Feeds:
Entradas
Comentarios

Vamos a transformar un problema en una oportunidad.

Curso de creación literaria online.

Taller de escritura creativa de la asociación

Primaduroverales, grupo de escritores.

      

Cuando contamos historias, cuentos, novelas…, hemos de inventar la vida. El buen lector espera que le muestren caminos intransitados de lo humano, que le rompan esquemas. “La mala literatura nos acuna, la buena nos descoloca” (frase de Thomas Mann en boca de Goethe).

Nuestro taller cuenta con veinte años de experiencia, dedicados a descubrir, a trabajar y a experimentar con literatura de la buena. Queremos escribir para lectores alertas, despiertos, aspiramos a que se remuevan en sus sillones, a tirarlos de la cama.

  • El curso 2020/2021, durante el primer trimestre al menos, y por seguridad, se llevará a cabo de forma online. Estos tiempos inciertos nos marcarán la forma de trabajar después de este primer trimestre. Nuestro taller ha sido siempre presencial, en el distrito de ARGANZUELA, donde nacimos y donde hemos crecido sembrando el barrio de amigos unidos por la creación literaria. Y hasta el pasado mes de marzo habíamos disfrutado de la literatura y de la cercanía entre autores a partes iguales. Deseamos poder gozar de las delicias del contacto directo cuanto antes. Pero, si la experiencia es positiva, podremos mantener también el curso online para quienes así lo deseen.
  • Otra de las novedades se basa en experimentar un curso mixto de cuento y novela.
  • Los contenidos del curso se basarán en estas nociones básicas:

Novela. Los requisitos imprescindibles del género, como son: la estructura, el tema, el ritmo, el tono, el ambiente, los personajes…

Cuento. Estudiaremos los vericuetos técnicos del cuento, durante el primer trimestre, a través de la calidad literaria que goza el novísimo cuento español.

  • Exploraremos, como cada curso, alguno de esos innumerables misterios de la literatura. Y los descubriremos durante el curso, que para eso es un misterio.
  • Matrícula gratuita.
  • Precio mensual online: 25€.
  • Los jueves de 19:00 a 21:00h de octubre a junio (ambos incluidos).
  • Este año comenzaremos el viernes 2 de octubre, con el acto online de entrega de premios del VII Certamen Madrid Sky, convocado y organizado por la asociación PrimaDUROverales.
  • Información e inscripción: asociacionprimaduroverales@gmail.com o en el teléfono: 600855711.
  • Y si quieres conocernos mejor, asómate a nuestro blog: https://primaduroverales.wordpress.com/.

Vicente Moreno ha unido en Leteraklub a dos ganadores del certamen literario Madrid Sky, Julia Viejo y Xuan Folguera, para hablar de literatura.

 

Julia Viejo Sánchez nació en Madrid, ciudad en la que ha pasado su vida. Es una mujer joven con muchas aficiones además de la literatura, como por ejemplo el cine, en donde empezó por afición como actriz y llegó a convertir su hobby en algo casi profesional. Su otra gran afición es la música; se pasa horas escuchando música y tocando el piano. En junio de 2014 fue la ganadora del primer certamen literario Madrid Sky con el relato En un viaje. Desde entonces su trayectoria profesional ha estado siempre ligada a la literatura. Próximamente publicará su primera novela y su primer libro de relatos.

 

Xuan Folguera Martín fue el ganador de la V edición del certamen Madrid Sky en 2018 con el relato Rigor Mortis. Su profesión no tiene nada que ver con la literatura, quizás por eso piensa que si no se es profesor de literatura o periodista es muy difícil vivir de la literatura. Nacido en Madrid, el trabajo le llevó a Valencia, junto al mar, donde encuentra inspiración para sus textos. Es admirador de Julio Cortázar. Muchas veces se ha preguntado por qué escribe, pero él continúa haciéndolo mezclando el drama, el humor y lo fantástico. En 2020 ha publicado su primera novela.

 

Vicente nació en Valladolid. Es coautor del libro de relatos Madrid Sky, en el que publicó el relato El viento de la pradera, y del libro 2056 Anno Domini, en el que publicó el relato Catedrales. En 2018 resultó ganador del certamen de relatos breves Guindostán. Informático de profesión, es un gran lector y un apasionado del cine. Actualmente es el coordinador de las secciones CineKlub y LetereKlub del blog Primaduroverales.

 

 

Por Manuel Pozo Gómez

Dicen de él que hizo de la poesía un género universal, la democratizó y la bajó de esos elevados altares a los que los lectores tienen vetado el acceso. Dicen que es el poeta más cantado, y que cantantes como Joan Manuel Serrat y Nacha Guevara han dado voz a sus poemas. Dicen también que introdujo en la lectura a dos o tres generaciones de jóvenes, y que hizo leer a una parte de la sociedad que no consumía literatura. Se trata de Mario Benedetti, uruguayo, y hoy cumpliría cien años.

Benedetti murió hace once años en Montevideo. Escritor comprometido políticamente, tras el golpe de estado militar de 1973 renunció a su cargo en la Universidad y se exilió. En su obra poética se vieron reflejadas las circunstancias políticas y vivenciales del exilio uruguayo, pero también en su teatro, en sus ensayos y en sus relatos. Volvió a Uruguay en 1985, iniciando una nueva época en su obra. Como miembros de una asociación cultural que organiza desde hace años un taller literario dedicado al relato, el mejor homenaje que podemos hacer hoy a Mario Benedetti es publicar uno de sus relatos. Uno de los mejorar relatos que se hayan escrito nunca.

 

Los pocillos. Mario Benedetti.

 

 

Por Manuel Pozo Gómez

Toledo es una ciudad increíble que merece ser recorrida sin prisas, deambulando por sus calles laberínticas que nos conducirán a multitud de rincones escondidos, de plazuelas semiocultas que sorprenden al visitante seduciéndole para que prolongue su estancia en ellas. Una de estas plazas es la plaza de San Román, situada en una de las partes más altas de la ciudad. En esta plaza se puede contemplar una estatua de Garcilaso de la Vega, poeta toledano del Siglo de Oro, que mira a la iglesia donde está enterrado, la iglesia de San Pedro Mártir.

Museo de la Cultura Visigoda. Toledo

Justo al lado de la plaza está la Iglesia de San Román, sede del Museo de los Concilios y la Cultura Visigoda. Sus orígenes se podrían remontar al periodo visigodo, y después tal vez fuese reutilizada como mezquita. Posteriormente se convirtió en iglesia, lo que se documenta a principios del siglo XII. El edifico es una maravilla que se diluye entre los numerosos monumentos que ofrece Toledo, pero este museo dedicado a la cultura visigoda merece una visita por sí mismo por dos motivos: por el valor arquitectónico del edificio y por las colecciones expuestas.

Volviendo a la plaza de San Román, tranquila, peatonal, en la que nos espera Garcilaso, podremos encontrar un merecido descanso mientras pensamos en este poeta. Su vida debió de ser trepidante. Aristócrata, culto, entró al servicio de Carlos V cuando este llegó a España. Se convirtió en un modelo de cortesano, tuvo una vida amorosa compleja y agitada, participó en varias campañas militares, cayó en desgracia del Emperador por participar en la boda de un sobrino que se había destacado en la Guerra de los Comuneros, fue apresado por ello, volvió a ganar el favor imperial y terminó con una larga estancia en Nápoles, donde se integró rápidamente en la vida cultural de la ciudad. Fue allí donde entró en contacto con los poetas renacentistas italianos que tanto influyeron en su obra.

Su obra no es extensa y se publicó a modo de apéndice de las Obras de Juan Boscán en 1543, cuando Garcilaso ya había fallecido. Pero su producción lírica se convirtió muy pronto en la máxima expresión del Renacimiento castellano y en una referencia para los poetas españoles. Garcilaso trajo una revolución poética, introdujo una nueva métrica y un nuevo sentido estético, con nuevas estrofas como el terceto y el soneto y, sobre todo, con el verso endecasílabo. Todo ello acompañado de un lenguaje claro y nítido, preciso y natural, que prefiere las palabras usuales y elude los cultismos y el lenguaje rimbombante.

Por todo ello te aconsejo pasear por Toledo, visitar el museo de la Cultura Visigoda y llegar a la plaza de San Román, sentarte a tomar una cerveza o un refresco, disfrutar de su sombra, de su tranquilidad y, si eres amante de la poesía, leer un soneto de Garcilaso mientras echas una mirada de reojo a su estatua. Aquí te dejo uno de sus sonetos más conocidos:

Museo de la Cultura Visigoda

SONETO V

 Escrito está en mi alma vuestro gesto,

y cuanto yo escribir de vos deseo;

vos sola lo escribisteis, yo lo leo

tan solo, que aun de vos me guardo en esto.

 En esto estoy y estaré siempre puesto;

que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,

de tanto bien lo que no entiendo creo,

tomando ya la fe por presupuesto.

 Yo no nací sino para quereros;

mi alma os ha cortado a su medida;

por hábito del alma mismo os quiero.

 Cuanto tengo confieso yo deberos;

por vos nací, por vos tengo la vida,

por vos he de morir, y por vos muero.

Manuel Pozo Gómez es autor del libro de relatos Violeta sabe a café, (Premium editorial) y coautor, entre otros, de los libros Madrid Sky, (Uno Editorial); Cuéntame un gol, cuentos de fútbol  (Verbum editorial) y Magerit. Relatos de una ciudad futura (Verbum editorial), y RRetratos HHumanos (editorial Kolima). Ha sido ganador de un buen número de certámenes literarios y sus relatos están publicados en distintas antologías.

Comunicado de la asociación PRIMADUROVERALES con relación a la VII edición del certamen Madrid Sky.

La asociación Primaduroverales, organizadora del certamen literario Madrid Sky, teníamos la esperanza de poder realizar el acto de entrega de premios de la VII edición del certamen Madrid Sky junto a nuestros patrocinadores, la revista digital Vinos y Caminos, la cervecería La Rebujita y bodegas Sameirás, en un acto público en el que los protagonistas volvieran a ser la literatura y nuestros autores finalistas.

Hemos esperado todo lo posible, hemos apurado los plazos al máximo, pero llegados al mes de septiembre nuestra opinión es que no podemos aventurarnos a organizar un evento presencial con decenas de personas. Nuestra intención, por tanto, es organizar un acto de entrega de premios no presencial en el que vamos a intentar que los autores finalistas tengan el protagonismo que merecen. Vamos a hacer lo posible para que la VII edición del certamen Madrid Sky tenga el realce que merece y la situación sanitaria empañe lo menos posible un evento literario en el que cada año ponemos toda nuestra ilusión.

Para la realización de este evento nos hemos fijado la fecha, todavía provisional, del 2 de octubre. Para entonces esperamos tener dispuesto todo lo necesario para organizar un acto emotivo a la altura de los finalistas.

Gracias a todos los participantes por su comprensión.

 

VII edición certamen Madrid Sky

Combinar el vino con los libros suele ser una buena idea, solo hace falta encontrar la fórmula correcta para que la mezcla sea una auténtica fuente de placer. A nadie se le escapa que un rato de lectura saboreando una copa de vino proporciona una gran satisfacción, pero siendo originales se puede profundizar en esta relación entre vino y literatura y conseguir resultados extraordinarios. Esto es lo que ha hecho Antonio Cajide al frente de bodegas Sameirás, uno de los patrocinadores del certamen Madrid Sky.

Antonio Cajide ha defendido siempre la idea del Ribeiro como el producto de una región vinícola por encima de variedades y de vinos elaborados con una única variedad de uva. Ahora bien… ¿Cómo demostrarlo? No se le ocurrió otra cosa que investigar en el libro de los vinos del Monasterio de San Clodio, origen del vino de Ribeiro, y en el inventario que se hacía de los mollos de vino que entraban, los que había en la bodega, los que salían. En este libro, escrito con mucho detalle por los monjes de san Clodio, nunca se habla de variedades, solo de vino, y se demuestra, por la proporción de uno sobre el otro, que el Ribeiro era mayoritariamente tinto, en contra de la opinión generalizada.

Como consecuencia de sus estudios en los manuscritos del monasterio de san Clodio Antonio Cajide ha producido en 2018 un vino en el que mezcla tres variedades de uva: Albariño, Lado y Loureira. Todo un desafío a la producción habitual monovarietal elaborado con uva Treixadura. ¿Y qué nombre la ha dado bodegas Sameirás a este maravilloso vino del que tan solo ha producido 2666 botellas en 2018 y un número similar en 2019? ¿Qué nombre podría darle para homenajear a los monjes de san Clodio?

Libro. Vino de Ribeiro. Blanco y tinto.

Libro. Este es el nombre del vino. Tan corto, tan sencillo, tan ilustrativo. Un vino que es una rareza en el Ribeiro y que aporta un valor adicional a una región vinícola gracias a la experimentación con la que bodegas Sameirás busca en cada añada elevar el nivel de excelencia. Un nombre que homenajea a la literatura y a los manuscritos en los que se dejó constancia de los procesos de elaboración del vino. Un nombre que unifica la cultura del vino y la cultura de la escritura. La etiqueta de la botella es una de las páginas del manuscrito del libro de los monjes de San Clodio. Una auténtica preciosidad. Una auténtica originalidad.

El monasterio de San Clodio se encuentra en el corazón de la comarca de Ribeiro, a mitad de camino entre Ribadavia y Carballiño, en la provincia de Orense. Ha estado habitado por monjes benedictinos hasta finales del siglo XX, en el que el mal estado del monasterio obligó a su abandono. No hace muchos años que ha sido rehabilitado por la Xunta de Galicia y se ha convertido en un hotel balneario de cuatro estrellas en el que se fusiona la historia con la modernidad. Bodegas Sameirás ha sabido recoger la tradición en la producción de Ribeiro del monasterio San Clodio y ha conseguido un perfecto equilibrio entre vino y literatura.

 

 

Manuel Pozo Gómez es autor del libro de relatos Violeta sabe a café, (Premium editorial) y coautor, entre otros, de los libros Madrid Sky, (Uno Editorial); Cuéntame un gol, cuentos de fútbol  (Verbum editorial) y Magerit. Relatos de una ciudad futura (Verbum editorial), y RRetratos HHumanos (editorial Kolima). Ha sido ganador de un buen número de certámenes literarios y sus relatos están publicados en distintas antologías.

Por Manuel Pozo Gómez

Antonio Blázquez es un escritor comprometido. En sus anteriores novelas ha tratado temas tan delicados como la corrupción en la Iglesia, en la política y en la policía. Ha profundizado en estos temas mediante tramas envolventes que permiten al lector adentrarse poco a poco en el corazón de unas instituciones que guardan secretos incómodos, inconfesables. El lector llega a ellos como si estuviera apartando sin darse cuenta capas y más capas de una estructura complejas, al principio superficiales, que con su desaparición durante el avance de la narración permiten llegar al núcleo de un asunto clave.

En su novela Secretos de un diario íntimo Blázquez da un giro espectacular a su temática. En este nuevo libro se ocupa del sexo que, por cierto, no tiene por qué ser un tema menos comprometido que otros que ha tratado anteriormente. Antonio Blázquez nos habla del sexo de una manera irónica, divertida y original. La protagonista del libro es una viuda que, cerca de cumplir los cincuenta, tiene que reiniciar su vida sexual a través de unos canales impuestos por las nuevas tecnologías que hasta ahora le habían sido desconocidos. Pero no es ella la que nos cuenta directamente sus experiencias personales. Lo hace un narrador, que dice ser el autor de la novela, al que le ha llegado el diario de la mujer, un diario en el que describe sin vergüenza las experiencias que ha comenzado a disfrutar desde la muerte de su esposo. El narrador confiesa que su único mérito ha sido darle forma literaria a lo que la protagonista escribe en su diario, como si de esta manera quisiera eludir la responsabilidad que tiene como hombre al tratar en profundidad la sexualidad desde el punto de vista de una mujer.

En Secretos de un diario íntimo no hay límites. O solamente existen los límites que la protagonista se va imponiendo en su nueva forma de vivir el sexo, que en realidad son muy pocos. La mujer va superando distintas situaciones, algunas disparatadas y recreadas con humor, otras que obligan a reflexionar sobre la forma timorata que tiene la sociedad de afrontar el sexo, otras, en definitiva, que llevan al lector a compadecerse de la protagonista, y de su soledad, en la que no pocas veces nos veremos reflejados. El conjunto de escenas, o el conjunto de las páginas del diario, parecen al principio deslavazadas, pero cuando se llega al final se tiene la sensación de haber compartido sin interrupciones una parte muy importante, y muy íntima, de la vida de la protagonista.

Divertido, sensual, pleno de sexo y de erotismo, Secretos de un diario íntimo es un libro aconsejable para el verano o, quien sabe, el libro ideal para recrearse en él y dejarlo en la mesita de noche como libro de cabecera si, por desgracia, llega un nuevo confinamiento.

Antonio Blázquez Madrid (Macotera, Salamanca, 1952). Ha obtenido diversos premios literarios entre otros el primer premio en el Certamen de Narrativa “José Rodríguez. Dumont”, con el relato: Tenemos que guardar lo nuestro; el primer premio en el Certamen Literario Internacional Membrilla la del Galán de Lope, con el cuento: El niño de los ojos rasgados y el primer premio en el Concurso de Relatos de la Asociación Cultural Cerdá y Rico, con el relato La modelo. También ha publicado sus cuentos en varias antologías y libros colectivos: Antología de relatos de terror Círculo Rojo, (Ed. Círculo Rojo); Pequeños Grandes Cuentos (Ed. Ábaco); Novísimos, (Ed. El País Literario); Cuanto Cuento (Ed. Acumán); Primaduroverales, cuentos, compartiendo autoría con otros autores. Actualmente colabora con la Asociación Cultural Amigos de Macotera con la publicación periódica de relatos. Como novelista ha publicado El triánguloLa ciudad negraJFC, justicia reparadora. Su última novela es Secretos de un diario íntimo.

Vicente Moreno Nieto estrena la sección LeteraKlub en el Blog PRIMADUROVERALES. Lo hace coordinando un extraordinario video que ha titulado “La otra generación del 27”, protagonizado por Lourdes Chorro y Pilar Couso, dos escritoras miembros de la asociación Primaduroverales. Colaboran con la lectura de textos Fátima Carrasco, Marisa Ruiz, María Sánchez Robles, Alicia Gallego, Esmeralda Octavio y María Jesús Ainaga. El video está dedicado a cuatro escritoras, desconocidas en general para el público, que formaban parte de la Generación del 27. Estas escritoras son la riojana María Teresa León, la madrileña Lucía Sánchez Saornil, que vivió en la calle Labrador, en el madrileño barrio de Arganzuela, donde hoy desarrolla su actividad esta asociación cultural, la también madrileña Luis Carnés, y Ernestina de Champourcín, vitoriana procedente de una familia católica y tradicionalista. Son cuatro mujeres luchadoras, cultas, que lucharon por los derechos de la mujer desde la literatura en un momento histórico convulso. Grandes adelantadas a su tiempo, a las que podrás acercarte en este magnífico trabajo audiovisual.

 

 

Vicente Moreno nació en Valladolid. Es coautor del libro de relatos Madrid Sky, en el que publicó el relato El viento de la pradera, y del libro 2056 Anno Domini, en el que publicó el relato Catedrales. En 2018 resultó ganador del certamen de relatos breves Guindostán. Informático de profesión, es un gran lector y un apasionado del cine.

Filóloga por vocación, bibliotecaria por trabajo, Lourdes Chorro pasa la mitad de su vida rodeada de libros de los que sólo lee la portada y en la otra, amontona tal cerro de lecturas que con solo mirarlas se siente inspirada para escribir. Cuando conoció a los Primaduroverales descubrió que la prosa también podía ser poética y ya ha visto publicados algunos de sus relatos. Es coautora de los libros de relatos Primaduroverales cuentos, Madrid Sky y 2056 Anno Domini.

Aficionada a la lectura, a la encuadernación y a la caligrafía y entusiasta de todo lo que tenga que ver con el libro, Pilar Couso estudió Historia Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid. En 2004 se inició en la creación literaria. Es coautura del libro de relatos “Primaduroverales, cuentos”.

En el punto más oriental de la península ibérica, el Cap de Creus es un inmenso museo que te enseña la dimensión del agua, todo el mar Mediterráneo se encuentra allí, el que esculpe con fuerza natural las figuras imposibles de los cuadros de Dalí. Pero yo encontré un mar calmo, artificial, plano, sin el aliento tramontano que me permitiera observar, como un convidado de piedra, la manera bronca en que, en invierno, talla los esqueletos rocosos de las pesadillas que, todavía, provocan amaneceres tormentosos. Paseo por el Parque Natural que en este rincón toma el nombre de “Paraje de Tudela”, una Tudela que se engalana con agua salada, traicionando la corriente del Ebro. El paseo transcurre entre figuras dalinianas, el águila o el camello, pero sobre todo la roca Cavallera, conocida como la del Gran Masturbador, todas asombrando al viajero que descubre formas quebradas y nobles.

No había allí, no podía haber, ni un soplo de aire que justificase aquél taller donde no hay manos sino lanzas, que vienen del mar y que modelan la roca a su antojo. No estaba el viento. Y sin embargo se intuía su furia.

Josep Pla escribió aquí su libro “Cadaqués” y nos dejó con poesía y prosa una evocación de este paisaje roto, pero que en la calma de sus calas se hace suave y provoca al baño tierno del verano, sin las amenazas de fantasmas que allí se erigen, tranquilos, a la espera de una nueva acometida.

Recorro algunos kilómetros hacia el interior, hasta el Lago de Banyoles donde me doy de bruces con otras aguas, las de la masa lacustre azul turquesa, tan remansada como el mar en el Cap de Creus.

Banyoles es el lago más grande de toda Cataluña que se formó por los movimientos tectónicos que crearon los Pirineos durante su formación. Frente al lago leo a Julio Llamazares que me habla en “Distintas formas de mirar el agua” de un embalse que cubrió con sus aguas el pueblo y las vidas de los protagonistas. En el fondo del de Banyoles no existió una vez un pueblo, pero se dice que si atraviesas el lago en calma en una noche de verano, como la de hoy, es fácil que oigas el melancólico sonido de las campanas de la Iglesia de Porqueres, que quedó engullida por las aguas.

Hay gente paseando por sus orillas que se saluda como se saludaban las clases aburguesadas de principios de siglo, las que construyeron las pesqueras, esas casitas cuadradas terminadas en almenas que jalonan la orilla del lago, con escaleras para descender de forma privada a las aguas templadas.

Me es grato contemplar este lago, tan solo su visión alivia del calor fuerte del mediodía en el interior de Gerona en el mes más caluroso, para este viajero que recién viene de probar los baños en la Costa Brava. Aquí, como allí, el sol implacable no da tregua y el uso de la pegajosa mascarilla, en este verano incómodo de pandemia y extrañeza, se torna en obligación acaso indeseada debido al calor, que las cifras de contagios con que nos bombardean insistentes los medios, hacen que tomemos como la única precaución posible. Antes que Cataluña visitó el viajero el sur de Francia, y observó, curioso, como dos países en teoría tan diferentes, terminan pareciéndose tanto al encarar una adversidad o una tragedia.

Sigo mi periplo de agua en agua que me alivie del calor tórrido, y la siguiente parada me regala una tormenta de agua perfecta en Besalú. Lo primero que me pregunto al llegar a Besalú es porqué he llegado hasta aquí, y si este bonito pueblo medieval estaba en este itinerario raro de verano excepcional. Pero pronto me doy cuenta de que al viajero le llevan los pasos -ahora las ruedas de una furgoneta- por inercia a veces, o acaso, sin ser consciente, buscaba ya las huellas de “El puente de los judíos”, la novela de Martí Gironell que describe una localidad antigua de intrigas y traiciones. Sobre el río Fluviá se alza mágico este  Besalú judío cuyas calles, ahora anegadas por la lluvia de un fuerte aguacero, me atolondran y, refugiado bajo el techar exiguo de un garaje atemporal, no dejo de admirar las curvas, las corrientes y los aluviones que la lluvia sin tregua dibuja en el suelo, impecablemente empedrado, ahogando los suspiros de los judíos, anegando los sueños de los comerciantes del Medievo. El agua cae a borbotones bien dirigida entre  chorreras, provocando burbujas, hacia el Fluviá, donde un verdor de selva crece en sus orillas, y donde el viajero cree haber encontrado una paz ruidosa, monótona y refrescante ¿Hay otra paz distinta a la de la lluvia en el verano?

Y aún es otra agua la que provoca mi deseo en el retorno, y que me lleva hasta Alhama de Aragón, a su embalse de La Tranquera, también manso, también sin viento, pero implacable en sus orillas caprichosas, donde se miran las rocas de un color rojo fuego, y donde se tolera el baño manteniendo esa distancia nueva e imprescindible.

El viajero -cualquier viajero- encontrará placentero rememorar aquellas aguas y todas, antes de regresar al asfalto sereno de la gran ciudad sin agua que, abrasadora, redime al retornado en el conjuro de la rutina necesaria, donde hace tiempo que encontró su lugar, para soñar tal vez con huir, tal vez con volver, siempre.

Josu Bilbao. Periodista.

Josu Bilbao Munitiz es Licenciado en Periodismo y miembro de la asociación de escritores Primaduroverales desde 2015. Es coautor en los libros de relatos “Madrid Sky” y “2056 Anno Domini”. El cine y los viajes son dos de sus grandes pasiones.

Por Luis Marín

Se ha escrito mucho sobre la guerra civil española. Historiadores, incluso extranjeros, se han interesado por ese lamentable enfrentamiento que se produjo como consecuencia de un golpe de estado al orden establecido por la república de 1931. Ochenta y cuatro años después, a pesar de la tinta gastada, continúa habiendo un cierto negacionismo en determinados sectores de la sociedad española. Según declaraciones de Almudena Grandes, “… la cultura oficial que ha adquirido mayor difusión tiene mucho que ver con la versión silenciosa y evasiva que mantuvo la generación de los “abuelos”, versión de la que se han alimentado las generaciones posteriores, incapaces de comprender en su totalidad la historia contemporánea española”.

En “La forja de un rebelde”, trilogía de Arturo Barea, se hace un recorrido, con tildes autobiográficos, desde principios del siglo veinte hasta la guerra civil.

José María Gironella, en su trilogía “Los cipreses creen en Dios”, narra los años previos a la sublevación, con dos secuelas que abarcan la guerra y la posguerra.

También Lorenzo Silva le ha dedicado una novela en tono biográfico al general Aranguren “Recordarán tu nombre”.

Otros autores han escrito sobre episodios puntuales de la posguerra y la etapa franquista, como Dulce Chacón en su novela “La voz dormida” o las distintas novelas escritas en honor a las trece Rosas.

Me dejo muchas novelas y ensayos en el tintero, pero hoy me quiero referir al proyecto de Almudena Grandes “Episodios de una guerra interminable”, como ha querido llamarla la autora en homenaje a los episodios nacionales de Benito Pérez Galdós. Este año ha publicado la quinta entrega.

Después de su novela “El corazón helado”; donde Almudena Grandes aborda el regreso del cabeza de una familia de exiliados a un país irreconocible donde lo perdió todo a través de engaños; Almudena inició este proyecto con el episodio titulado “Ines y la Alegría” (2010). A este le seguirían “El lector de Julio Verne” (2012), “Las tres bodas de Manolita” (2014), “Los pacientes del doctor García” (2017) y “La madre de Frankestein” publicada en este año 2020.

La serie, pretende cubrir momentos significativos de la lucha antifranquista desde 1939 a 1964. Son novelas independientes que transportan al lector a épocas y situaciones de la era franquista que, para muchos, pueden ser reconocibles. Desde la invasión del valle de Arán por el ejército de la Unión Nacional Española, pasando por la guerrilla de Cencerro y el trienio del terror, el patronato de redención de penas y el nacimiento de la resistencia clandestina, la red de evasión de jerarcas nazis dirigida por Clara Stauffer, hasta la agonía de Aurora Rodríguez Carballeira en el apogeo de la España nacionalcatólica. Los que seguimos esta serie de novelas, esperamos ya con impaciencia la última entrega “Mariano en el Bidasoa” aunque haya que esperar un par de años.

Constituye, por tanto, una visión panorámica de una etapa de nuestra historia nacional que, aún ahora, presenta más sombras que luces acerca del origen de una dictadura que, algunos, pretenden poner en duda. Se confunden los personajes y hechos reales con los inventados en una trama de ficción magníficamente ambientada.

Es de sobra conocida la tendencia política de la autora y su preocupación por el entorno de la mujer que refleja en casi todos sus libros. También es conocida su actividad como columnista, poniendo siempre el acento en las políticas sociales hacia los más desfavorecidos.

Estas novelas tienen una lectura fácil, a pesar de estar llenas de metaficciones y estructuras literarias complejas, con respeto al lenguaje y las palabras. Como dice la propia autora, “Si perdemos palabras que nombren cosas estaremos perdiendo también esas cosas; la gente no llega a comprender hasta qué punto el lenguaje pobre empobrece el pensamiento, las experiencias y los placeres de la vida”.

Luis Marín es un gran lector y aficionado a la escritura, sin embargo se dedicó profesionalmente a las ciencias económicas. Es miembro de la asociación Primaduroverales. Es coautor de los libros Madrid Sky y 2056 Anno Domini. Ha resultado finalista en distintos certámenes literarios, el último de ellos el VI Certamen de Relatos Cortos de la UNED de Alcalá la Real (Jaén), y sus relatos han aparecido publicados en distintas antologías.