Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Yaroslavl’

De Moscú a San Petersburgo (Etapa II: Uglich, Yaroslavl, Gotitsi y Kirilov)

Por: José Miguel Espinar

460px-Peter_de_Grote

El viaje fluvial se inicia desde el muelle situado en la margen derecha del Canal de Moscú, a la altura de la Carretera de Leningrado, 57. Este Canal, fue el principio de un sueño de Pedro el Grande que consistía en viajar sin obstáculos desde Moscú a San Petersburgo, pero no llegó a verlo realizado.

Durante el siglo XIX se produjeron nuevos retrasos, debido a la aparición y auge del tren. Finalmente, en  la década de los 30 del siglo pasado, Stalin completó esta titánica obra, utilizando ingente mano de obra gratuita de los prisioneros, muchos procedentes del GULAG.

En este punto, se me ocurre, incluir una cita de Aleksandr Solzhenitsyn, en honor a tantos y tantos que tuvieron que perder la vida y mucho más: “… cuando la vida se teje con estambres legalistas surge una atmósfera de mediocridad moral que paraliza los más nobles impulsos humanos …”

En algo más de cuatro años y medio, se completó la obra, realizando además ocho centrales hidroeléctricas, once esclusas, cinco estaciones de bombeo, once presas, diecinueve puentes, dos túneles, amén de otras instalaciones. Así, en 1937 Moscú se convirtió en una ciudad unida a los principales mares de Rusia, gracias a los sistemas Volga-Báltico el Volga-Don. Moscú consigue, como ciudad puramente continental, salida directa a cinco mares: Blanco, Báltico, Negro, Azov y Caspio.

lock-shemeEl Canal se une al Volga por medio de la esclusa número 1, que en sí es una gran obra de ingeniería, con unas puertas cilíndricas de gran tamaño, que permiten salvar el primer desnivel de 11 metros. Una vez salvada esta esclusa, se verá el faro del Gran Volga. En la esclusa número 2, se aprecian estatuas que representan a aduaneros rusos. La número 3 está adornada con una réplica de la Santa María, una carabela de Cristóbal Colón. En la número 5 se verá una joven que porta en las manos un barco de vela. Finalmente, en la número 6 se representan obreros soviéticos como constructores del canal. Hay muchas dudas al respecto de que estas figuras representaran la realidad del trabajo de los mismos, ya que se supone que los verdaderos constructores eran presos, mayormente procedentes del GULAG, como ya se indicado antes.

Esta primera etapa de la travesía por el Volga se desarrolla yendo hacia el norte desde Moscú, a través de la región de TVER (Tverskaya Oblast). Parece ser que existen muchos poemas y cuentos que hablan de la belleza del río.

Los griegos lo denominaron RA (abundancia). Finalmente, fueron las tribus eslavas las que lo denominaron como Volga, que para estos nuevos habitantes significaba ‘brillante’, ‘claro’. El río nace en las colinas de Valdai y muere en el mar Caspio. Siendo el río más largo de Europa, nutriéndose de miles de afluentes. Desde el río se atisban ya los infinitos bosques de abedul, álamo blanco, el álamo temblón o el sauce, que conforman cerca sobre 47% del suelo ruso. Toda esta riqueza se convierte en una inagotable fuente de material para la arquitectura de madera, un sistema totalmente sostenible y que se utiliza desde muy antiguo, en estos lugares, sometidos a temperaturas muy bajas, sobre todo desde octubre hasta abril, alcanzando los 30 o 40 grados bajo cero.

Volga y pobladoUn poco más arriba, entramos en la región de Yaroslavl, por la que discurre el alto Volga, se le llama también el corazón de Rusia. El rio sirvió también para afianzar la unión de diferentes pueblos que habitaban en las orillas: rusos, tártaros, maris, mordovinos, chuvashi, alemanes del Volga, entre otros. Sobre el Volga, están hoy en día situadas unas 40 ciudades importantes, entre ellas, Tver, Yaroslavl, Kostroma, Nizhny Novgorod, Kazan, Chebosksary, Samara, Saratov, Volgograd (Stalingrado), entre otras, para terminar con la ciudad Astrajan.

Siguiendo con la travesía, según vamos entrando en el embalse de Uglich, realizado en 1940, aparece desde las profundidades del Volga una torre (El campanario de Kalyazin) que es lo que queda de una ciudad del siglo XVIII que fue inundada durante la construcción del embalse.

Mientras vamos llegando a la ciudad de UGLICH, a las orillas ya se aprecian las construcciones basadas en arquitectura de madera (Izbas, Dachas y otras construcciones religiosas o de uso público) sobre las que volveremos más tarde.

UGLICH: Es una pequeña ciudad de la provincia de Yaroslavl y una de las más interesantes del Alto Volga. Forma parte del denominado anillo de oro de las ciudades medievales situadas en la órbita de Moscú. La primera mención escrita de la ciudad data del año 937. Algunos hechos históricos se relacionan con UGLICH. Hasta el siglo XII formaba parte del primer Estado Ruso, con capital en Kiev. En la época feudal perteneció al Principado de Rostov-Susdal.

En 1326, Ivan I, apodado Kalitá (el saco de dinero), unificó las tierras eslavas y UGLICH formó parte del Principado de Moscú. La fama le sobrevino de especial manera cuando en 1591 murió en este lugar el Príncipe Dimitri, a la sazón el último hijo de Iván el Terrible, acabando la dinastía de zares Ryyrikovich, abriendo el trono a Boris Gudonov.

Iglesia san Dimitri en sange - uglichConviene visitar la Iglesia de Dimitri en Sangre (donde murió o fue asesinado el ya mencionado último hijo de Iván el Terrible). Pasear por ciudad un rato (tratando re reconocer los restos del antiguo Kremlin de Uglich) y llegarse hasta la Catedral de la Transfiguración, donde, una vez más, entramos en contacto con el espectacular tratamiento de la iconografía. Al final, un coro de magníficas voces nos ofrece algunas canciones del folk ruso. A estas alturas del día, ya cansados, os aseguro que nos habríamos quedado allí de manera indefinida, oyendo especialmente a la voz principal, de una mujer, que nos emocionó.

Pero la ruta era larga y había que volver al barco y seguir hacia el siguiente destino, Yaroslavl, siguiendo el curso del Volga y tras dejar atrás el embalse Ríbinsk.

KuzminY mientras nos acercamos a esta histórica y estratégica ciudad, viene bien recordar una reseña sobre Mijaíl Kuzmín (poeta y músico ruso, contribuyente destacado a la Edad de Plata de la poesía rusa) que nació precisamente en Yaroslavl en 1872: “El clasicismo de Kuzmín es cautivador, qué dulce leer a un poeta clásico que vive entre nosotros, experimentar una mezcla goethiana de «forma» y «contenido», ser persuadido que el alma no es una sustancia de algodón metafísico, sino la psique desenfadada y ligera. Los poemas de Kuzmín se prestan no solamente a memorización sino a recordar, por así decirlo (la impresión de recuerdo después de la misma primera lectura), y salen a flote a la superficie como si de olvido

YAROSLAVL: es una de las más antiguas y célebres ciudades rusas. Desde el siglo VIII al X fue ocupada por tribus finlandesas que ocuparon los altos territorios del Volga, donde éste se reúne con un importante afluente, el río Kótorosl. Los originarios finlandeses la llamaban al lugar el ‘rincón de los osos’.

SONY DSC

La fundación de la ciudad, y previo obtener el dominio sobre los primeros pobladores finlandeses, la lleva a cabo el Príncipe Yaroslavl, allá por el año 1010. Durante el siglo XIII sufrió invasiones y asedios por parte de mongoles y tártaros. Iván el Grande anexionó el principado de Yaroslavl a Moscú en el siglo XV. Durante el siglo XVI se convirtió en capital de Rusia. Más tarde, a comienzos del siglo XVII una armada constituida en la Ciudad Principado de Yaroslavl tomó Moscú y expulsó a los polacos que tenían ocupada esta parte del territorio. De ahí nace un rivalidad con Polonia que los rusos que hemos ido conociendo la tienen muy presente.

SONY DSC

De esta ciudad, se conserva muy bien todo su casco histórico (patrimonio de la humanidad) y el kremlin (recinto amurallado). Contiene numerosos templos ortodoxos. Aparte del Monasterio Spaso-Preobrazhenski, las iglesias más antiguas que se conservan en la ciudad son del siglo XVII, y son del estilo típico de la ciudad: en ladrillo rojo, con brillantes azulejos como Yaroslavl IIdecoración. Las de San Nicolás, la catedral del Dormicion y la del Profeta Elías contienen algunos de los más hermosos frescos del Anillo de Oro de Rusia. También hay un templo de la rama ortodoxa de los viejos creyentes, una iglesia baptista, otra luterana, una mezquita y una sinagoga. Yaroslavl presume también de tener el teatro más antiguo de Rusia: el Teatro Vólkov, de 1750.

A finales del siglo XIX funcionaban más de ochenta fábricas, especialmente del sector textil. Precisamente los obreros del textil organizaron aquí una sonora huelga, allá por 1895, constituyendo una de las primeras manifestaciones del descontento obrero que cristalizaría en la revolución de 1917. Fue pionera también en la industria automotriz, construyéndose aquí los primeros tractores agrícolas y camiones.

El final de la estancia en Yaroslavl es necesario hacerlo visitando un estupendo mercado de los productos de la zona, y si el bolsillo lo permite, regatear para conseguir algo de auténtico caviar de esturión para después tomarlo a bordo. Algunos compañeros de viaje lo consiguieron, otros no. Cosas de la vida.

122Y de nuevo partir. Hay que dirigirse rio arriba, a través del lago Blanco, hasta llegar a Goritsi, en el rio Sheksna. En esta ciudad se encuentra el Monasterio de la Resurrección. Realmente es una pequeña ciudad, donde se puede ver muy de cerca la construcciones en madera de viviendas y la fisonomía de parte de una Rusia rural.

Goritsi SCiriloA unos ocho kilómetros, adentrándose en el interior del infinito bosque hay hacer una visita al Monasterio de San Cirilo, en la pequeña ciudad de Kirilov. San Cirilo, quien siendo archimandrita del Monasterio de San Simeón de Moscú, con 60 años, eligió este lugar para fundarlo en el siglo XIV. En su interior se encuentra la catedral de la Asunción. Iván el Terrible contribuyó con gran fuerza al auge y fortificación del monasterio (hoy se conservan muy bien aquellas murallas). Este zar utilizó el monasterio para exiliar en él (para mantenerlos en vigilancia) a sus adversarios, boyardos, príncipes e incluso popes.

Y dejando Goritsi, nos iremos en busca del lago Onega para entrar de lleno en la arquitectura de madera, y visitar una isla al norte del lago, que es patrimonio cultural de la humanidad. Pero eso en unos días.

 

 

 

 

Read Full Post »