Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Certámenes literarios’ Category

Nos alegra dar buenas noticias de escritores que han pasado por el Madrid Sky. En esta ocasión publicamos dos relatos de Ana Isabel Cámara, residente en Burgos, profesora de F.P.,  con un buzón triste, dice ella, al que solo le llegan facturas. También dice Ana Isabel que en casa va tropezando con los libros que ya no caben en la estantería y la culpa de que escriba la tienen Alice Munro y Margaret Atwood y, en parte, la tiene también la asociación Primaduroverales que hace ya unos años le dio un chute de autoconfianza, pues fue finalista de la tercera edición con el relato Te dije que no bajaras. En 2022 repitió puesto de finalista con el relato Ciclogénesis.

Ana Isabel Cámara 2

Ana Isabel Cámara tiene 56 años y la sensación de que a partir de los 50  todo ha ido a cámara rápida, como si le hubiera absorbido un vórtice. Estudió pedagogía en Madrid, pero al acabar se volvió a Burgos. Lleva treinta años dedicándose a la educación en diferentes ámbitos. Actualmente se dedica a formar a las futuras educadoras de esos enanos que se nos parecen, esos locos bajitos, como diría Serrat. Tiene dos hijos que, como ella dice, son sin duda sus mejores relatos. Ellos son el papiro en el que ha quedado registrada la mayor parte de su vida. Ana Isabel sabe que ahora, con el nido vacío, le toca empezar otra historia.

Ana Isabel se ha especializado en el género del microrrelato, que tanto nos gusta en la asociación. En el pasado mes de diciembre ha obtenido el primer accésit en el 12 certamen de microrrelatos organizado por el Orfeón Burgalés, con el relato Sinergia. Anteriormente, en 2019, había obtenido un accésit en el prestigioso certamen de microrrelatos Carmen Alborch, organizado por la fundación Montemadrid. Publicamos los dos microrrelatos, en homenaje a la buena trayectoria de Ana Isabel Cámara.

Sinergia

Segundo premio del 12 concurso de microrrelatos del Orfeón Burgalés 2022

Salgo con Roky, nuestro bulldog remolón.  Hoy no me tocaba sacarlo, pero prefiero eso a seguir discutiendo. Lo llevo de mala gana al parque que hay enfrente aun a sabiendas de que acabará meando en la esquina del portal.  Desde el paseo puedo ver las ventanas de nuestro apartamento. Jaime, a oscuras en el salón, se estará quedando dormido en el sofá. No le incomodan nuestras peleas. Ha llovido y el agua ha dejado las hojas de los árboles pegadas al asfalto, Roky las husmea y me da tirones. Pienso en mí sosteniendo la correa, cuero rígido y desgastado que denota lo que es necesario para estar unidos. Vuelvo a mirar hacia nuestra casa, los reflejos de la tele en la ventana como pequeñas epifanías de luz y oscuridad. Un cielo sin estrellas se torna índigo mientras se encienden las primeras farolas y la noche se va tragando los ruidos.

Frambuesas

Accésit III concurso de microrrelatos Monte de Piedad Carmen Alborch 2019

La quiebra de la fábrica. La notificación del desahucio. La ciudad convertida en un monstruo. Adolescentes borrachos en el parque. Ruido de cristales rotos. Prolongadas y lúgubres sirenas. Hambre. Ansiedad permanente. El desorden de los latidos cada vez que sonaba el teléfono. El aborto por estrés. Vimos la noticia en el bar donde nos refugiamos de la lluvia con apenas dos maletas. En un pueblo de Soria buscaban familias para recuperar tierras abandonadas con cultivos ecológicos. Ahora estoy en la terraza de nuestra casa, puedo ver las margaritas en el parterre de la entrada, las macetas de barro rojo, los insectos que merodean alrededor, la gata adormilada en el alfeizar, las polillas en la ventana. Es otoño y ya hemos empezado a plantar las frambuesas, la tierra es fértil y no nos faltan ganas. Tú llegarás en primavera y cuando nazcas te cantaré una nana con nuestra historia, la que no le pude cantar a tu hermano.  En invierno habrá huellas de niños en la ventana helada de una pequeña escuela y  tú serás una risa más en el patio.

Read Full Post »

El pasado 30 de diciembre, en el salón del Antiguo Concejo de Bercial de Zarpadiel, se presentó el libro Raíces, que recoge los relatos finalistas de la tercera edición del exitoso Concurso de Relato Breve de Bercial de Zapardiel (Ávila), convocado por el Centro de Estudios Bercialeños “El Calvache”, con el propósito de fomentar la creatividad y el interés por la actividad literaria.

El primer premio lo obtuvo Ariel Alberto Díaz, de Argentina, con el relato La imagen. Pienso, luego aún existo es el título del relato escrito por Celia Fernández Rodríguez (Torre del Mar, Málaga), ganadora del segundo premio, y Palos de ciego el del relato de María Pérez Ibáñez (Pamplona), que ha obtenido el tercer premio.

Entre los relatos seleccionados está el relato Su perdición y la mía, de nuestro compañero de la asociación Primaduroverales Pablo Frías Martínez. Pablo está en un buen momento literario, ya que obtuvo el segundo premio en el certamen literario de Navidad de la asociación Primaduroverales con el relato Y para qué quieres más.

Pablo Frías

Otros autores que en su día fueron finalistas del certamen Madrid Sky, y que verán sus relatos publicados en el libro Raíces son: Raúl Clavero Blázquez (finalista de la II edición y tercer premio en la VII edición), Ana María Abad García (segundo premio de la VIII edición), Alexis López Vidal (ganador VIII edición) y Agustín García Aguado (finalista de la VII edición).

Como homenaje a Pablo Frías Martínez publicamos Su perdición y la mía, relato finalista en la tercera edición del concurso de Relato Breve de Bercial de Zarpadiel y seleccionado para su publicación en el libro Raíces.

Su perdición y la mía. Pablo Frías

Read Full Post »

Resulta que hay un certamen de microrrelatos que otorga un premio de 20.000 $, y que ese premio lo convoca una fundación que tiene como objetivo que la palabra sea la herramienta contra toda violencia y elemento de concordia entre las culturas, religiones e ideologías diferentes.

Se trata de la fundación César Egido Serrano, cuyo fundador proclamó: “El poder de las palabras es lo único que nos puede conducir a un entendimiento entre los pueblos, las culturas y las religiones, es por ello por lo que la palabra tiene que ser el vínculo de la humanidad y la única forma de resolver los conflictos tiene que ser el diálogo”.

La fundación tiene su sede en Madrid, en la calle Maldonado 65, y en Quero (Toledo), en plena ruta cervantina.

Levantar un museo en el que no se expone nada y que su principal valor sea la palabra es una tarea difícil. Organizar y convocar un certamen al que se pueden enviar microrreltos de no más de cien palabras en español, inglés, árabe o hebreo y articular un procedimiento para elegir un ganador se antoja casi imposible. Ganarlo parece una quimera. En la edición de 2022 se han presentado 46911 relatos que llegaron desde 178 países. Sin duda, la palabra como vehículo de la tolerancia une a las personas.

Para nosotros es una alegría, y nos resulta muy gratificante informar de ello, saber que el ganador de 2022 ha sido uno de nuestros amigos de la familia de Primaduroverales, al que hemos conocido a través de nuestro certamen literario Madrid Sky, ya que fue finalista en la III edición, en la V, en la VI y ganador finalmente en la IX. Sí, a todos nos habrá venido su nombre a la cabeza: José Manuel Dorrego Sáenz.

José Manuel Dorrego Museo de la palabra

El acto de entrega de premios fue el 23 de noviembre en la sede de la Comunidad de Castilla la Mancha, aunque los premiados también acudieron a distintos actos en Madrid, Toledo y El Escorial. Asimismo está previsto que sus majestades los reyes de España don Felipe y doña Leticia reciban próximamente a los ganadores.

Nuestra enhorabuena para José Manuel Dorrego Sáenz y para el resto de ganadores en otros idiomas: Emilia Sheppard (ingles), Natheer Alzuabi (árabe) y Ravit Grossman (hebreo). El acta del jurado comenzaba diciendo:

Realizado el cómputo de los votos emitidos por los miembros del jurado en las distintas lenguas de la sexta edición del Concurso Internacional de Microrrelatos Museo de la Palabra convocado por la Fundación César Egido Serrano, el resultado del escrutinio es el siguiente:

PRIMER PREMIO, dotado con VEINTE MIL (20.000) dólares, para el relato titulado “VOLAR”, escrito en lengua española y cuyo autor es D. José Manuel Dorrego Sáenz, de ESPAÑA.

Concurso César Egido Serrano

Volar

Relato ganador de la VI edición del Concurso Internacional de Microrrelatos César Egido Serrano

Autor: José Manuel Dorrego Saénz

Desde que llegó al parque el vendedor de globos de helio, nos estamos quedando sin niños y niñas en la ciudad. Compran un globo, se sujetan a la cuerda y comienzan a ascender hasta perderse entre las nubes. Luego, ya no volvemos a saber de ellos. Y así, todos los días. Ahora, los ancianos ya no juegan a la petanca ni echan migas a las palomas. Prefieren sentarse en los bancos, mirar al cielo con nostalgia y ver niños volar.

Read Full Post »

Queremos comenzar este año 2023 con buenas noticias literarias y con el deseo de que se mantengan a lo largo del año.

El pasado sábado 17 de diciembre se entregó el XXV Premio Nacional de Cuentos Ciudad de Mula-Francisco Ros, en el Archivo Municipal de Mula, con la asistencia del concejal de Cultura Diego Boluda y miembros del equipo de gobierno.

Francisco de Paz Tante en Mula

El primer premio ha correspondido al toledano Francisco de Paz Tante, que fue finalista en el IV certamen Madrid Sky con el relato Neones Rosas (a la izquierda en la fotografía).

Francisco de Paz ha ganado en Mula con el relato Todas las luces de la eternidad. Ricardo Cano García, ha sido el ganador del Accésit con el relato El diario de viajes. En el acto de entrega de premios se ha presentado el libreto de los dos cuentos ganadores, editado por Gráficas El Niño y con portada del estudio fotográfico LA CHOLEPA, donada gratuitamente al Ayuntamiento de Mula.

El Premio Nacional de Cuentos Ciudad de Mula-Francisco Ros ha conseguido consolidarse como uno de los más importantes del panorama literario español en el género del cuento. Lleva realizándose desde hace 25 años y este año se han presentado al certamen un total de 207 cuentos procedentes de distintos puntos de la geografía española, especialmente de Murcia y Andalucía. Actualmente, se está trabajando en la edición del tercer volumen recopilatorio de los cuentos ganadores a lo largo de su existencia.

Francisco de Paz Tante es autor de varias novelas, entre otras Los versos de arabí, Las cigüeñas de Yenné, Cuando anochece y crece el cielo y Cielos de Samarcanda. Próximamente publicará un libro de relatos en el que recopila una veintena de cuentos premiados. La colección de relatos llevará el título Un paraguas para volar.

Un paragüas para volar

La colección de relatos, que esperamos poder leer a finales de enero, agrupa historias escritas con palabras que nombran la soledad, el desconsuelo, el amor, los fríos de la existencia y las brasas que los entibian. Los afanes humanos y sus pasiones impregnan las  páginas de este libro que tienen como única pretensión literaria emocionar y conmover.
A la espera de poder leer el relato premiado en Mula, que se incluye en este libro de relatos, reproducimos un fragmento de Todas las luces de la eternidad.

Todas las luces de la eternidad (fragmento)

Francisco de Paz Tante

Relato ganador del XXV Premio Nacional de Cuentos Ciudad de Mula-Francisco Ros

«Fue en uno de aquellos libros sobre las prácticas funerarias donde descubrí los recintos de las velas, que ardían en dos lados distintos. Las de la izquierda representaban las luces de los vivos. A la derecha estaban las de los muertos. Cuando alguien fallecía, le cambiaban de sitio la vela. Así, en la izquierda quedaba entonces su vacío, su ausencia; y, en la derecha, su llama ardía junto a las otras luces de la eternidad.

***

Y, al final, se fue quedando sin velas el lado izquierdo de la capilla, a la vez que crecía el abandono en las calles y los campos, y el silencio, que se incrustaba en Omala como una médula de pesadumbre. Hasta que solo ha quedado mi memoria, en la que he ido enhebrando los años y las vidas de un pueblo que también se muere, como todos los que ya tienen sus velas en el lado de la eternidad.

Omala empezó a vaciarse, y a morirse, cuando los más jóvenes se fueron a Madrid, a buscar una vida mejor. Luego los que emigraban eran de todas las edades y condiciones. Y algunos se iban sin pesares ni nostalgias, con los recuerdos de sus vidas guardados en una salmuera de rencor hacia un tiempo que también fue de privaciones y sufrimientos, con una niñez en la que tuvieron que soportar la injuria del hambre y de las cargas excesivas de aceitunas sobre sus huesos infantiles.

Y los viejos se quedaban con la mirada arrecida, como pájaros tristes en árboles desnudos, otoñales. Hasta que los llevábamos al camposanto, y yo cambiaba sus velas al lado de la eternidad».

Read Full Post »

Por Manuel Pozo Gómez

Antes de nada felicitar a nuestra coordinadora y profesora del Taller de Creación Literaria, Pura Simona de la Casa, por la magnífica crónica que ha escrito de nuestra noche de despedida del 2022, concurso incluido. Como ella dice, la noche fue genial, divertidísima, con ganas de recuperar lo que no hemos podido vivir los dos últimos años por culpa de la pandemia, certamen de relatos navideños incluido, ya que en las últimas ocasiones lo tuvimos que celebrar online, con brindis insípidamente virtual. Me gustaría decir también que el concurso estuvo muy igualado y que las votaciones nos mantuvieron en vilo hasta el final, pero la realidad no fue así, porque nuestro amigo Paco Plaza apabulló a todos los participantes con un magnífico relato metaliterario titulado La novia inesperada en el que hizo un repaso de todos los tipos de narradores con los que nos hemos podido encontrar en los últimos tiempos, como si fueran conocidos de toda la vida.

Nuestro recuerdo a todos los amigos cercanos que no pudieron estar con nosotros, en especial a Lourdes Chorro, Susana de la Higuera y Carlos Valle-Inclán, que con la reserva hecha tuvieron que renunciar a última hora a la cena por motivos personales. También a aquellos que han estado dudando hasta última hora entre asistir o no, como Esmeralda Octavio, Virginia García, María Isabel Ruano, Pilar Couso, Nieves Sevilla, Antonio Blázquez, Luis Fernando Jiménez, Ernesto Ortega y Alberto Jesús Vargas, pero que finalmente tampoco pudieron estar con nosotros por distintos motivos. Un abrazo muy fuerte a todos, todos los ausentes.

Pero tenemos que volver al certamen. El ganador, Paco Plaza, se llevó como premio, entre otras cosas, además de nuestro reconocimiento y nuestros deportivos aplausos, dos libros. El primero de ellos es bebestible, (chiste fácil) pues bodegas Sameirás, patrocinadora de nuestro certamen literario MADRID SKY, desde Ribadavia nos hizo entrega para el ganador del concurso de Navidad de una de sus valoradas botellas de vino LIBRO, una rareza en el Ribeiro, finalista varios años de los premios “Mejor vino blanco de colleiteiro”, de producción escasísima, que combina tres variedades de uva: Albariño, Lado y Loureira.

El otro libro se trata de Jaulas de hormigón, finalista del Premio Setenil al mejor libro de relatos publicado en España en el 2022, cuya autora es Mayte Blasco, finalista de la VI edición del certamen Madrid Sky. Mayte Blasco ha desarrollado una intensa actividad literaria en el último año y ha colaborado con nuestro certamen navideño con la donación de un ejemplar de Jaulas de hormigón para el ganador o ganadora del concurso.

DSC_4520

Pero como el mejor homenaje que se puede hacer a los ganadores de un certamen es la publicación de su relato, en el siguiente enlace se puede encontrar el magnífico relato ganador de Francisco Plaza.

LA NOVIA INESPERADA

Nuestro agradecimiento a Antonio Cajide y Luis Gulín, de bodegas Sameirás, y a Mayte Blasco, por su aportación a nuestro certamen.

El segundo premio lo obtuvo Pablo Frías con el relato Y para qué quieres más, que se llevó, entre otras delicatesen, una botella de buen cava.

DSC_4526

Y PARA QUÉ QUIERES MÁS

Y el tercer premio lo compartieron María Sánchez Robles y Luis Marín con los relatos Fuck Christmas y ¡Feliz Navidad!, respectivamente. Entre otros obsequios obtuvieron como premio el libro Arganzuela es cultura, de nuestro patrocinador en el certamen literario MADRID SKY Artelibro, editorial dirigida por Nicolás Ferrando, que está desarrollando un extraordinario trabajo de difusión de la vida de Madrid con la publicación de una colección de libros referidos a cada uno de los distritos madrileños.

DSC_4479

FUCK CHRISTMAS

DSC_4535

¡FELIZ NAVIDAD!

Gracias a nuestros patrocinadores y colaboradores, enhorabuena a los premiados, y felices fiestas y feliz y venturoso año literario 2023 para todos.

Read Full Post »

Cuando se derrama el mar, de la tinerfeña Elena Bethencourt, ha sido el microrrelato ganador del VI Concurso de Microrrelatos Carmen Alborch de Fundación Montemadrid. El jurado, compuesto por Ángeles Caso, Mara Torres, Antonio Lucas, Carlos del Amor e Ignacio Elguero, ha destacado la calidad del texto, que han descrito como “muy imaginativo” con “ráfagas irónicas y líricas”. El microrrelato ha sido elegido entre los 4.200 textos presentados en esta edición, de la que el jurado ha resaltado su alto nivel.

Los tres accésits corresponden a Me quito el cinturón, del madrileño Sergio Blanco; Extravío, de la malagueña Karola Cosme; y A Carmen Martín Gaite, de la guipuzcoana Gurutze Irisarri.

La entrega de premios tuvo lugar el 30 de noviembre en La Casa Encendida de Madrid, durante el acto conmemorativo del 320 aniversario de la Fundación Montemadrid.

elena-bethencourtElena Bethencourt obtuvo el segundo premio de la VII edición del certamen Madrid Sky (año 2020) con el relato Amor al arte. Queremos señalar que entre los finalistas al VI certamen Carmen Alborch se encuentra el relato Celos, de Mar Horno, escritora jienense que fue finalista en la última edición del certamen Madrid Sky, en el año 2022, con el relato El libro secreto de los manicomios.

 

 

 

 

PRIMER PREMIO VI CONCURSO DE MICRORRELATOS CARMEN ALBORCH

CUANDO SE DERRAMA EL MAR

ELENA BETHENCOURT

Mi padre volvió una tarde con la brisa marina y la misma ropa que llevaba cuando se ahogó. De sus bolsillos caían peces que no paraban de brincar. Se comportaba como si nada, así que no quise decirle que estaba muerto para no disgustarlo, pero intuí que ahí se acababa la paz.

El olor a salitre impregnó toda la casa. A su paso, el agua que le escurría por el cuerpo iba llenado de olas el pasillo. Al sentarse en el sofá, surgió un puerto del chaise longue mientras, en la última pared del jardín, la puesta de sol pintaba de oro el horizonte.

Tenía ganas de pasar la tarde con él, pero mamá puso el grito en el cielo al ver el mar que anegaba nuestro salón. Ni el graznido de las gaviotas alrededor de la lámpara de techo logró silenciarla. Le dijo a papá que se fuera, que ahora estaba tranquila sin él, que vivo era un fantasma; y muerto, más.

Antes de que el maremoto de sus eternas discusiones destrozara la costa, subí a una barca que flotaba en el comedor y busqué un rincón tranquilo para pescar.

El relato ganador, los tres accésit y los ocho microrrelatos finalistas restantes se pueden leer en el siguiente enlace.

Relatos finalistas VI Concurso de microrrelatos Carmen Alborch.

Read Full Post »

Alexis López Vidal, natural de Torrevieja (Alicante), afincado en Valencia, fue ganador en el año 2021 de la VIII edición del certamen Madrid Sky. En lo que lleva de año ha ganado diecinueve premios literarios, el más destacado el premio Encarna León. En los últimos meses ha intensificado su actividad literaria. Ha publicado el poemario Catálogo de bestias marinas en Alicante junto al escritor Fernando Ugeda y ha ganado el primer Premio del IV Certamen Literario Internacional «COCEMFE», en Cáceres; el primer Premio del IX Certamen Internacional de Relato de Terror y Fantasía «Festival de las Ánimas», en Soria y el primer Premio del X Certamen Poético «Fernando Calvo», en Torrejón de Ardoz. Alexis es un todoterreno que se desenvuelve perfectamente en el relato corto, el microrrelato y la poesía.

entrega-premios-numen-alicante

Como homenaje a Alexis por su brillante trayectoria en 2022 publicamos a continuación el relato Las propiedades del agua.

Las propiedades del agua

Alexis López Vidal

I Premio del IV Certamen Literario Internacional «COCEMFE» Cáceres 2022

Si hay magia en este planeta, está contenida en el agua.
Loren Eiseley

Refiriendo una mota de polvo, así es como debería comenzar este relato, una minúscula e ignorada partícula en suspensión sin capacidad para perturbar la vida de nadie; eso representaban para mi madre las citocinas, una desapercibida mota de polvo en el insondable abismo de gravedad de la vida. Pero incluso la partícula más insignificante puede alterar su trascendencia si recibe la luz apropiada, como los destellos ingrávidos que se materializan frente a ventanas abiertas en los días de verano. Sin embargo esta revelación aconteció con una crudeza carente de la poética de esos días.

—Las citocinas son proteínas que circulan en el cerebro y la sangre del bebé durante el embarazo, cuya cantidad puede aumentar debido a una infección. Las citocinas causan inflamación, lo que puede provocar daños en el cerebro —le indicó la doctora —. Su hija Bruna padece parálisis cerebral.

Infección. Citocinas. Son algo más que palabras. Lo serán siempre para mi madre, porque durante años se culpó por padecer una infección mientras me gestaba. No es culpable de nada, por supuesto, pero la pena nos conduce por caminos en los que la lógica se hace a un lado y acaba por fenecer en un margen intransitado. Tuvo que ahogarse de pena, literalmente, para emerger de las aguas renacida de confianza en el mundo. En realidad lo hicimos juntas, en una piscina.

—La natación mejorará tu movilidad y tu capacidad física —me explicó Astrid. Todo en ella recordaba a una estatua griega, una Artemisa poderosa y presta a tensar su arco, solo que ataviada con un pantalón corto caqui y una camiseta sin mangas.

Mi madre, a mi lado con esa presteza constante del centinela, atisbaba el peligro sobre la quietud prístina de oportunidades y cloro de la piscina del polideportivo municipal.

—Es totalmente seguro para una niña como Bruna —la tranquilizó, apoyando una mano sobre su antebrazo –. Las propiedades del agua hacen que los cuerpos pierdan peso y floten. Eso facilitará sus movimientos. Es un sortilegio cotidiano que nunca me cansaré de presenciar… —y, dirigiéndose a mí y mirándome a los ojos, añadió —Hay magia en el agua.

El primer contacto con el agua de la piscina me envolvió en una suerte de transmigración, como si mi cuerpo respondiera de manera instintiva al abrazo del líquido y le dijera: sí, te he esperado, he aguardado paciente hasta abandonar en ti las fuerzas y el destino que me anclaban para ser libre, como un derrelicto en la inmensidad del mar. Un mar de teselas azules y escalerillas de acero inoxidable, un mar en el sosiego de un pueblo, un mar de niños que dan sus primeras brazadas en sus orillas aferrados a un flotador de corcho. Pero yo, mírame, le dije a las aguas, agradezco como un milagro el prodigio que obras en mis brazos y mis piernas.

Astrid me instó a acompasar la respiración con el movimiento redescubierto. Noté la palma de sus manos sosteniéndome, hundiéndose delicadas en mi abdomen al inhalar aire en los pulmones. De algún modo atávico mi cerebro lo supo, reconoció que así fue el momento de plenitud primero en el útero, como una semilla que ha temido durante el invierno y reconoce esperanzada el albor de la primavera. Florece, simiente, me susurraba la voz del agua cada vez que respiraba.

Hay sensaciones que se crearon en otro mundo, estoy segura. El demiurgo que confeccionó nuestra realidad debió de confundirse y añadió a la paleta de lo cotidiano algunos colores que se pensaron para ilustrar otros paisajes de fantasía desatada. Flotar es una de esas sensaciones, concebida para que cualquiera intuya que lo portentoso existe, es posible, incluso en una piscina municipal. Las manos de Astrid habían desaparecido y sobre la ominosa cubierta del agua mi cuerpo reposaba arrullado por un lauro vaporoso.

Y nadé. Nadé. Nadé. Nadé tanto como nadan las miradas en una puesta de sol, impelidas a surcar el cielo ocre hasta la misma ensenada donde desagua el ocaso. Nadé tanto como las palabras que se callan y se arrojan al mar, y arrepentidas remontan la corriente y retornan para reivindicarse a viva voz. Nadé tanto como la sorpresa, el entusiasmo, la emoción, y mi cuerpo, me permitieron.

—Hay magia en el agua —repitió Astrid con una certeza inamovible.

Cansada, pero todavía extasiada, dejé poco después que mi madre envolviera mi cuerpo en una toalla que expelía un aroma sutil a suavizante de lavanda y amor incondicional. La felicidad huele a eso, por cierto, a suavizante de lavanda en el borde de una piscina.

Read Full Post »

El escritor Domingo Jiménez Lacaci ha obtenido el primer premio en el XXXVI CONCURSO LITERARIO DE LASARTE-ORIA 2022, en la categoría de microrrelato.

Domingo Jiménez Lacaci obtuvo el segundo premio en la VI edición del certamen Madrid Sky, año 2019, con el relato  Cerrado por gestión, y fue finalista nuevamente en la IX edición, correspondiente a 2022, con el relato El saco. Ingeniero de caminos, también tiene buena mano para la literatura, y destaca en el relato breve, en el teatro y en el microrrelato, género en el que está obteniendo éxitos notables en los últimos tiempos. Además de haber ganado un buen número de certámenes literarios, ha sido finalista anual en el Concurso Relatos en Cadena, de la Cadena Ser.

18 Domingo Jiménez Lacaci

El mejor homenaje que se le puede hacer a un relato premiado es colaborar con su difusión, así que además de transmitirle nuestra enhorabuena, deseamos a Domingo Jiménez Lacaci que continúe con su buena racha literaria. A continuación reproducimos el excelente microrrelato que le ha valido el premio en Lasarte-Oria.

Los secretos de la harina

Relato ganador del XXXVI Concurso Literario del ayuntamiento de Lasarte-Oria (Guipuzcoa)

Categoría de microrrelato

Autor: Domingo Jiménez Lacaci

Ojalá nos mudáramos al pueblo, le digo a madre, pero ella siempre me contesta que estamos mejor en nuestro molino, lejos de las lenguas envenenadas de la gente. Que si quiero irme, me dice, le proponga matrimonio a la hija del tahonero, que es jaquetona y está en edad. Y el domingo después de la comida, ya con mucho orujo enredado en las palabras, añade que a ver si conmigo sale ya por fin un hombre en la familia. Ahí padre se pone de pie y se va cabizbajo al huerto a sus cosas. Luego, ella se levanta que se cae y murmura con lengua terrosa. Malditos, dice, y que si el peluquero y que ojalá se muriera. Ojalá se murieran los dos, añade al final.

Padre siempre mira triste. Solo se le avivan los ojos cuando vamos cada mes a pelarnos. Es como otra persona cuando entra por la puerta y lo ve. Que es porque de chiquillos fueron juntos a la escuela de Don Aurelio a aprender las letras, me dice. Y me da ternura ver el cuidado con el que uno le corta el pelo al otro. Luego ya en casa, se le enfanga otra vez el humor y el alma.

Por la mañana, llevo a la tahona el carro lleno de harina y me recibe la hija. Pero yo miro y remiro buscando a su hermano, que parece que le nacieran jilgueros de entre los dientes cada vez que dice mi nombre y me da los buenos días.

Ya de vuelta, viene padre a guardar la mula y cuando veo de nuevo su mirada negra, decido que esta noche tengo que hablar con madre sin falta. Decido que no. Que yo no.

Read Full Post »

El fallo del concurso de microrrelatos Getafe Negro cerró el domingo 30 de octubre de 2022 la XV edición del festival de novela policiaca de Madrid. En esta edición fueron 320 los microcuentos presentados a concurso y tres los finalistas seleccionados por Maica Rivera, directora del festival; Lorenzo Silva, comisario, y el claustro de profesores de Escuela de Escritores.

«Los cínicos no sirven para este oficio» era la frase con la que debían comenzar todos los microrrelatos que se presentaran al concurso. Es el título de uno de los libros de Ryszard Kapuściński, el gran periodista del país invitado en esta edición, Polonia.

foto 4La ganadora del concurso ha sido Ana María Abad, de Tres Cantos, con el microrrelato titulado Te lo dice un experto. Como premio ha obtenido un curso trimestral de Escritura Creativa en Escuela de Escritores, un cheque regalo de 400 euros cedido por Grupo de Empresas Airbus y un lote de libros de la Librería Lobo Flaco.

Ana María Abad obtuvo en la VIII edición del certamen Madrid Sky el segundo premio con el relato Agente infiltrado, que puedes leer en el siguiente enlace.

Agente infiltrado

Los finalistas del certamen de microrrelatos Getafe Negro han sido Manuel Menéndez Miranda, de Oviedo (Asturias), con el microrrelato titulado Expiación y David Villar Cembellín, de Castro-Urdiales (Cantabria), con el microcuento titulado Los cínicos no valen.

Nuestra enhorabuena a Ana María y al resto de finalistas.

Te lo dice un experto, de Ana María Abad

Microrrelato ganador de la XV edición del certamen de microrrelatos Getafe Negro

«Los cínicos no sirven para este oficio», me dijo una vez un colega. Yo creo que, precisamente, somos los cínicos los que mejor lo desempeñamos. A los que tienen miedo a hablar en público se les aconseja que imaginen a la audiencia desnuda. Mi consejo para triunfar en esta profesión es imaginarse al objetivo muerto. Así, no supone ningún problema apretar el gatillo.

Read Full Post »

Nuestro compañero Pablo Frías Martínez ha estrenado su palmarés literario con una mención del jurado en el VIII certamen de relato corto Cofradía de la Virgen de Gracia y del Rosario de Paracuellos, obtenida por su relato Espartero.

IMG_6482

Espartero es un relato que, aunque no lo parezca, trata de sexo, política, venganza, maltrato animal y relaciones familiares. Es un relato divertido, exagerado, de ritmo ágil que arranca al lector más de una sonrisa. El autor caricaturiza a Eugenio, padre autoritario y alcalde dictatorial de un pequeño pueblo llamado Hontanazor, en un texto que desemboca en una escena propia de la España de Berlanga, muy bien dibujada a lo largo del relato.

Damos la enhorabuena a Pablo Frías e invitamos a leer su relato en el siguiente enlace.

Espartero  

Extracto del acta del jurado

El día 15 de agosto de 2022 se ha procedido a desvelar los nombres de los ganadores y finalistas de la octava edición de relato corto y fotografía organizados por la Cofradía de la Virgen de Gracia.

Reunido el jurado de la octava edición del certamen de relato corto, compuesto por Olivia de Cos, Sandra García Herrero, Rebeca Bayo y Víctor Fernández Correas, se ha decidido otorgar los siguientes premios:

  • GANADORALaura Salcedo Callejo, de Madrid (España), por el relato Alma de Besugo.
  • FINALISTAOmar Argüello, de Córdoba (Argentina), por el relato La casa abandonada.

Las menciones corresponden a los relatos Noviembre en el menú, de Agustín García AguadoTerrorista de cristal, de Nikole Ganivet Cano; y Espartero, de Pablo Frías Martínez.

 

 

Read Full Post »

Older Posts »