premios literarios, entre ellos, el premio de novela de la Diputación de Cáceres, con “Las cigüeñas de Yenné”, en el año 2002; el premio de novela Ciudad Real, con “Cielos de Samarcanda”, en el año 2007 (publicada con la editorial Premium) y el premio de novela de la Diputación de Córdoba, con “Los Versos de Arabí”, en 2012. También ha sido finalista en otros importantes certámenes de narrativa, como el “Fernando Lara”, de la editorial Planeta, y el “Felipe Trigo”. Su último logro como novelista ha sido el premio “Salvador García Aguilar”, con la obra “De ninfas y faunos”, de la que ya escribimos una entrada en este blog.

De ninfas y faunos

Como cuentista ha conseguido más de noventa galardones literarios con sus relatos breves en distintos certámenes nacionales e internacionales. Con la obra, “Zamila”, fue finalista en el XXII Premio Edebé de Literatura Infantil. Su último premio como cuentista es muy reciente. Lo consiguió en enero de 2018 con el relato “Geografía humana”, en el XXXI Certamen Literario de Moriles.

Será una tarde abierta a todos los amigos de la asociación Primaduroverales y a los seguidores de Francisco de Paz. Si quieres compartirla con la asociación puedes escribirnos un correo a asociacionprimaduroverales@gmail.com o a través de la pestaña de contacto, en la cabecera de este blog. Te enviaremos los tres relatos que serán objeto de comentario crítico: Neones rosas, de Náyades y sátiros y De vuelos y sueños.

Read Full Post »

“Queridos compañeros…”, “Querido Paco…”

Este encabezado sería una buena forma de comenzar el comentario de la obra “De ninfas y faunos”, ganadora del premio de novela corta “Salvador García Aguilar” 2017, escrita por mi admirado Francisco de Paz Tante. Digo que sería una buena forma de empezar porque la novela está escrita de manera epistolar, a través de once cartas (capítulos) en los que se van narrando los hechos de un pasado dramático, cargado de emociones y belleza al mismo tiempo. Son cartas que un hombre, Joaquín, dirige a una duquesa, y esta a su hermana melliza Lolita, desaparecida años atrás como una ninfa en el agua. La novela es original en su estructura y es original en la voz de los narradores, con la que se alternan otras voces femeninas y masculinas según el punto de vista de la historia o el destinatario de la misiva.

De esta manera el autor estructura su novela con una prosa bellísima para ir desvelando los misterios de una historia vivida por los personajes según la edad, el espacio o el tiempo en el que les ha tocado vivir. Una historia llena de semejanzas que se repiten a través del tiempo, teniendo como hilo conductor los espacios compartidos, lejanos o cercanos, pero con características similares, y la presencia de la humedad del agua capaz de envolver, atraer o enturbiar los sentimientos. Misterios que a pesar de ser intuidos no son confesados hasta el penúltimo capítulo.

El espacio compartido en torno a Valdetajo y Abalat, pueblos de nombre imaginario que podemos situar en la geografía toledana, y que el autor conoce y siente como suyos, “la casa dorada”, el palacio y el río, sobre todo el río, tienen tanta importancia que podrían ser considerados como personajes de la obra en sí. En estos espacios comunes se van a desarrollar las historias de vida, muerte y pasión bañadas por la imaginación del autor y la acción mágica del agua en donde las ninfas y los faunos están perfectamente descritos y a su vez caracterizados en los personajes femeninos y masculinos que reinterpretan la misma historia en su papel de inocentes y perversos.

Especial importancia tiene también lo que el autor define como “geografías emocionales”, en las que he creído reconocer su propio retrato en la página setenta y ocho. En esta línea hay expresiones tan poéticas y personalizadas que merecen ser reseñadas: “tristeza húmeda”, “ortigas del abandono”, “memoria herida”, “verdín del abandono” y “tiempo amarillo” entre otras. Así cabe destacar también la sensualidad y la presencia de los olores entre los recuerdos de los protagonistas: el olor de la cal y la tierra, las hortalizas, el estiércol, la clorofila, el cieno, el monte, el tomillo y la jara… así como el sabor del chocolate grabados en la memoria infantil como algo excepcional.

El papel de los maestros y del estilo de enseñanza también son protagonistas a través de doña Consuelo, que les enseñó “la verdad de los cuentos” y la forma de ser antagónica de don Onofre, ninfa y fauno a su vez.

Y como otra de las constantes de la obra de Francisco de Paz encontramos las referencias tanto a la literatura como a la música, cuyas melodías nos acompañan definiendo el perfil de los personajes. Encontramos a la “Lolita “de Nabokov, al “Siddhartha” de Hermann Hesse y al unicornio de Mújica Lainez entremezclados con “El Danubio azul”, la música acuática de Haendel, los boleros de Machín y los juegos del agua de Ravel, entre otros.

Para finalizar este comentario quiero realzar el bonito homenaje que el autor rinde, una vez más, a su padre, zahorí de profesión, cuya trascendencia está tan presente en su obra.
Mi sincera felicitación por tu novela y estilo de escritura.

Mª Isabel Ruano Morcuende. Enero 2018.

María Isabel Ruano es miembro de la asociación Grupo de Escritores Primaduroverales. Es coautora de los libros Primaduroverales, cuentos (2007) y Madrid Sky (2013). Tiene publicados relatos en distintas antologías y libros de carácter profesional relacionados con la enseñanza.

Read Full Post »

El escritor toledano Francisco de Paz Tante estará presente en la biblioteca de Urda (Toledo) el 25 de octubre a las cinco y media de la tarde, invitado por el club de lectura de la biblioteca municipal. El punto principal del encuentro será la nueva novela del autor, “Zamila”, finalista del XXII Premio Edebé de Literatura Infantil, pero lógicamente también se mantendrá un coloquio con el autor sobre el conjunto de su obra. Francisco de Paz ha obtenido más de un centenar de premios entre relato y novela. Destacan entre ellos el premio de novela de la diputación de Cáceres con Las cigüeñas de Yenné y el premio de novela de la diputación de Córdoba con Los versos de Arabí y el premio de novela de la diputación de Ciudad Real con Cielos de Samarcanda.

Francisco de Paz Tante fue finalista en el IV certamen Madrid Sky con su relato Neones Rosas.

Read Full Post »