Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘A la caza de la palabra’ Category

 

Por Luis Marín

La cuarta edición del concurso de relatos Madrid Sky también nos ha dejado entradas para esta sección.

Me gustaría destacar en este caso las palabras encontradas en el relato que consiguió alzarse con el segundo premio “La posada al final de la tierra” de Jesús Gella.

Quizá me llamen la atención por mi condición de ignorante urbanita que tan sólo convive con plantas ornamentales y de jardín. Por eso, cuando leí “Al viajero le pareció que la voz salía de entre carozos secos que rechinaban al rozarse” tuve que acudir al diccionario para concluir que:

CAROZO: Corazón o raspa de la espiga del maíz después de desgranada

La voz de la vieja sonó entonces en mis oídos con la tonalidad que seguramente le quiso dar el autor.

cellisca-2Otro tanto me ocurrió cuando comprendí que un temporal de agua y nieve muy menuda, con fuerte viento se suele conocer como CELLISCA.

¿A que ahora se nota más ese frio que entra en los huesos y que no hay manera de combatir?

Más adelante “… los caminantes pueden disponer de colación y reposo” me obligó una vez más a consultar, porque la palabra es muy usada pero en otras acepciones más comunes.

COLACIÓN: 1.Acto de colar o conferir canónicamente un beneficio eclesiástico, o de conferir un grado de universidad.

  1. Cotejo que se hace de una cosa con otra.
  2. Territorio o parte de vecindario que pertenece a cada parroquia en particular.
  3. Refacción que se acostumbra a tomar por la noche en los días de ayuno.
  4. Refacción de dulces, pastas y a veces fiambres, con que se obsequia a un huésped o se celebra algún suceso.
  5. Conferencia o conversación que tenían los antiguos monjes sobre cosas espirituales.
  6. Porción de cascajo, dulces, frutas u otras cosas de comer, que se daba a los criados el día de Nochebuena.
  7. Arg., Col., Ec., El Salv., hond. Méx. Golosina hecha de masa moldeada en diferentes formas y recubierta de azúcar.

Tuve que llegar a la cuarta y quinta acepción para encontrar el sentido que tiene en este texto.

Arrabel (2)Y ya terminando el cuento “… con un chasquido que sonó como un arrabel…” Antes de arriesgarme a deducir su significado exacto en el contexto, volví al diccionario para comprobar que se trata de un instrumento musical de percusión, tradicional de la meseta central de España, perteneciente a la familia de los idiófonos, frotados o raspados. También se conoce en otras regiones como huesera o ginebra.

En fin, que no hay desperdicio en nuestro concurso si se quiere conocer todos los detalles.

Read Full Post »

Por Luis Marín

En un relato reciente de nuestra querida Lourdes aparece esta palabra, al menos en la superficie.

“Se llama palimpsesto (del griego antiguo “παλίμψηστον”, que significa “grabado nuevamente”) al manuscrito que todavía conserva huellas de otra escritura anterior en la misma superficie, pero borrada expresamente para dar lugar a la que ahora existe.

 

Reproducción una página del Palimpsesto de Arquímedes

Esta práctica de economía es muy antigua, pero se hizo frecuente en especial a partir del siglo VII a causa de las dificultades que entonces empezaron a surgir en el comercio del papiro egipcio, y se prolongó durante los cinco siglos siguientes a causa de lo costoso y escaso que era el pergamino y lo laborioso que era disponerlo para un uso apropiado, así como por la falta de papel, invento que no se conocía entonces y tardó en ser conocido y utilizado mucho tiempo después. Por ello se borraba el texto raspando la tinta con pumita (piedra pómez) y se volvía a escribir encima, aunque siempre quedaban restos de escritura poco visibles sobre el pergamino o vitela.

Y a partir del siglo XIX algunos eruditos y filólogos consiguieron restaurar la escritura antigua desaparecida de los palimpsestos con técnicas especiales, siendo comunes en la antigüedad la aplicación de tintura de agallas mediante un pincel o la llamada tintura de Giobert de sulfidrato de amoníaco, el uso de reactivos químicos y, en la actualidad, de forma menos agresiva, leerlos y transcribirlos mediante el uso de distintas variedades de luz que permiten contemplar los textos borrados sin erosionar físicamente el documento.

Uno de los más célebres palimpsestos es el que descubrió Barthold Georg Niebuhr en Verona en 1816. Contenía las Institutiones del célebre jurisconsulto romano Gayo imperfectamente raspadas para escribir encima las obras de San Jerónimo. Después, en 1822, el cardenal milanés Angelo Mai encontró bajo la escritura de diversos palimpsestos numerosos fragmentos de autores antiguos como Homero, Símaco, Dion Casio, cartas de Antonino y Marco Aurelio, el De re publica de Cicerón y, en 1853, gran número de fragmentos de los Santos Padres.”

Toma castaña. La verdad es que en este taller raro es el día que no nos llevamos una sorpresa o literaria o lingüística. ¡Qué trabajo!

Read Full Post »

En uno de los relatos que estamos dedicando al año 2056, escrito por María Sánchez Robles, aparecieron las palabras trieja y cuatreja. Evidentemente todavía no están recogidas por la RAE, que en estas cosas del amor va un poquito lenta ¿Qué significan?

Trieja: Es la relación sentimental más o menos estable formada por tres personas.

Cuatreja: Es la relación sentimental más o menos estable formada por cuatro personas.

Como concepto general tendríamos el poliamor, palabra que empieza a extenderse y que está recogida en la Wikipedia. Poliamor es un neologismo que significa tener más de una relación íntima, amorosa, sexual y duradera de manera simultánea con varias personas, con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los amores involucrados. También nos habla de poliamor la escritora Lucía Etxebarria en su último libro: Más peligroso es no amar.

Para situar las dos palabras en contexto, transcribimos un fragmento del relato 2056, Una odisea en el amor, de María Sánchez Robles.

SUSANA: Anda que si todavía existieran pensiones, no habría ni para empezar, con tan pocos jóvenes trabajando y los mayores que parece que no queremos irnos nunca de este mundo… ¿Sabías que la esperanza de vida ronda los 110 años en el western side? En fin, ¿y tu hijo tiene pareja o trieja, o cuatreja como su hermano?

NATI: Not really, pero en las redes sociales se define como poliamoroso, así que el día de mañana se me presenta con tres más en Nochebuena.

SUSANA: Pues estaría genial, ¿no? Eso sí que sería una familia numerosa. ¡Podríais llegar a ser nueve en Christmas! No como nosotros, digo nosotras, que solo somos dos…

NATI: Hombre, a mí no sé si me hace tanta ilusión lo las big families, tía. Cocinar para ocho hoy en día no es tan fácil, con la cantidad de dietas diferentes que hay… ¿Te acuerdas de cuando se ponía embutido y langostinos for everybody? ¡Qué tiempos aquellos! ¡Quién los pillara! Eso ahorraba una cantidad de problemas…

Read Full Post »

En más de una ocasión hemos hablado en “A la caza de la palabra” de nuestro compañero manchego Juan Santos. El motivo es que no hay relato en el que no nos deje alguna perla de su tierra. Los relatos de ayer debían tener como escenario las fiestas de un pueblo, y Juan no había leído ni dos párrafos cuando todos tuvimos la sensación de estar bailando en el recinto ferial de Villanueva de Jamila. Allí, cerca del puesto de los pollos, nos dejó la palabra pampaneo.

Pollos asados

Se saludaron y recordaron viejos tiempos. Les presentó a su marido y a su hijo y le preguntó si tenían ellos niños. El muy canalla se apresuró en contestar: tu amiga Cecilia es una inútil que no tienen gracia para eso. Habían pensado tomar algo juntos una cerveza, pero viendo el pampaneo se despidieron precipitadamente. Cecilia se despidió con los ojos arrasados.

Fragmento del relato La conga, de Juan Santos.

¿Qué es el pampaneo? ¿Existe el verbo pampanear? La RAE no lo registra, sin embargo la palabra es de uso común en La Mancha. Juan la usó en su relato en el sentido de realizar comentarios inoportunos, indiscretos; sin embargo en el diccionario El Bienhablao, una obra de referencia que recoge más de dos mil términos empleados en la zona de la Mancha, idea de Ángel de Mora Ródenas, y que recomiendo visitar, se registra la siguiente definición:

PAMPANEO

Definición: Pequeña vuelta o paseo que se da para ver lo que se cuece por ahí.

Así que, por favor, ¿alguien sabe de verdad qué es el pampaneo?

Read Full Post »

Las normas cambian. Algunos cambios nos gustan más y otros no tanto. Antes no había tantas rotondas en las carreteras y ahora el coche que circula por la rotonda tiene preferencia. Antes se podía circular a más de 120 km/h y ahora no. Antes el portero de un equipo de fútbol podía coger el balón con las manos cuando se lo cedía un compañero y ahora esa acción se sanciona con falta. Antes se fumaba en los restaurantes, en el Parlamento, en las aulas, en los aviones y ahora esto es impensable. Con el lenguaje y la ortografía sucede lo mismo. Las reglas cambian, nos guste o no.

«El empleo tradicional de la tilde en el adverbio solo no cumple el requisito fundamental que justifica el uso de la tilde diacrítica, que es el de oponer palabras tónicas a palabras átonas. Por eso, a partir de ahora se podrá prescindir de la tilde en esta forma incluso en casos de ambigüedad. La recomendación general es, pues, la de no tildar nunca estas palabras». Esa fue la norma aprobada por las veintidós Academias de la Lengua Española en 2010 en Guadalajara (México), reflejada en la «Ortografía de la Lengua Española» publicada ese mismo año.

Desde entonces, solo, ya sea adjetivo o adverbio, no lleva tilde según las normas generales de la Ortografía de la lengua española.

La Ortografía señala que «la palabra solo, tanto cuando es adverbio como cuando es adjetivo, así como los demostrativos esteese aquel […], son voces que no deben llevar tilde según las reglas generales de acentuación». Ni siquiera en casos de ambigüedad es necesaria (aunque sí es admisible) la tilde del adverbio soloSí se considera falta de ortografía, en cambio, tildar el adverbio solo cuando no existe riesgo de ambigüedad.

Ya está claro ¿verdad? ¡Pues no!, sigue sin estar claro. La ejecución de la nueva norma sigue sin estar clara, y como demostración algunas opiniones de escritores y lingüistas reconocidos, a las que podríamos añadir la de algún compañero de este blog.

Diego Moreno, editor de Nórdica: «Al principio decidimos seguir la norma de la RAE, pero desde enero de 2013 hemos vuelto a poner el acento porque quitarlo era como empobrecer la lengua».

Sergio del Molino, escritor: «Yo no sólo pongo la tilde diacrítica, sino que pido a todos los editores de mis libros que me la respeten en los textos. A veces lo hacen, y otras no».

Pere Gimferrer, escritor y académico: «Al igual que Javier Marías y Arturo Pérez-Reverte, yo he mantenido la tilde en mi escritura. En mis últimos libros sigo escribiendo sólo con acento».

Manuel Vilas, escritor: «Es oportuno que la RAE actualice y democratice la ortografía del español. También hubo gente que se rasgó las vestiduras al quitar la tilde a fué».

Luis Alberto de Cuenca, poeta: «Yo, la verdad, soy bastante disciplinado y sigo ad pedem litterae las directrices de la Academia. Me gusta que haya sabios que dicten normas. Creo en la auctoritas».

vaso de tubo

Hay diversidad de pareceres, ¿no es cierto? Ahora en los bares de copas te ofrecen una gran cantidad de ginebras para preparar combinados, las hay de todas clases, con sabor a fresa, a frutas, a geranio, a bergamota, a especias. Se ofrecen en copa de balón fabricadas con cristales especiales para permitir que la ginebra se expanda con la tónica y poder apreciar mejor los distintos aromas de todos los compuestos cítricos y botánicos que lleva. Sin embargo, en el rincón de la barra siempre habrá un tipo con su Larios tomándose un clásico Larios con coca cola en vaso de tubo y, algunas veces, yo seré ese tipo a pesar de haber escrito este artículo.

Read Full Post »

¿Hay números más listos que otros?, ¿o más guapos, más inteligentes, o más chulos? Es el 5 más dulce que el 7, o el 4 más estudioso que el 2, o el 8 más chulo que ninguno… ¿no? Entonces, ¿por qué decimos “ser más chulo que un 8”?

Con frecuencia empleamos los dichos populares sin pensar en ellos, sin pensar en su origen. Dicen que este dicho nació en nuestro barrio y tiene que ver con las fiestas de San Isidro que acabamos de pasar. Estos días nuestras calles se han llenado de chulapos y chulapas que llegaban a la pradera a pie, en autobús, en metro o en coche, pero hace años el medio de transporte habitual para desplazarse por Madrid era el tranvía, que desapareció de nuestras calles hace tiempo.

La línea ocho tenía un recorrido que iba desde la Puerta del Sol hasta San Antonio de la Florida, y era el que se utilizaba para llegar a la ribera del Manzanares. En las fiestas de San Isidro, en mayo, el tranvía solía ir repleto de chulapos y chulapas. La ironía popular se encargó de acuñar esta expresión, con la suposición de que no puede haber algo más chulo que un tranvía cargado de chulapos, el tranvía número ocho. De aquí la expresión ser más chulo que un ocho, que define a alguien que viste bien y tiene un toque de desvergüenza y presunción.

tranvía n 8tranvía n 8 Tranvia_Madrid_8

Read Full Post »

Acompañando al pastor que perseguía a la loba por los pirineos, de la mano de Aitor, la boira nos alcanzó, en varias ocasiones, en los amaneceres de la profundidad de los valles.

Me llamó la atención la palabra, porque al leerla me recorría la espalda un escalofrío y  las manos se enfriaban. La misma sensación que me producía la niebla en mi ciudad, cuando la visibilidad en los inviernos fríos se reducía a pocos centímetros.

Pero en los valles pirenaicos y detrás de un animal que había matado muchas ovejas de los rebaños, hablar de niebla se quedaría corto. En un ambiente tan bucólico, la boira es más adecuada.

Read Full Post »

Older Posts »